Tenis de mesa

Paso de gigante del Híspalis en San Luis

  • El conjunto femenino de Superdivisión se impone a un rival directo como el Rivas por 4-2 y abandona el descenso y el masculino supera al Vincios (4-2) y se afianza en la zona media

La jugadora del Híspalis Po-Hsuan Lin, durante uno de sus encuentros ante el Rivas. La jugadora del Híspalis Po-Hsuan Lin, durante uno de sus encuentros ante el Rivas.

La jugadora del Híspalis Po-Hsuan Lin, durante uno de sus encuentros ante el Rivas. / Víctor Rodríguez

La jornada fue redonda para el Híspalis Tenis de Mesa en su estreno en el Centro Deportivo San Luis, donde cayeron dos triunfos importantes que permiten, de un lado, que el conjunto femenino, que superó por 4-2 al Rivas, salga del descenso dando un paso importante en su lucha por la permanencia en la Superdivisión, y del otro afianzar al cuadro masculino en la zona media de la clasificación, tras ganar por 4-2 al Vincios, para encarar con ambición una recta final de liga en la que los puestos europeos pueden convertirse en objetivo.

Se jugaban mucho las chicas del Híspalis recibiendo al Rivas, rival directo por el objetivo de la salvación, que llegaba empatado a puntos, por lo que el duelo tenía casi un valor doble. Y no empezaron bien las cosas, ya que la visitante Edem Offiong se llevó el primer punto al derrotar a la taiwanesa Po-Hsuan Lin por 2-3 (9-11, 11-9, 5-11, 11-5 y 7-11), aunque Valeria Kotsiur restableció la igualada venciendo en otro largo e igualado choque a Sofía Barba por 11-5, 5-11, 11-4, 8-11 y 11-7. Con el 1-1 cedió la local Mireia Cifuentes ante Margarita Fetiukhina por 0-3 (4-11, 6-11 y 9-11), pero el Híspalis no falló en el dobles, de nuevo clave, con la victoria de Lin y Kotsiur ante Offiong y Fetiukhina por 3-1. 

El Conjunto femenino del Híspalis posa antes del inicio del encuentro. El Conjunto femenino del Híspalis posa antes del inicio del encuentro.

El Conjunto femenino del Híspalis posa antes del inicio del encuentro. / M.G.

Con el 2-2 todo estaba por decidir en los dos últimos duelos individuales y Kotsiur dio el golpe ante Offiong en un partido muy equilibrado decidido del lado sevillano por pequeños de talles por 12-10, 9-11, 13-11 y 11-8. A un triunfo de llevarse los dos punto, salir de la cola de la clasificación y dejar a su rival en el descenso Lin se midió con Fetiukhina en un choque decisivo que cayó del lado andaluz por 3-1 (11-7, 4-11, 11-8 y 11-9) desatando la euforia en el Centro Deportivo San Luis con un triunfo, el segundo consecutivo tras ganar en Irún la pasada semana, que da vida al Híspalis en su objetivo de alcanzar la permanencia.

Igual de meritorio fue el triunfo del equipo masculino frente al Vincios por 4-2, un conjunto que se queda ahora a sólo dos puntos de los sevillanos antecediéndolo en la clasificación. Son ya cuatro jornadas sin perder para el plantel sevillano (dos triunfos y dos empates), de modo que tendrá un final de liga con un nuevo reto, tratar de alcanzar los puestos europeos, ahora a tres puntos.

Si las chicas fueron a remolque de inicio, el conjunto masculino marcó el paso de inicio con la victoria de Santiago Lorenzo (11-6, 11-8, 10-12 y 11-5) sobre Fernando Padín, si bien el sevillano Antonio Chaves cedió frente a André Filipe también por 1-3. Aoto Asazu le devolvió la delantera al Hóspalis venciendo a Martín Pintos (11-6, 12-10 y 13-11), pero Lorenzo cayó ante Filipe por 1-3). Con 2-2 Asazu sacó adelante el partido clave por 3-2 (10-12, 10-12, 11-6, 11-6 y 11-6) remontando el 0-2 con el que el jugador del cuadro gallego se adelantó. Fue un momento clave y un triunfo que permitió a Chaves dar la puntilla y dejar el triunfo en casa superando a Pintos por 3-1 (6-11, 11-3, 12-10 y 11-9), en una jornada completa para el Híspalis en  el Centro Deportivo San Luis.     
El sevillano Antonio Chaves golpea con la pala la pelota. El sevillano Antonio Chaves golpea con la pala la pelota.

El sevillano Antonio Chaves golpea con la pala la pelota. / Víctor Rodríguez

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios