Arte Isbilya se cita con lo sublime por Navidad

  • La firma celebra el día 18 una subasta extraordinaria en la que destaca un 'San Lorenzo' de Murillo.

  • Alonso Berruguete, Juan de Mesa o Pedro de Mena son otros autores del catálogo

El 'San Lorenzo' de Murillo. El 'San Lorenzo' de Murillo.

El 'San Lorenzo' de Murillo. / Juan Carlos Vázquez

Isbilya celebrará el próximo día 18 una subasta extraordinaria de Navidad en la que destaca un San Lorenzo que el especialista Enrique Valdivieso considera una obra de madurez en la trayectoria de Bartolomé Esteban Murillo. El lienzo habría sido pintado entre 1655 y 1660 y entabla un diálogo con otra creación del maestro barroco, un San Esteban que custodia la colección Velutini de Caracas y con el que guarda visibles paralelismos.

En este San Lorenzo, que sale a puja por 400.000 euros, Murillo se basta con pocos elementos para demostrar su maestría: un sutil rayo desciende e ilumina la figura principal, ataviada con una dalmática que el artista traza con rotunda minuciosidad. Es el rostro del santo, que invita a la piedad y el recogimiento, como señala Valdivieso, el que conmueve al espectador "con su mirada puesta en el cielo, en el que se plasma una profunda serenidad y una acentuada espiritualidad promovidas por la fuerza que le otorga su fe, en el momento de aceptar la crueldad y los sufrimientos que va a padecer en su martirio".

'San Pedro de Alcántara' de Pedro de Mena. 'San Pedro de Alcántara' de Pedro de Mena.

'San Pedro de Alcántara' de Pedro de Mena. / Juan Carlos Vázquez

La subasta extraordinaria ofrece también otro murillo que el autor realizó por las mismas fechas, La paciencia del santo Job, un óleo que sale a la venta por un precio inicial de 260.000 euros. El genio sevillano planteó esta escena como parte de una serie que recreaba distintos pasajes del Antiguo Testamento como Moisés con las Tablas de la Ley o el sueño de Jacob. Murillo dispone en un paisaje nuboso en el que exhibe un portentoso dominio de la luz dos actitudes opuestas: la calmada resignación con la que Job se mantiene fiel a Dios pese a la adversidad –su cuerpo, plagado de llagas, da cuenta de sus padecimientos– y la severa crispación con que la esposa observa a su resignado marido.

La alargada sombra de Murillo está presente además en otras piezas del catálogo: del onubense Juan Ruiz Soriano, uno de sus discípulos más destacados, sale a puja (40.000 euros, precio inicial) San Francisco y las tres santas; y a partir de 34.000 se puede adquirir una Inmaculada atribuida al maestro y su taller que parece ser un boceto de la conservada por la National Gallery de Londres. Interesante resulta también el Retrato de Gaspar de Guzmán y Pimentel, Conde-Duque de Olivares, una pintura de Juan Bautista Martínez del Mazo (a partir de 80.000 euros) en la que el seguidor más valioso de Velázquez reproduce uno de los retratos más célebres de su mentor.

Entre los atractivos que incluye la subasta extraordinaria sobresale el soberbio Tríptico de la Virgen con el Niño, con San Roque, San Sebastián, Adán y Eva, un conjunto que tiene un precio de salida de 300.000 euros y en el que se aprecia la huella que dejó en Alonso Berruguete su formación italiana.

La selección de Isbilya se acerca además a una de las facetas más desconocidas de Andrés de Leito, su pintura religiosa, con un San Jerónimo penitente que sale a puja por 100.000 euros, una obra que seguramente se concibió como pareja de la Magdalena penitente del Museo de Arte Sacro de Corella.La delicadeza extraordinaria de Juan de Mesa dota de emoción a dos imágenes del Niño Jesús (20.000 y 19.000 euros, respectivamente), una de ellas singular al no haber sido realizada en madera sino en peltre, aleación de plomo, estaño y otros metales policromada como una talla de madera.

'San Pedro meditando', de Francisco Collantes, junto al retrato de 'Charlotte Pierse' de George Romney. 'San Pedro meditando', de Francisco Collantes, junto al retrato de 'Charlotte Pierse' de George Romney.

'San Pedro meditando', de Francisco Collantes, junto al retrato de 'Charlotte Pierse' de George Romney. / Juan Carlos Vázquez

Un San Pedro de Alcántara de Pedro de Mena que sale por 50.000 euros; una aguada sobre el Sacrificio de Isaac (20.000) y una pintura de Cristo en la cruz (40.000), ambas de Alonso Cano, y una obra temprana de Herrera el Viejo, San Antonio de Padua con el Niño (a partir de 60.000 euros), son otras joyas que se exponen en estos días en la sede de Isbilya, en el número 5 de la calle Virgen de la Antigua.

Entre los cuadros que reclaman la atención del visitante en esa exposición se encuentra Charlotte Pierse del británico George Romney (a partir de 100.000 euros), el cálido retrato de una joven que sujeta las cintas de su sombrero y que, con su colorido y elegancia, desarma a quien observa la pintura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios