Sesión de control

El Presupuesto andaluz de 2019 se queda para un nuevo Gobierno

  • Si las elecciones fuesen a finales de noviembre, la Cámara puede estar constituida antes de final de año

Susana Díaz, durante la sesión de control de este jueves. Susana Díaz, durante la sesión de control de este jueves.

Susana Díaz, durante la sesión de control de este jueves. / Europa Press

Comentarios 3

Todos se acusan de estar en modo electoral, el Parlamento andaluz se ha convertido en una cámara para el monocultivo, donde sólo se habla de urnas. A pesar de que el líder de IU, Antonio Maíllo, le repitió dos veces la misma pregunta, correctamente, formulada, la presidenta Susana Díaz respondió con el equívoco. En 2017, en “un alarde de estabilidad, su palabra mágica”, le dijo Maíllo, el Gobierno andaluz llevó el proyecto de Presupuestos de la Junta al Parlamento un mes antes de lo correspondiente. “¿Cuándo traerá el proyecto de Presupuestos?”, le preguntó, a lo que Susana Díaz respondió: “Andalucía tendrá Presupuestos en 2019”.

Claro que los habrá, pero lo que la oposición trata de saber es si será un nuevo Gobierno, ya salido de las urnas, el que redacte y promueva esas nuevas cuentas.

Finales de octubre

Probablemente, será así. Susana Díaz ha sostenido en la sesión de control de este jueves lo que es obvio, que todos están en modo de elecciones, por lo que será imposible sacar algún acuerdo adelante. Ni Presupuestos ni más iniciativas; a lo sumo, la Ley de Igualdad, que se aprobará la última semana de septiembre. En los días siguientes, según todos los cálculos, Susana Díaz disolverá la Cámara y pondrá la fecha de los comicios. Si fuese a final de noviembre o el 2 de diciembre, la Cámara estaría constituida antes de final de año.

El Estatuto da 25 días para constituir el Parlamento, peor no fija plazo para la primera votación del presidente

A pesar de no contar con apoyos para las cuentas, la presidenta adelanta que los Presupuestos de 2019 serán “expansivos”. Ha habido un aumento de los ingresos fiscales, pero si una nueva senda de déficit, y eso dependen del Congreso y del Senado, la Junta tampoco tendrá para demasiadas alegrías. En caso de que, en efecto, las Cortes nacionales aprobasen esta hoja de ruta del déficit, así como los adelantos a cuenta previstos, la comunidad podría aumentar el gasto en 1.000 millones de euros.Pero esto último depende de Pedro Sánchez, de Podemos y de los independentistas catalanes, que tendrían que modificar la Ley de Estabilidad para eliminar el veto del Senado. Por tanto, en Andalucía ni hay acuerdo para las cuentas, pero, aunque lo hubiese, tampoco habría una información suficiente para aprobar un Presupuesto adecuado.

Inestabilidad

Todo ello lleva a mirar, de nuevo, el calendario electoral. Antonio Maíllo acusó a Susana Díaz de no haber salido nunca de la campaña y la presidenta, a su vez, criticó que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, “lleve 96 horas”, creando “inestabilidad” en Andalucía. El líder del PP, Juanma Moreno, ha dado por hecho también que la legislatura toca a su fin por un adelanto electoral y acusó al PSOE y a Ciudadanos de “jugar” con la estabilidad de la comunidad.

No hay más tema, esta legislatura ha concluido. Se constituirá la comisión de investigación de la Faffe, la extinta fundación de la Consejería de Empleo, pero ni siquiera llegará a constituirse.

Si las elecciones fuesen a finales de noviembre o principios de diciembre, el nuevo Parlamento quedaría constituido antes de fin de año. El Estatuto da un plazo de 25 días para que se constituya la nueva Cámara, aunque no fija cuándo se produciría la primera votación para elegir presidente. Si los resultados fuesen claros, la Junta volvería a tener un Gobierno en enero, por lo que podría haber Presupuesto en febrero.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios