Meridiano-cajasol

'Dulce' sabor, mejor sensación (67-77)

  • El Cajasol gana en Alicante con la mejor versión de 'Sweet Lou' Bullock y encadena su sexto triunfo · La intensidad en defensa y el rebote ofensivo cajistas, decisivos.

Comentarios 12

De dulce. Así anda el Cajasol en el ecuador de la temporada. En Alicante sumó su sexta victoria consecutiva (tres en la Liga ACB y otras tantas en la Eurocup) en un partido que ganó desde la intensidad atrás, controló de principio a fin y remató en ataque con la mejor versión de un Bullock que por fin apareció, más allá de hacer sus números, para llevar las riendas de su equipo.

Un dato era ya demoledor al descanso: 23 rebotes a 11 a favor de los visitantes, de los cuales nueve habían sido en la canasta rival. Con tantas oportunidades extras es normal que los cajistas se fuesen a los vestuarios por delante (31-40), dando la sensación de tener siempre controlado el choque ante un equipo que apenas se mantenía con las apariciones de Stojic y Doellman. Hasbrouck, otra de las piezas claves en el grupo de Txus Vidorreta, se quedó sin jugar. Desde el jueves arrastraba problemas en la zona ciática y era duda, pero él mismo se encargó de disipar cualquier incógnita por la mañana, antes del partido, en el twitter. El escolta escribió que no jugaría, pero salió a calentar, quizás para despistar al cuerpo técnico sevillano. Pronto dejó de hacerlo. La treta ya no engañaba a nadie.

Sin el escolta en pista los alicantinos perdían una importante bala en el perímetro para hacer frente a un Cajasol en racha y que, al contrario que los locales, funciona como una coral. Todos defienden y todos atacan. Si Paul Davis se va en el minuto siete al banquillo con dos faltas personales (le pasa demasiado a menudo) aparece Triguero para hacerse fuerte en la zona. Si Katelynas e Ivanov apenas suman dos puntos al descanso, ahí están los exteriores para deshacer el atasco ofensivo. Pero, eso sí, todos y cada uno se mata defendiendo, y a partir de ahí es más fácil ganar. Y liderando esa faceta, Kirksay. El galo estaba en todas las acciones. Tocaba todos los balones, rebañaba el balón al atacante y encima ayer se destapó también en ataque en un segundo cuarto en el que los hispalenses comenzaron a cimentar la victoria. Antes amagó, pero no golpeó de verdad.

Y eso que pudo. Dos grandes acciones defensivas del alero francés acabaron con sendas canastas en transición de Davis con las que el Cajasol pronto doblaba a los locales (7-14). Parecía que ambos conjuntos se marcaban, porque al triple de uno contestaba el otro de la misma manera. Sólo Stojic, al inicio, parecía capaz de toser el control del conjunto andaluz. De hecho, 10 de los 19 puntos levantinos del primer cuarto fueron suyos, pero de pronto se le apagó la luz y no volvió a sumar hasta el último parcial. Sus puntos habían mantenido en el encuentro al Meridiano 10 minutos, pero Plaza puso a los suyos el mono de faena en el segundo periodo y todo cambió. Con un puntito más de intensidad defensiva, en el límite para los colegiados, pero no para el público, el Cajasol encontró el camino hacia la victoria. A ello había que sumar, además, que casi en cada ataque errado disponía de una nueva oportunidad para anotar gracias al excelente trabajo en el rebote ofensivo, por lo que era cuestión de tiempo abrir la definitiva brecha.

Seguramente Vidorreta se lo vio venir y después del enésimo rebote dio entrada unos minutos a Rejón para hablar en el banquillo seriamente con Doellman. Enfrente, entre Kirksay y Triguero tenían amargados a los locales y cinco puntos consecutivos de Bullock ponían las cosas en su sitio (20-28). Sólo el acierto desde el triple mantenía las ilusiones locales, pero la sensación era que el Cajasol tenía totalmente controlado el duelo y que difícilmente se le escaparía. Sin embargo, no todo salía bien. Pese a disponer de varias ventajas de nueve puntos, los errores desde la personal y pequeñas sacudidas alicantinas de la mano de Heurtel y Doellman, el Meridiano se puso a tiro de piedra mediado el tercer cuarto (42-46).

Tocaba de nuevo remangarse y trabajar atrás, ya que varios despistes habían dado vida a un rival que ya estaba tocado. Bullock apareció y con un triple (45-54) dejó a las claras que la victoria volaría para Sevilla. El último cuarto sobró. Los de Vidorreta bajaron los brazos, el Cajasol se vio ganador y el duelo se convirtió en un correcalles en el que Bullock anotó desde todos los sitios; en un intercambio de golpes de los que no les gusta a Plaza, pero ya el partido no corría peligro para un equipo que está de dulce... siempre desde la defensa.

Ficha técnica:

67 - Meridiano Alicante (17+14+17+19): Llompart (7), Álex Urtasun (5), Stojic (13), Doellman (16), Andriuskevicius (4) -cinco inicial- Cazorla, Rancik (11), Heurtel (11), Rejón.

77 - Cajasol (19+21+16+21): Satoransky (11), Bullock (25), Kirksay (13), Katelynas, Davis (12) -cinco inicial- Popovic, Triguero (7), Ivanov (2), Txemi Urtasun (7), Sastre.

Árbitros: Conde, Murgui y Rial. Sin excluidos.

Incidencias: Partido correspondiente a la jornada 20 de la ACB, disputado en el Centro de Tecnificación de Alicante ante unos 4.100 espectadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios