Las claves del día Suscríbete a nuestra 'newsletter' y recíbela cada mañana de lunes a viernes

Sucesos

Un muerto y un herido grave tras estrellarse un ultraligero en Trebujena

  • El aparato, que iba ocupado por dos tripulantes con experiencia en vuelo, cae al suelo en las inmediaciones del aeródromo

Manuel Ocaña, un mecánico especialista en electrónica de aparatos de aviación, de unos 50 años de edad, vecino de El Puerto, falleció ayer en las inmediaciones del aeródromo de Trebujena al estrellarse el ultraligero en el que volaba junto con un militar jubilado, A.Q., vecino de Jerez, que resultó herido de gravedad en el accidente. El propietario del aeródromo, Antonio de la Herrán, explicó ayer que Ocaña tenía amplia experiencia como piloto y que, en principio y a salvo de lo que determine una investigación, le parece que el siniestro fue originado por un fallo estructural del aparato.

 

De la Herrán comentó a este periódico que los dos tripulantes del ultraligero volaban habitualmente, que era una actividad cotidiana para ellos, y que ayer estaban realizando un vuelo a baja altura, a unos cincuenta metros del suelo. El aparato cayó de morro y dio una vuelta de campana. Unos electricistas que se encontraban por la zona fueron testigos del accidente.

 

El propietario del aeródromo de Trebujena señalo que él mismo voló días atrás en el mismo ultraligero que ayer se estrelló y además con uno de los tripulantes que lo usaban ayer.

 

El aparato pertenece a varias personas y es uno de los más de veinte que suele haber en las instalaciones del aeródromo, entre los que también hay alguna avionteta.

El accidente ocurrió hacia las doce de la mañana. Manuel de la Herrán explicó que se trata del primer siniestro que se produce en el aeródromo y que oficialmente lleva abierto cinco años.

 

Los bomberos, agentes de la Policía Nacional y de la Local de Trebujena, miembros de la Guardia Civil y personal de los servicios sanitarios se desplazaron inmediatamente al lugar del siniestro. El herido fue rápidamente trasladado al hospital de Jerez.

 

El ultraligero se estrelló en una loma y las condiciones del terreno dificultaron el rescate de los tripulantes. Un vehículo de los bomberos quedó atrapado en un carril a a causa la tierra blanda y mojada con la que se encontró en su camino hacia el aparato siniestrado. Tuvo que ser auxiliado por una pala excavadora para poder regresar a la carretera.

El alcalde de Trebujena, Jorge Rodríguez, se mostró ayer apenado por lo ocurrido. "Lo extraño", comentó, "es que se trata de gente experta. No estaban haciendo un vuelo de aprendizaje ni nada parecido. Ambos eran usuarios habituales de la instalación, iban todos los fines de semana. Eran aficionados de toda la vida".

 

A la espera del resultado de la investigación sobre las causas del accidente que realizará la Guardia Civil, Jorge Rodríguez coincidió con el propietario del aeródromo en que todo apunta a un fallo del aparato.

 

El alcalde conocía al fallecido y también al herido. Se los habían presentado y había compartido con ellos y otras personas alguna comida en un campo de tiro que se encuentra cerca del aeródromo.

 

Jorge Rodríguez explicó que el aeródromo es un importante recurso turístico y deportivo de Trebujena y que forma parte de las infraestructuras turísticas de la localidad. Las instalaciones  atraen a muchos aficionados a volar en ultraligeros o avionetas. Acuden visitantes de diferentes puntos de España.

 

El pasado agosto, el aeródromo de Trebujena apareció mencionado en una noticia sobre un accidente porque desde allí había despegado un ultraligero cuyo piloto se desvaneció al sufrir un infarto y murió. El aparato acabó estrellándose en un campo de naranjos, en las inmediaciones de aeropuerto de Sevilla. La esposa del piloto se hizo con los mandos del ultraligero con la ayuda por radio del centro de control del aeropuerto. La mujer salió con vida del accidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios