Deportes

Lopera aprieta a Ricardo

  • El máximo accionista presiona al cancerbero portugués para no abonarle al completo su rescisión de contrato · Las Palmas anuncia un acuerdo con el Betis para su cesión

Comentarios 19

La enésima historia de Manuel Ruiz de Lopera tiene ahora dos actores inéditos en este tipo de culebrones: el meta Ricardo y la Unión Deportiva Las Palmas. Y, como siempre, el motivo de este nuevo culebrón posee un trasfondo económico, algo que viene siendo habitual en el equipo verdiblanco cuando toca un año de ventas y que se ha acentuado en esta temporada por el descenso a Segunda. Lopera, como ya hiciera con Joaquín y el Albacete o sus amenazas de Rusia, tiene pactada la salida del meta al club canario con la intención de que Ricardo renuncie a parte de la ficha que le corresponde. Esto es posible por la existencia en el contrato del portugués de una cláusula que permite que Lopera pueda enviar al jugador a cualquier equipo de Primera o Segunda, siempre y cuando la ficha se mantenga, como es el caso.

La historia es la siguiente. El club, con la venia del cuerpo técnico y la dirección deportiva, anunció la semana pasada que Ricardo no se incorporaba a la concentración en La Manga, ya que se le estaba buscando una salida. El meta portugués pasó por las oficinas de Lopera, pero en dicho encuentro quedó claro que las posturas eran completamente divergentes, ya que Ricardo no quería renunciar a los dos años de contrato que le quedan, más unas cantidades que se le adeudan de la temporada pasada, un montante superior a 2,5 millones de euros, algo que Lopera no estaba dispuesto a asumir. Ambas partes quedaron en tener un nuevo encuentro para intentar llegar a un acuerdo, pero justo antes han entrado en juego, una vez más las artimañas de Lopera.

En ese punto aparece en escena la Unión Deportiva Las Palmas, que sería el convidado de piedra de este asunto. El club canario se encontraba cerrando la incorporación de un meta, el belga del Heerenveen Vandenbussche, pero la operación sufrió un retroceso. En ese momento, el Betis le ofrece la posibilidad de incorporar como cedido a Ricardo y en unas condiciones ventajosas, pues sólo tendrían que hacer frente a un 20% de la ficha del portugués. Incluso en la radio oficial del club canario se da por hecha la operación, que se había dejado a punto por la mañana, y todo quedaba pendiente de unos flecos, o al menos eso es lo que apuntan en Las Palmas.

El enfado de Ricardo, que ayer permanecía incomunicado, es evidente, ya que su intención sigue siendo cobrar su contrato al completo. El portugués, junto a su agente, tiene que reunirse en los próximos días con Lopera y se va a encontrar con el contrato con Las Palmas encima de la mesa. La enésima treta de Lopera para abaratar un despido.

El desenlace de la historia se conocerá en los próximos días. Si el jugador mantiene el pulso, con su idea de llegar hasta el final para cobrar su contrato al completo, se podría repetir una escena como aquella de Joaquín acudiendo a Albacete en compañía de un notario para cumplir con la exigencia de Lopera.

En Las Palmas, mientras, permanecen al margen del asunto del máximo accionista y ayer fuentes cercanas al club canario se mostraban convencidas de que el portugués defenderá su camiseta la próxima temporada. Incluso se apuntó a que en el contrato de cesión se había colocado una cláusula por la que Ricardo no podría jugar ante el Betis en este curso, algo habitual en este tipo de operaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios