Contenido Patrocinado

Restaurante Portichuelo. Las claves del éxito del Restaurante de Manuel Gómez

Restaurante Portichuelo. Las claves del éxito del Restaurante de Manuel Gómez. Restaurante Portichuelo. Las claves del éxito del Restaurante de Manuel Gómez.

Restaurante Portichuelo. Las claves del éxito del Restaurante de Manuel Gómez.

La historia de Manuel Gómez con la gastronomía comenzó hace 33 años en Alosno, como propietario del Bar La Cuña y el sitio de copas Limón y Menta. Provenía de un sector totalmente diferente, pero a Manuel su espíritu inquieto y visionario le llevaron a montar el Restaurante Portichuelo (el antiguo nombre de Alosno).

Y aquel primer Portichuelo llegó a convertirse en un punto de referencia de la provincia. Y después, el salto a Huelva capital, primero en la calle Gobernador Alonso, después en la Gran Vía (con la cafetería Pelayo) y, finalmente hasta la calle Vázquez López, donde actualmente Portichuelo ofrece una de las mejores terrazas de la ciudad.

Interior del comedor del Restaurante Portichuelo Interior del comedor del Restaurante Portichuelo

Interior del comedor del Restaurante Portichuelo

Basándose en una materia prima de calidad y preparación de forma tradicional, el Portichuelo crea diariamente nuevos clientes atraídos por las recetas tradicionales de la madre de Manuel y que representan la comida de la comarca del Andévalo, pero también por platos de pescado y marisco de la costa onubense y carnes ibéricas.

Eso sí, de entre toda la carta los clientes tienen claro el plato estrella: el revuelto de la casa, seguido de cerca por la presa al horno, las carrilleras, los riñones o la sangre con tomate, además de una gran variedad de tapas.

Zona de la barra Zona de la barra

Zona de la barra

Una mención especial también para el jamón ibérico de la provincia y las auténticas gambas blancas de la costa que conviven, con el novillo argentino, el marisco traído de Galicia (tierra natal de la mujer de Manuel Gómez) y de alguna otra iniciativa que sorprende al cliente.

Al Portichuelo se puede ir cualquier día y disfrutar de un plato caliente de los de toda la vida, porque el chef prepara guisos diarios, como puchero de garbanzos o patatas guisadas y arroces los fines de semana.

Terraza del restaurante Terraza del restaurante

Terraza del restaurante

Para todo tipo de reuniones, eventos, celebraciones, o simplemente, para los que gustan de comer verdaderamente bien, el Portichuelo trae la mejor materia prima del mercado y la pone a disposición del comensal. Un lugar exclusivo donde manda lo tradicional con capacidad para 60 comensales en el comedor, 50 en barra y otros 100, en la terraza.

El comedor del Portichuelo es acogedor, luminoso y silencioso, ideal para comer o cenar. “Ponemos de nuestra parte lo que se espera de un restaurante donde lo que importa es que el cliente se vaya con sus expectativas superadas, satisfecho y feliz por habernos elegido”, asegura su propietario. De hecho, no es raro encontrarse en el establecimiento con algunas de las personalidades, nacionales o extranjeras, del mundo artístico, cultural, empresarial o político.

Receta del WOK de verduras con presa ibérica

WOK de verduras con presa ibérica WOK de verduras con  presa ibérica

WOK de verduras con presa ibérica

Ingredientes:

Pimiento rojo, verde y amarilloPuerroZanahoriaSésamo tostadoAjo molidoAzúcarMandarinaSalsa de sojaSalsa berriesCebolla fresca

Elaboración

  1. Primero se lavan y se trocean todas las verduras. Se añade un chorro de aceite de oliva virgen extra al wok y se saltean. Cuando estén listas se reservan.
  2. Hacer la presa ibérica al punto en el wok. Cuando la carne esté lista se mezcla con las verduras y se añade la salsa de soja y el ajo molido.
  3. Se deja unos diez minutos cocinando en el wok, hay que tener cuidado para que la verdura quede al dente y la carne poco hecha. Lista para emplatar.