Recetas

Receta de torrijas de leche para Cuaresma y Semana Santa

Receta de torrijas Receta de torrijas

Receta de torrijas

En una Cuaresma muy poco usual, uno de los dulces más típicos de estas fechas nos trae el sabor de otros marzos y abriles. Si con la nostalgia te entran más ganas de torrijas, estamos en la época perfecta para prepararlas en casa ¿a quién no le gusta este postre tan especial? Los mejor es la sencillez de su receta, a continuación te contamos cómo hacer las torrijas, en este caso, de leche con canela y azúcar.

¿Cómo hacer las torrijas de leche?

Ingredientes ( 8 torrijas )

  • Una barra de pan del día anterior, también puedes encontrar en los supermercados y tiendas el pan de molde específico de torrijas, con su variedad sin gluten, por supuesto.
  • 600 ml de leche (entera, desnatada, semi, sin lactosa...)
  • 3 huevos
  • Canela en polvo y en rama.
  • Azúcar
  • Aceite de oliva ( o de girasol, según preferencias)

Preparación

  1. En una cazuela ponemos a hervir la leche con las ramas de canela, también puede hacerse con la canela en polvo.
  2. Mientras la leche se calienta, cortamos el pan en rebanadas de un grosor normal (2cm/3cm). Se corta la barra de pan entera.
  3. Una vez que la leche ha llegado a ebullición, lo volcamos en un plato. Y en esta infusión vamos mojando la rebanadas de pan.
  4. Preparamos otro plato hondo y batimos los tres huevos.
  5. Calentamos una sartén con el aceite. El fuego debe estar alto, porque así las torrijas se harán antes y no se llenaran de aceite.
  6. Una vez mojadas las rebanadas, vuelta y vuelta en la leche, sin que se desmigajen, las rebozamos una por una en los huevos batidos y después las pasamos al aceite. 
  7. Freír las torrijas y darles la vuelta cuando se doren.
  8. Una vez tostadas, las sacamos y las ponemos en un plato, en el que anteriormente se ponga una servilleta
  9. El paso final es el de pasar la torrija por la mezcla de canela y azúcar, y dejar enfriar antes de servir. 

Esta receta de torrijas de leche con canela y azúcar, es una alternativa a las de vino y miel, que suelen ser las más comunes. Es una variedad prácticamente similar a las "tostadas francesas" - o pain perdu-, una merienda riquísima con la que comenzamos la cuenta atrás para la Semana Santa.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios