Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

'Adiós'

Mario Casas con mucho acento sevillano

  • Violencia, realismo mágico, justicia y venganza se dan cita en el filme 'Adiós', de Paco Cabezas, rodado en Sevilla

Tráiler de 'Adiós'.

Mario Casas y Natalia de Molina protagonizan 'Adiós', la película que dirige Paco Cabezas y que cuenta con Sevilla, ciudad en la que se ambienta, como una protagonista más.

La película, un thriller violento y oscuro, le ha supuesto un nuevo desafío al actor gallego: interpretar con acento sevillano, algo que no le pasará desapercibido al espectador. Mario Casas estuvo documentándose para imitar con veracidad el acento sevillano neutro que debía tener su personaje, Juan; aunque ya cuando se rodaba la película reconocía que "me van a dar palos por todos lados, pero lo he hecho lo mejor que sabía". 

Una azotea, afeada para el efecto dramático, del número 1 de la calle Puerta de Córdoba sirvió de escenario para presentar hace meses el rodaje del nuevo thriller del director sevillano Paco Cabezas, una coproducción de Apache, La Claqueta y Sony con guión de José Rodríguez (que ha dejado el reparto de pasteles y se dedica ya de lleno al cine y a las series) y un elenco de intérpretes liderado por los cotizados Mario Casas y Natalia de Molina. Al fondo, un colchón que posiblemente ha amortiguado una caída.

Casas contó entonces sus impresiones sobre el rodaje: "todo el barrio se volcó. Fue una experiencia única. Yo nunca he hecho teatro, pero supongo que esa será la sensación: dejarte la piel ahí, hacer tu escena y que al final la gente reaccione a eso", recuerda Casas. "Y los vecinos, tanto de las Tres Mil como de Los Pajaritos, reaccionaron aplaudiendo, como no podía ser de otra manera".

Así es 'Adiós'

Presentación del filme 'Adiós', de Paco Cabezas y con Mario Casas

Han puesto en balanza / Dos corazones a un tiempo / Están puestos en balanza / Uno pidiendo justicia / Y otro pidiendo venganza / Yo pegué un tiro al aire / Cayó en la arena / Confianza en el hombre / Nunca la tengas”. La canción de Camarón Un tiro al aire define muy bien la esencia de esta película que reúne sentimientos descarnados, acción y realismo mágico con la Sevilla profunda como actor secundario de mucho peso.

Cabezas, que es de Rochelambert, ha rodado en las Tres Mil Viviendas y en Los Pajaritos, “barrios que pueden tener una mala reputación, pero al contrario, nos han acogido con el alma”. Los vecinos participan en la película. “Confío mucho en el poder sanador de la ficción. De repente, había policías y gente de las Tres Mil haciéndose fotos juntos”, agregó. Cansado de tanta acción yanqui, Cabezas quería volver a conectar con ese niño pequeño que quería hacer cine en su ciudad. “Le debía una película al cine andaluz. En realidad, la estoy haciendo para mi padre”, remata.

Como Eastwood en Un mundo perfecto, el director de Adiós difumina los límites entre el bien y el mal en esta película, que es “como un suflé, un truco de magia”, con la redención y el viaje de la oscuridad hacia la luz muy presentes en la trama.

A Paco le gusta conectar personajes tridimensionales con alma y corazón con la acción desmedida. Todo perfectamente integrado.

Enrique López Lavigne, Olmo Figueredo, Paco Cabezas, Ruth Díaz, Natalia de Molina, Mario Casas y José Rodríguez, en el rodaje de ‘Adiós’. Enrique López Lavigne, Olmo Figueredo, Paco Cabezas, Ruth Díaz, Natalia de Molina, Mario Casas y José Rodríguez, en el rodaje de ‘Adiós’.

Enrique López Lavigne, Olmo Figueredo, Paco Cabezas, Ruth Díaz, Natalia de Molina, Mario Casas y José Rodríguez, en el rodaje de ‘Adiós’.

Natalia de Molina es Triana, una madre que pierde a su hija y que sabe que “se va a tener que abrir en canal y asomarse a lo más oscuro del dolor y del vacío”. “Es un personaje que me despega la carne del hueso y se queda dentro. Duele, porque hay mucha verdad. Después tendré que hacer una desintoxicación”, revela De Molina.

En el filme, la pareja formada por Juan y Triana pelea por su futuro e intenta escapar de un lugar muy oscuro en el que se han metido y tienen que salir de la forma más limpia posible. La película no tiene todavía fecha de estreno, pero intentarán estrenarla antes de que finalice 2019. Y no descartan hacerlo en las Tres Mil Viviendas, algo que supondría una revolución cultural para el barrio.

Los productores analizan el filme

El productor Enrique López Lavigne, de Apache Films, adelanta que “en Adiós hay más mamporros que en Tokarev, pero no hay acción sin emoción. Es una película profundamente española y profundamente andaluza que habla de la gente que vive en las calles y que necesita sentirse viva”.

Por su parte, Olmo Figueredo, de La Claqueta, elogia a Cabezas y dice que ya sabe por qué se lo rifan en Hollywood: “Es más un productor que un director debido a su carácter flexible”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios