Deportes

Oficial | Hansi Flick ya es nuevo entrenador del Barcelona

Imagen con la que el Barcelona ha hecho oficial la llegada de Hansi Flick.

Imagen con la que el Barcelona ha hecho oficial la llegada de Hansi Flick. / FC Barcelona

El alemán Hans-Dieter Flick (Heidelberg, 1965) será el entrenador del Barcelona para las dos próximas temporadas, hasta junio de 2026, según anunció este miércoles la entidad azulgrana.

"Culers és el nostre moment. Força Barça (Culers es nuestro momento. Força Barça)" dijo Flick en un vídeo publicado en las redes sociales de la entidad azulgrana.

El compromiso se ha anunciado una vez el club catalán y el anterior entrenador, Xavi Hernández, alcanzaron un acuerdo para la liquidación del contrato del preparador catalán y su equipo técnico.

Será Flick el tercer entrenador alemán en la historia del Barcelona. El primero de ellos fue Hennes Weisweiler en la temporada 1975-76, un curso que no finalizó tras ser destituido por los malos resultados y su mala relación con Johan Cruyff.

El segundo fue Udo Lattek, entre 1981 y 1983. En su caso pesó la mala relación con Diego Armando Maradona. Fue sustituido en el Barcelona por César Luis Menotti.

Nacido en Heidelberg, Flick inició su periplo en los banquillos en 1996 siendo entrenador-jugador en el FC Victoria Bammental (1996-00), antes de tomar las riendas del Hoffenheim durante cinco temporadas (2000-05).

Posteriormente fue ayudante de Giovanni Trapattoni y Lothar Matthäus en el RB Salzburgo austriaco, como paso previo de recalar en la selección alemana en agosto del 2006.

Allí estuvo seis años a la sombra de Joachim Löw, sustituto de Jürgen Klinsmann tras el fallido Mundial de Alemania de 2006. Desde ese momento, Löw y Flick lideraron a la selección alemana que cumplió con nota durante las cuatro grandes competiciones que disputó.

La 'Mannschaft' disputó entre 2008 y 2014 una final de Eurocopa (2008), una semifinal del Mundial (2010) y otra semifinal de Eurocopa (2012) antes de levantar la Copa del Mundo en verano de 2014 en el Brasil, el primero de sus grandes éxitos en un banquillo.

Tras aquel Mundial, recordado por el 1-7 en la semifinal ante Brasil, Flick deja de ser el ayudante de Löw y se convierte en director deportivo de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) hasta 2017 antes de aceptar la dirección general deportiva en Hoffenheim hasta febrero de 2018.

Un año más tarde, en el verano de 2019, Flick es contratado como ayudante de Niko Kovac en el Bayern de Múnich, pero meses más tarde, el croata es destituido y apuesta interinamente por el técnico de Heidelberg, una decisión que cambiará la historia de Flick y del Bayern, y que acabará siendo una temporada de récord para todos los implicados.

Los éxitos se multiplican y la temporada termina con un triplete y un doloroso 2-8 para el Barça en la Champions. Acaba la temporada nombrado como mejor entrenador del año.

El triplete se convierte en sextete, con lo que iguala al Barça de Pep Guardiola de la temporada 2009, tras añadir la Supercopa alemana, la Supercopa europea y el Mundial de Clubes.

En la temporada siguiente, Flick levanta su segunda Bundesliga, el séptimo título en año y medio y entonces acepta la oferta de la Federación alemana para ser nuevo seleccionador.

Pero pese a los buenos inicios, su equipo acaba pagando muy cara su derrota contra Japón en el Mundial de Catar de 2022 y Alemania es eliminada en la fase de grupos. Fue destituido de su cargo en septiembre de 2023, Hans Flick desde entonces esperaba una nueva oportunidad, ahora el Barça se la ha dado.

La obra maestra del Bayern lleva su firma

Hablar de Hans-Dieter Flick (Heidelberg, 1965) es hacerlo del mejor técnico que el Bayern de Múnich ha tenido en su historia. Del hombre que llevó al equipo bávaro a conquistar el sextete de títulos en 2020, un gesta solo al alcance del Barça de Pep Guardiola once años antes. Y eso no es una cuestión baladí.

Con Flick al frente, el Bayern encadenó Bundesliga, Liga de Campeones, Copa Alemana, Supercopa de Alemania, Supercopa de Europa y Mundial de Clubes para cerrar un año de ensueño. Y también volvería a ganar la Bundesliga al año siguiente antes de dejar el club para dirigir a la selección germana.

Aquel mágico 2020, le llevó a ser nombrado Entrenador del Año en Alemania, Mejor Entrenador de Europa por la UEFA y Mejor Entrenador del Mundo según World Soccer, la IFFHS y en los Globe Soccer Awards.

Sin embargo, contra todo pronóstico, fue su compatriota Jürgen Klopp quien ganó el 'The Best' de la FIFA -Flick quedó segundo- por haber conquistado la Premier League con el Liverpool la temporada 2019-2020.

Aquel curso, al frente del Bayern lo empezó el croata Niko Kovac, pero Hansi Flick lo relevó a principios de noviembre después de que el equipo cayera goleado ante el Eintraicht de Francfort (5-1). Su brillante etapa en el Allianz Arena, por tanto, ni siquiera alcanzó dos temporadas completas.

Pese a todo, tuvo tiempo de dejar, durante su paso por el banquillo muniqués, unos cuantos récords más antes de enrolarse en aquella aventura fallida como seleccionador de Alemania. Y es que suya es la mejor racha de un entrenador en el Bayern, con 32 partidos sin perder y 23 partidos seguidos ganando.

Según datos de BeSoccer Pro para EFE, el preparador germano puede presumir también de tener el mejor porcentaje de victorias del Bayern de Múnich en su historia (81,4%) superando incluso a Guardiola, que logró ganar el 75,16% de los duelos que libró al frente de la escuadra bávara entre 2013 y 2016.

Con Flick, el Bayern disputó 86 encuentros: ganó 70, empató 9 y perdió 6, con un balance 255 goles a favor y 85 goles en contra. Su equipo es, de largo, el más goleador en la historia de la entidad de Baviera.

Su Bayern contaba entonces con futbolistas de talla mundial en el mejor momento de su carrera como Manuel Neuer, David Alaba, Joshua Kimmich, Thomas Müller o Robert Lewandowski, con quien Flick se reencontrará en Barcelona.

Aquel equipo, que practicaba una presión tras pérdida asfixiante y atacaba la meta rival con un fútbol de vértigo y un intensidad difícil de igualar, logró una media de goles de 2,97 por partido, la más alta de la historia del club, incluso por encima de los 2,45 dianas por encuentro del Bayern de Guardiola.

En aquellas dos temporadas, Lewandowski firmó 103 dianas y 19 asistencias en 87 partidos, siendo el máximo goleador de la Bundesliga en ambas campañas y también de la Champions el curso 2019-20. Y Müller, marcó 23 tantos y repartió 42 pases de gol en 95 encuentros, convirtiéndose en el mejor asistente de la Bundesliga durante tres años consecutivos.

Si comparamos los números de la Bayern de Múnich de Hansi Flick con los del Barcelona de Xavi Hernández, su predecesor en el banquillo del club catalán, el alemán vuelve a salir ganando.

Sus 2,91 goles por partido son muy superiores a los 1,88 tantos que el Barça ha promediado durante las dos temporadas y media que ha tenido a Xavi como entrenador. También en remates totales (17,25 por 14,16) y remates a puerta (7,29 por 5,33) el Bayern de Flick aparece como claro vencedor.

Y también en el apartado defensivo, donde el conjunto bávaro mantuvo un promedio de goles encajados por debajo de uno (0,95) a las órdenes del técnico germano, por los 1,09 goles encajados del Barcelona de Xavi.

Obviamente, ni las plantillas, ni la época, ni el contexto son los mismos, pero el de Heidelberg, en paro desde que fuera despedido de la 'Mannschaft' hace ocho meses y medio, tendrá ahora la oportunidad de demostrar, en otro grande de Europa, que no fue casualidad aquella 'obra de arte' que fue el Bayern de finales de la segunda década de este siglo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios