Mostra de Venecia

El #MeToo y la presencia de la mujer en el cine marcan los festivales

  • Las películas comienzan a verse con otros ojos, se presta más atención a la perspectiva de género y rara es la ocasión en la que no se pregunta a un director o a actores al respecto.

Dakota Johnson y Tilda Swinton, protagonistas de 'Suspiria'. Dakota Johnson y Tilda Swinton, protagonistas de 'Suspiria'.

Dakota Johnson y Tilda Swinton, protagonistas de 'Suspiria'. / ETTORE FERRARI, efe (Venecia)

Casi un año después de las denuncias de abusos sexuales contra un poderoso productor de Hollywood causaran una sacudida sin precedentes en el mundo del cine y se extendiera a casi todos los sectores de la sociedad, el Movimiento #MeToo y el debate sobre la presencia de la mujer en el cine siguen dejando huella en festivales como la Mostra de Venecia.

Las películas comienzan a verse con otros ojos, se presta más atención a la perspectiva de género y rara es la ocasión en la que no se pregunta a un director o a actores al respecto.

Mujeres como seres humanos

El proyecto que el director griego Yorgos Lanthimos mostró en Venecia The Favourite, protagonizado por un potente trío de mujeres, nació antes del fenómeno #MeToo de denuncia de abusos a mujeres, pero el cineasta explicó que quiso retratar "tres personajes femeninos complejos y muy complicados, algo que se ve muy raramente en el cine", mostrar a las mujeres como seres humanos y no como "criadas, amas de casa u objetos de deseo", como más habitualmente se las ve en la gran pantalla.

Y no han faltado en las pantallas de Venecia títulos protagonizados casi exclusivamente por mujeres como Roma de Alfonso Cuarón, Sunset de László Nemes, The Nightingale de Jennifer Kent, Suspiria de Luca Guaganino, Acusada de Gonzalo Tobal o Capri-Revolution de Mario Martone, entre otros.

A lo largo del Festival de Venecia, en el que fue bastante criticado que tan sólo una directora concurriera por el León de Oro entre los 21 aspirantes seleccionados, se escucharon voces a favor de la paridad, hubo directores a los que se les notó que preferían evitar el tema, y otros hicieron proclamas contundentes.

El primero de ellos fue el presidente del jurado Guillermo del Toro, quien aseguró que el objetivo es que la participación de la mujer sea del 50 por ciento en 2020 y si fuese en 2019, mejor. "Hay muchas voces que deben ser escuchadas", recalcó el cineasta de 53 años.

Iniciativa 5050 x 2020

El Festival de Venecia se ha sumado a la iniciativa 5050 x 2020 que también han suscrito otras muestras cinematográficas como Cannes para mejorar la transparencia en el proceso de selección de películas, en la selección de jurados y también aumentar la presencia de mujeres en los equipos de gestión.

El director francés Jacques Audiard, que mostró a concurso un western rebosante de testosterona, The Sisters Brothers, hizo un llamamiento para reaccionar ante la desigual presencia de la mujer en el cine. Escribió a sus colegas de la competición para protestar al respecto, pero apenas tuvo eco, según relató. "Hay un problema", dijo el ganador de una Palma de Oro (Dheepan). Audiard, que lamentó la opacidad que envuelve la selección de películas, señaló: "Interroguémonos sobre la igualdad y la justicia. La igualdad se contabiliza, la justicia se aplica, puede que así evitemos aberraciones".

Jennifer Kent: "La labor del cine es reflejar el mundo y si no reflejamos al 50 por ciento de la población, no estamos haciendo nuestro trabajo"

Casi como evitando el tema, el director mexicano Carlos Reygadas explicó que existe un temor generalizado a manifestar lo que verdaderamente se piensa y la cuestión de género es tan sólo un problema más. "Hay muchos problemas que a uno les importan más, a otros menos. Por ejemplo que de 21 películas (a concurso), 18 son del primer mundo, 2 son mexicanas y una Argentina, que puede ser una especie de segundo o tercer mundo", señaló el cineasta de 46 años, quien al término de la pregunta pidió que la rueda de prensa se centrase mejor en la película que presentaba: "Nuestro Tiempo".

Jennifer Kent, única mujer aspirante al León de Oro

La realizadora australiana Jennifer Kent, la única directora entre los 21 aspirantes al León de Oro, comentó que esa singularidad no era un motivo de satisfacción. "Es realmente importante que nos movamos hacia la paridad. Es vital. La labor del cine es reflejar el mundo y si no reflejamos al 50 por ciento de la población, no estamos haciendo nuestro trabajo. Es un asunto serio", destacó Kent.

Sin embargo también hubo voces que no ven el panorama sombrío. La argentina Lali Espósito, la cantante veinteañera que protagoniza por primera vez un drama (Acusada), aseguró que veía "el vaso medio lleno". "Que el mundo se esté centrando en escuchar un poco más la visión de las mujeres y cuán fuertes podemos ser y contarle al mundo en las películas, en los libros y en cualquier expresión artística quiénes somos las mujeres, eso ya cambia la historia", añadió Espósito.

Sin duda el fenómeno del #MeToo está dejando impronta no sólo en cómo se analiza el cine, sino también en la selección de historias a contar. Después de todo, como decía Kent, se trata de no dejar fuera de la pantalla a la mitad de la población.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios