Política

El PP saca músculo en Málaga

  • Los populares presumen de unidad y estabilidad interna de cara al XVIII Congreso Nacional que se celebrará el próximo fin de semana

Los dirigentes del PP, ayer, antes del acto de presentación de la ponencia económica que los populares llevarán al XVIII Congreso Nacional del partido. Los dirigentes del PP, ayer, antes del acto de presentación de la ponencia económica que los populares llevarán al XVIII Congreso Nacional del partido.

Los dirigentes del PP, ayer, antes del acto de presentación de la ponencia económica que los populares llevarán al XVIII Congreso Nacional del partido. / Daniel Pérez / EFE

Quién iba a imaginar en el seno del PP hace dos meses que el movimiento de Pablo Iglesias de programar la Asamblea de Podemos (Vistalegre II) el mismo fin de semana que el XVIII Congreso Nacional de los populares podría jugar a su favor. No sólo han sabido sacar partido de la crisis interna de la formación morada sino que han aprovechado esta coyuntura para sacar músculo en "estabilidad y unidad". Para muestra, una imagen: entre bromas, aplausos, halagos y risas, el PP presentó ayer en Málaga la Ponencia Económica y de Administración Territorial coordinada por su vicesecretario de Autonomías y Ayuntamientos, Javier Arenas, y que será debatida en el cónclave del 10 al 12 de febrero.

Un preámbulo en el que el leitmotiv fue mostrar la cohesión del PP, que se presentó como "el partido de los españoles, sin confundirlo con populismo", según remarcó Arenas: "Somos cercanos porque oímos más que hablamos y buscamos solución a los problemas. Somos el partido de la gente".

Los ministros del área económica ponen en alza los "buenos datos" en materia de empleo

Los populares presumieron de esta unidad haciendo gala de la estabilidad de su formación frente a las guerras internas en el seno de partidos como PSOE o Podemos, a los que hicieron referencias indirectas. "Podemos sentirnos orgullosos de estar unidos, aunque no esté de moda ni dé grandes titulares. Y porque estamos unidos, podemos gobernar con estabilidad. ¿Cómo van a gobernar un país tan complejo si no son capaces de gobernarse a sí mismos?", se preguntaba la vicepresidenta del gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, quien clausuró el acto junto al presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno. En la misma línea se manifestó el portavoz del PP andaluz, Elías Bendodo, quien recalcó que el PP "antepone el debate sobre las ideas frente a la lucha de los personalismos".

Hubo también palabras de alabanza para la gestión del Ejecutivo de Rajoy en materia de economía y empleo. La ministra Fátima Báñez destacó los "positivos" datos en esta área y se marcó como objetivo "continuar creciendo" en la misma dirección para "completar la tarea que se ha dejado a la mitad" después de estos cinco años.

Una línea de trabajo que fue elogiada igualmente por los otros dos ministros del área económica del Gobierno presentes en el acto: el responsable de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, y el de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro. Junto a los ministros, desfilaron numerosos dirigentes populares como el presidente del PP en el País Vasco, Alfonso Alonso; el presidente del PPdG y de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo; y el coordinador general del PPC, Xavier García Albiol, entre otros cargos.

Un prólogo de cara al próximo fin de semana que supone una inyección de optimismo, ya que la cúpula del PP llega más unida que nunca al haber conseguido cerrar los debates surgidos tras la formación de Gobierno -como la legislación de la maternidad subrogada, la limitación de mandatos o si María Dolores de Cospedal se mantendrá al frente de la secretaría general- y que serán también protagonistas en la cita.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios