Vivir Todo lo que puedes hacer gratis en Sevilla por la Noche en Blanco

Andalucía

Vox se despide de Olona: "Este es el fin del camino"

  • Espinosa de los Monteros alega que se está utilizando a la ex parlamentaria para dañar al partido

Macarena Olona, en el Camino de Santiago

Macarena Olona, en el Camino de Santiago / Eliseo Trigo / Efe

Vox se ha cansado de la deriva de su ex diputada Macarena Olona. Su portavoz en el Congreso, Iván Espinosa de los Monteros, ha acabado con cualquier duda sobre su pertenencia al partido: "Este es el fin del camino, le deseamos lo mejor en lo político y nos tendrá siempre a su disposición en lo personal". Espinosa de los Monteros ha argumentando que hay personas que intentan dañar a Vox "a través de ella".

Macarena Olona renunció a su escaño en el Parlamento andaluz sólo un mes después de las elecciones del 19 de junio. Duró dos plenos en su escaño, del que dimitió con la excusa de que tenía un problema de salud, del que después se recuperó, pero desde el mes de agosto ha ido amagando con regresar a la política. Dentro o fuera de Vox, nunca lo ha aclarado. Al volver de Panamá, donde había fallecido su padre durante la campaña electoral, anunció que iba a realizar el Camino de Santiago y, desde entonces, fue dejando mensajes en las redes en los que daba a entender de un regreso.

Molesto con ella, el líder de Vox, Santiago Abascal, aseguró que Olona no militaba en el partido y que era ella la que lo había "abandonado". Olona ha seguido en su deriva, hasta que este jueves Espinosa de los Monteros ha dado carpetazo al asunto. 

Durante un encuentro con periodistas en el Congreso, Espinosa de los Monteros ha descartado la posibilidad de que vuelva a ocupar un puesto de primera línea en Vox. Según ha explicado, el partido ha tomado esta decisión "a la vista de las cosas que se están publicando" y "cómo está siendo utilizada para hacer daño a un proyecto como el de Vox".

El portavoz ha indicado que "a la vista del daño que se está haciendo a través de ella, lo que podemos decir es que este definitivamente es el fin del camino, le deseamos lo mejor en lo político y nos tendrá siempre, y a mi personalmente, a su disposición para cualquier asunto personal". Espinosa de los Monteros ha reconocido hacer este anuncio con "enorme dolor" y "enorme cariño simultáneamente". "Lo que está sucediendo con ella nos está causando un enorme dolor a gente que le tenemos cariño y lo único que puedo decir es que estaremos siempre a su disposición para cualquier asunto personal", ha asegurado.

La tesis de la dirección de Vox es "está siendo utilizada" para "hacer daño" a Vox, un proyecto, que ha subrayado que "lleva ya ocho años, tiene 70.000 afiliados, 3,6 millones de votantes y muchos voluntarios "que hacen un trabajo silencioso y abnegado".

Hasta ahora, el líder de Vox, Santiago Abascal, se había limitado a emplazar a Olona a decidir si quería volver a la política y afiliarse de nuevo a Vox o, en cambio, había decidido recuperar su puesto en la Abogacía del Estado como anunció cuando renunció a su escaño en el Parlamento andaluz el pasado mes de julio.

Polémica candidatura

La candidatura de Olona fue muy polémica desde sus momentos iniciales, a causa de las falsedades de la que entonces era diputada en el Congreso. En una sesión de la Cámara, se despidió para presentarse a las elecciones andaluzas del 19 de junio, pero el documento que entregó no era una renuncia, sino una comunicación en la que ligaba el cese al momento en que se validasen las listas de modo oficial.

Después se supo que se había empadronado en la población granadina de Salobreña. Sostuvo que era una residencia habitual, pero el propietario de la casa. dirigente de Vox en el municipio, aclaró que no era así, que sólo le había dado permiso para solventar este requisito legal de la candidatura.

Durante la campaña electoral, Macarena Olona apenas protagonizó mítines, sólo participó en algunos con Santiago Abascal. De hecho, buena parte de esos días lo cubría con la publicación de algún vídeo en las redes. El resultado electoral no fue tan malo, superó en dos escaños de 2018 y se quedó con 14 diputados, pero se había marcado unas expectativas muy altas: ser vicepresidenta con Juanma Moreno en un Gobierno de coalición. 

Olona aseguró la noche electoral que su territorio político seguiría siendo Andalucía, y participó en la sesión de investidura de Juanma Moreno. Sin embargo, evidenció sus problemas con el grupo en la elección del senador por designación autonómica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios