CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Cómics

Salvar a Sabium

  • A través de tierras africanas, el protagonista de este cómic, titulado ‘Hijo de nadie’, hará todo lo posible para proteger al último rinoceronte vivo

Ilustración de la portada del cómic.

Ilustración de la portada del cómic.

Imaginad por un momento que alguien desarrolla en un laboratorio una cura para todas las enfermedades. ¿Cuál pensáis que sería la reacción de la población mundial?

Seguro que al principio, obviamente, de alegría y respiro, con la principal idea de eliminar de una vez pandemias y demás males que aquejan al ser humano.

Pero, visto lo visto, en poco tiempo aparecerían esos otros sentimientos tan propios de la persona: la avaricia, el egoísmo… Y estoy seguro que una pelea comenzaría para hacerse con los derechos de la milagrosa cura.

Pues justo con este punto de partida comienza Hijo de nadie, un apasionante cómic que nos traslada a un futuro algo lejano, donde las prótesis corporales son lo más natural del mundo, y se descubre la Rhionamina, esa manera de detener todos los males que nos aquejan.

El único inconveniente es que este compuesto no se puede desarrollar de manera artificial, tan sólo extraerlo del cuerpo de los rinocerontes…

¿Imagináis lo que sucede, verdad?

En poco tiempo, la población mundial de estos majestuosos animales es prácticamente eliminada de la faz de nuestro planeta, provocando la locura colectiva de miles de personas que quieren a toda costa el medicamento.

La acción del relato nos traslada a África, donde conoceremos a una peculiar pareja, formada por Bakari Akiziwe, el último miembro de los Sudán, una estirpe de protectores de rinocerontes. Criado junto a él, una maravilla de la naturaleza, una auténtica rareza que se convertirá en el objetivo de los desalmados cazadores furtivos. Sabium es su nombre, y es el último rinoceronte, y para más inri, albino.

Destellos del pasado regresan una y otra vez a la memoria de Bakari, que sufre recordando cómo su pueblo se vendió al hombre occidental, que tan solo quería desangrar su tierra, dejándola seca y provocando un terrible accidente que le costó la vida a sus congéneres y, sobre todo, a su hermana Kai.

Desde entonces, el dúo se ha ocultado, esquivando como pueden la persecución de los avariciosos cazadores que tan solo ven en el animal una fuente de ingresos. Y lo peor es que ahora éste se ha colocado en la mirilla del peor de todos, un tipo sin moral, que también vive atormentado por un hecho del pasado y que cuenta con una legión de desalmados como él que le van a hacer la vida bastante difícil a los protagonistas, enfrentándose una y otra vez de una manera harto violenta.

Afortunadamente, no todo es malo en este peligroso periplo, ya que en el camino hacia el mar se van a encontrar con una de las pocas tribus que han sobrevivido, y en ella Akua y su abuela Fuso van a ser dos aliadas que salvarán la vida y ocultarán a los fugitivos, pese al terrible hostigamiento que Alemán y sus hombres ejercen sobre ellos.

Tremendo canto de amor hacia el continente africano, una balada que defiende el ecologismo pese a la temible violencia ejercida por el hombre blanco.

Sus autores son el guionista y editor italiano Massimo Rosi, que tiene a sus espaldas una larga carrera en el mundo de las viñetas y parte de su obra ya pudimos disfrutar hace tiempo en nuestro país con la publicación de su peculiar visión del bárbaro cimmerio creado por Robert E. Howard en una de sus series más exitosas, Barbarian King, de la que se editaron las dos primeras entregas.

Asimismo, nos trasladó a un Japón feudal muy especial, con una historia de honor protagonizada por reptiles y anfibios antropomórficos, Gaijin Salamander.Y como decía anteriormente, Rosi también ejerce las labores de editor jefe en la editorial italiana Leviathan Labs, que hace pocos meses desembarcó en nuestro país con una primera obra firmada, una vez más, por él e ilustrada por Vito Coppola, regreso a una de las guerras más crueles en las que ha participado el hombre, en este caso con una barniz lovecraftiano que la hace aún más horrible. Su título, Vietnam Horror.

Afortunadamente, la llegada de una filial española hará que en un futuro próximo podamos disfrutar de otras obras firmadas por el talento de Rosi, como la elogiada Locust, junto a Alex Nieto.

Y hablando de dibujantes españoles, tan solo debo verter toda clase de elogios sobre el increíble trabajo del dibujante de Hijo de nadie, el sevillano Ramiro Borrallo, al que ya conocimos en cómics como Apocalipsis Girl, y que aquí se supera gráficamente, recreando a la perfección momento de calma, de descanso y diálogo entre los personajes con brutales escenas de acción. En concreto, una peligrosa persecución de vehículos que nos pondrá los pelos de punta.

La editorial Sallybooks edita este bello relato que retrata una increíble historia de amistad entre hombre y animal.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios