Zalgiris-SevillaFC

Machín recela de la mala hierba

  • El entrenador sevillista se inquieta por el terreno de juego en Vilnius: “Pensaba que sería otro tipo de generación de césped artificial, pero no debe ser una excusa”

Pablo Machín conversa con José Castro en San Pablo antes de embarcar rumbo a Lituania. Pablo Machín conversa con José Castro en San Pablo antes de embarcar rumbo a Lituania.

Pablo Machín conversa con José Castro en San Pablo antes de embarcar rumbo a Lituania. / Víctor Rodríguez

Antes del entrenamiento en el estadio LFF, Pablo Machín atendía a los medios lituanos y españoles. Y ya entonces había palpado el terreno de juego para confirmar sus malos presagios e incluso empeorarlos: “Me ha sorprendido, pensaba que sería otro tipo de generación de césped artificial...”. No está precisamente a la vanguardia el rectángulo en el que el Sevilla se jugará el pase a la siguiente eliminatoria. Pero el entrenador sevillista huye de lamentos: “Se ponen muchos condicionantes para un estadio UEFA y tenemos que jugar en este escenario.... esperamos que no sea determinante, aunque es un condicionante muy grande. Pero no podemos centrarnos en eso y excusarnos en ello”.

No cree Machín que se trate de un partido trampa. Ya están avisados: “Tenemos claro que estamos ante un rival que nos lo puso ya muy complicado en la ida, el entorno no nos favorece y tenemos que estar prevenidos. En Sevilla disfrutamos de ocasiones que no materializamos, porque su portero estuvo excelentemente bien, y esperamos que no vuelva a suceder. Hay que competirlo con nuestra mejor actitud”.

Y enfatizó su respeto al enemigo: “Ellos hicieron un muy buen partido en Sevilla, compitieron francamente bien, con sobriedad, era lo que esperábamos, nadie regala nada a estas alturas, podrían estar al nivel de un equipo de la Segunda División española. Y en su estadio será más complicado que en la ida, necesitan dos goles y están más habituados, será complicado seguro”.

Reconoce el preparador que la dinámica en la que anda enrolado el equipo es un tanto extraña para estas alturas de pretemporada, pero extrae su lectura positiva: “Son circunstancias que ojalá las podamos repetir mucho tiempo, será señal de que seguimos en Europa largo tiempo. Seguro que estaremos condicionados por los viajes y horarios pueden desgastar, pero si vamos pasando eliminatorias, la euforia de ir ganando puede compensar esos viajes. Físicamente hacemos competición y recuperación, así que el vídeo y la palabra está siendo muy importante”.

Tampoco se inquieta por que la temporada se le haga muy larga: “No tengo temor, estaría partiendo en desventaja. Pensar a largo plazo es un error, para que lleguen los logros a final de temporada tenemos que ir consiguiendo victorias ya, no vamos mucho más allá de lo que es una semana”.

Reconoció que introducirá cambios en esta vuelta: “Jugamos un partido de Supercopa el pasado domingo, hay que dosificar a los futbolistas”.

Lógicamente, marcar un gol y obligar al Zalgiris a hacer tres puede despejar la mínima inquietud: “Para asegurarnos la eliminatoria estaría bien que pudiéramos marcar. Respetamos al rival, pero no tenemos malas sensaciones. Todo el mundo sabe que hicimos un partido para llevarnos un resultado más amplio. Trabajamos el vídeo para corregir sobre todo las ocasiones que nos generaron ellos, más que las que no convertimos nosotros, porque lo normal hubiera sido marcar algún gol más”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios