Con Cuchillo y Tenedor

¿Quieres ser un maestro del gin tonic? Te contamos unos trucos

Gin tonic. Gin tonic.

Gin tonic.

Una bebida combinada que ha experimentado una absoluta revolución los últimos años es sin duda el gin tonic. Atrás quedaron los tradicionales 'cubatas' de ron, whisky o ginebra con cola o ese vodka con naranja con el que los más jóvenes se iniciaban en esto de las bebidas de alta graduación.

Las dos o tres marcas que copaban el mercado de las ginebras de repente se multiplicaron y las estanterías de los supermercados y de los bares se llenaron de docenas de firmas de esta bebida blanca. Además, comenzaron a aparecer versiones diferentes con sabor a limón, fresa o incluso melocotón...

Y empezaron los distintos rituales en las barras de los bares de copa. Que si unas bolitas de enebro, un poco de regaliz, unos trozos de mora, pepino... Pedir un gin tonic a cualquier camarero con vocación de coctelero se convirtió en toda una experiencia. 

Cómo preparar un gin tonic

Cada bebedor tendrá sus propias preferencias en la preparación de un gin tonic,pero aquí van algunos consejos sobre el gin tonic más clásico:

Lo primero es colocar abundante hielo en el vaso y mezclar unos 5 centilitros aproximadamente de ginebra con 20 centilitros de tónica bien fría. Los expertos recomiendan un vaso amplio y ancho para que el contenido quede uniforme. Asimismo, aconsejan verter la tónica muy poco a poco para que la burbuja de esta bebida gaseosa no se rompa.

A continuación, cortar unos trozos de cáscara de un limón verde o poco maduro y pasarlos por el borde del vaso. Al terminar, echar la cáscara en la copa (basta con un pequeño trozo). Una de las claves de esta 'receta' es no utilizar el zumo ni la pulpa, sólo la cáscara.

Para conocer un poco más la ginebra

La palabra ginebra viene de su principal ingrediente: el enebro. Su origen se remonta al siglo XI en Italia, pero fueron los holandeses cinco siglos después quienes crearon una versión más parecida a la actual. Ya en el siglo XVIII se convirtió en na bebida popular y exitosa en Europa.

Existen cuatro tipos fundamentalmente de ginebra, según la clasificación que marca la Unión Europea:

  • Bebida espirituosa con enebro: En este caso se trata de la base de la bebida conocida. Es un simple aguardiente con sabor a enebro.
  • Gin: la norma indica que debe elaborarse con enebro común y con alcohol etílico de origen agrícola, aunque, para suavizar el sabor, en la redestilación pueden usarse otros sabores.
  • London Dry Gin: Se trata del tipo más comercializado y más común. Su característica principal es que es seca y carente de edulcorantes, colorantes u otros aditivos.
  • Gin destilado: A diferencia del anterior, en su proceso de fabricación de debe aromatizar el alcohol para después proceder a la destilación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios