Elecciones Andalucía

El 'superdomingo' complica un posible bloqueo tras el 2-D

  • Si Pedro Sánchez convoca generales para el 26 de mayo, los partidos se pueden ver tentados de esperar al resultado para buscar alianzas

Una mujer introduce su voto en la urna en las pasadas elecciones andaluzas. Una mujer introduce su voto en la urna en las pasadas elecciones andaluzas.

Una mujer introduce su voto en la urna en las pasadas elecciones andaluzas.

Comentarios 1

El ministro de Fomento y número dos del PSOE, José Luis Ábalos, ha confesado que la falta de acuerdo presupuestario puede llevar a una convocatoria de las generales para el 26 de mayo, domingo para el que están fijadas las elecciones europeas, municipales y las de buena parte de las comunidades autónomas. Sin Presupuesto, explicó Ábalos en Madrid, las generales pueden ser en marzo, el 26 de mayo o en otoño. Las dos primeras opciones complicarían la elección del presidente de la Junta en el Parlamento si, tal como avanza el barómetro de Metroscopia, Susana Díaz necesita el apoyo de Adelante Andalucía para ser investida.

Una vez que se reúna el Parlamento para elegir al presidente de la Cámara el 27 de diciembre, será éste quien fije el primer pleno de investidura. Como no habrá mayoría absoluta, si Susana Díaz ganase con un resultado similar al de Metroscopia, necesitaría más síes que noes para ser elegida. Con este balance, no basta la abstención de Adelante Andalucía. Deben votar sí. Hasta ahora, Teresa Rodríguez y Antonio Maíllo le niegan el apoyo, lo supeditan a "acuerdos puntuales".

Si no es elegida en esa primera tanda, el presidente de la Cámara convocará el pleno para votar cuantas veces sea preciso. Si las elecciones generales fuesen en marzo, los partidos preferirían esperar. Las alianzas andaluzas estarían condicionadas por el resultado nacional. Es decir que el posible bloqueo al que apunta la encuesta tomaría cuerpo.

Esperar al 26 de mayo tiene una complicación. Una vez que se celebre la primera votación de investidura en el Parlamento andaluz, se debe elegir al presidente de la Junta en el plazo de dos meses; si no es así, habría repetición electoral. El Estatuto no marca un plazo para esa primera sesión, pero si fuese a mediados de enero, en marzo, como muy tarde, debería haber presidente. Si no lo hubiese, se convocarían unos comicios andaluces que, por fuerza, serían el 26 de mayo.

En España hay que dejar un espacio de, al menos, dos meses entre una elección y la siguiente.

Pero el presidente del Parlamento también podría maniobrar ante una falta de acuerdo, dejando el primer pleno de investidura para febrero. Sería una maniobra con mucha contestación porque se estaría admitiendo, desde un principio, la posibilidad de la repetición electoral, otra convocatoria de incierto resultado.  

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios