Memoria Democrática La Macarena cumplirá "escrupulosamente" la nueva ley para exhumar a Queipo

Andalucía

Salud estima "muy probable" la dosis de recuerdo en las residencias

  • Aún hay alrededor de medio millón de andaluces reacios a la administración de la primera vacuna

Salud estima "muy probable" la  dosis de recuerdo en las residencias

Salud estima "muy probable" la dosis de recuerdo en las residencias

La campaña vacunal ha dado un salto cualitativo con la administración de la dosis adicional a las personas inmunodeprimidas graves, que ayer dio inicio en Andalucía, y hará una pirueta el día en que las autoridades aprueben la dosis de recuerdo para otras poblaciones. Aún no hay fecha, pero llegará. Además del resto de pacientes con algún tipo de debilidad en su sistema inmune, a quienes la pauta vacunal apenas los dota de la protección ante el curso complicado del Covid-19, es cada vez más factible que sean los ancianos los próximos en recibir una tercera dosis, la llamada de recuerdo.

La Consejería de Salud considera en la última actualización de la instrucción vacunal, publicado ayer, que "es muy probable" que sea "necesaria la administración de una dosis de recuerdo" en las personas con más de 65 años a causa de "la menor respuesta" inmune, "unido a su menor duración", lo que los expertos denominan "inmunosenescencia".

Los especialistas distinguen entre "dosis de recuerdo", que es "para personas que respondieron a la primovacunación", y "dosis adicional", que se centra en aquellos que tienen "el sistema inmune debilitado" y "que no respondieron adecuadamente a la primovacunación". "Las dosis de recuerdo" se emplean para "restaurar la protección si se pierde con el tiempo", mientras que "las adicionales" están dirigidas a las "personas que, por tener el sistema inmune debilitado, no alcanzan el nivel de protección adecuado a la pauta para la población general".

Pese a que la Organización Mundial de la Salud (OMS) clama por acelerar la vacunación en los países menos desarrollados antes de que los llamados países ricos acometan la aplicación de las dosis de recuerdo o la inmunización de la población con menos de 12 años, no parece probable que así acabe siendo. La OMS, como es sabido, es experta en el ejercicio de predicar en el desierto. La paradoja de la campaña de vacunación en los países ricos radica en estos momentos en que, mientras la urgencia es acuciante en África y Latinoamérica, un importante número de ciudadanos occidentales es reacia a vacunarse.

El caso no es tan flagrante en Andalucía y en España, compuesta de una sociedad proclive a seguir las recomendaciones médicas, pero sigue habiendo un significativo número de personas que todavía son reacias a ponerse siquiera la primera dosis. En Andalucía quedan cerca de 800.000 ciudadanos sin vacunarse; de ellos, unos 169.240 lo son porque han pasado recientemente la enfermedad. Los más reticentes, según informan los expertos, pertenecen a los grupos etarios con más de 30 años, cuya suma ofrece una cifra de unas 460.000 personas, según los datos diarios del informe del Ministerio de Sanidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios