Andalucía

El PP se quedará con Hacienda en un gobierno con 10 consejerías

  • Juan Marín aspira a comandar los ajustes en la Administración paralela desde su vicepresidencia

Juanma Moreno y Juan Marín, en el Parlamento. Juanma Moreno y Juan Marín, en el Parlamento.

Juanma Moreno y Juan Marín, en el Parlamento. / Raúl Caro / Efe

Comentarios 18

La llegada de Juanma Moreno al sillón de San Telmo depende de que, finalmente, Vox se sume al acuerdo de PP y Ciudadanos. Mientras los populares intentan convencer a Santiago Abascal y los suyos, las negociaciones de los dos socios avanzan con el reparto de las áreas del futuro ejecutivo, que, presumiblemente, contará con 10 consejerías.

Los datos que se van conociendo son consecuentes con los intereses de populares y naranjas. Desde la negociación explican que, ahora mismo, el PP se quedará con el departamento de Hacienda, pero despojado de las competencias en Administración Pública.

A pesar de estas revelaciones, la negociación va paso a paso, explican desde el PP. Después del pacto programático, la actual etapa está centrada en atar la llegada de Juanma Moreno a la Presidencia. Sólo después de ese paso comenzará el reparto efectivo de unas consejerías que, de momento, no tienen definidas ni sus estructuras.

Como muestra de un mayor control en el gasto, el Gobierno del cambio tendrá 10 consejerías, tres menos que en la actualidad, más la Presidencia de Juanma Moreno. Ciudadanos quiere que Juan Marín, que será el vicepresidente, asuma competencias de un verdadero número dos de la Junta; es decir, busca ser también un consejero de Presidencia.

Esto es muy complicado, puesto que el consejero de Presidencia es el coordinador del resto de consejeros, es la persona que preside los llamados consejillos, las reuniones de los viceconsejeros previas a las reuniones del Gobierno.

Esta es una discusión en marcha. El malagueño Elías Bendodo es el hombre llamado a ser consejero de Presidencia; si Ciudadanos consiguiese que el PP no tuviese ese departamento, habría que buscar nuevas fórmulas, como un coordinador de Presidencia con rango de viceconsejero.

Marín será hombre fuerte en este futuro gobierno. Si es cierto que su socio se queda con Hacienda, habrá un equilibrio contrapeso en Ciudadanos. Las áreas susceptibles de caer bajo dominio naranja son Empleo, Economía y puede que Educación.

Para Marín se reserva un departamento encargado de la reducción de la Administración paralela y el resto de competencias relacionadas con la regeneración democrática. Es uno de los caballos de batalla de Ciudadanos y tiene sentido que sean ellos quienes gestionen la lucha contra la corrupción.

La realidad de las críticas al Gobierno del PSOE

Uno de los problemas que ahora descubren los negociadores del PP y de Ciudadanos es que no todas sus críticas a los Gobiernos del PSOE estaban fundadas. Por ejemplo, la reducción del número de consejerías: José Antonio Griñán ya lo hizo, el resultado fue unos macrodepartamentos muy difíciles de gestionar con un ahorro más bien escaso, por no decir nulos. 

Aun así, hay fórmulas que pueden resultar menos gravosa: Cultura y Turismo casan bien juntos en Andalucía, donde hay un patrimonio histórico y expresiones populares, como el flamenco, que sirven como polos de atracción de visitantes. Empleo y Asuntos Sociales también pueden unirse, y alguna consejería económica, como la propia de Economía, puede asumir Industria e Innovación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios