Deportes

Rastreo en busca de experiencia para el eje

  • Mientras Monchi da con el relevo de Medel, Emery trabaja con pocos efectivos en el centro del campo.

El Sevilla ya ha iniciado la cuenta atrás para su esperado debut en la Liga, con ese fortísimo plato que se anuncia el domingo, a las intempestivas once de la noche por muy verano que sea, frente al Atlético de Madrid. Será la puesta de largo de un equipo que ha ilusionado a su afición como no se recordaba en años. El inmediato precedente de Old Trafford ha sido el remate a un verano en el que las sorpresas de la planificación se han ido sucediendo de forma positiva hasta el punto de dejar en nada los sobresaltos de las grandes ventas. Y para esa esperada puesta de largo lo cierto es que Unai Emery tiene varias dudas en una parcela clave del campo ante un rival de tanta enjundia, la medular. Mientras tanto, Monchi rastrea el mercado en busca de un hombre de experiencia que palíe la baja de un fijo como Medel, sin prisa pero sin pausa y con la premisa de dar con el idóneo.

El entrenador sevillista ha iniciado la semana previa al debut liguero con pocos efectivos en el eje. Apenas Maduro y Guarente, dos hombres a los que Monchi les sigue buscando una salida, además del recién llegado Cristóforo, una apuesta de futuro cuya llegada tuvo un camino ajeno al traspaso de Medel. El uruguayo llega de competir con Peñarol y está en perfecto estado, pero es muy joven (cumplirá la semana próxima 20 años) y necesita adaptarse antes de irrumpir en la Liga.

La dirección deportiva, en consonancia con la presidencia, ha determinado que la salida de Medel implica necesariamente la apuesta por un futbolista contrastado, un jugador hecho, no una apuesta de futuro como fue Kondogbia, que cayó de pie en Nervión, o es Cristóforo. La idea de los rectores es que el elegido esté en condiciones de incorporarse a pleno rendimiento a la disciplina del Sevilla de forma inmediata, para poder ser titular desde el primer día en un puesto de tanta responsabilidad como es el del medio centro defensivo. De paso, Monchi quiere paliar de una vez ese déficit endémico que el Sevilla ha tenido en los últimos años hasta la irrupción fulgurante de Kondogbia, quien a sus 20 años asumió el rol de titular nada más llegar a Nervión. La opción de Ralf, medio brasileño de 29 años, responde a esta idea, pero su precio es muy elevado para su edad y sus condiciones. En Brasil se habla ya de que el Corinthians pide 8 millones de euros por él...

Precisamente el francés podría debutar hoy de forma oficial con la selección absoluta de su país. Kondogbia fue citado de forma sorprendente la semana pasada para disputar hoy un amistoso en Bruselas frente a Bélgica, en otra evidencia más de su fulgurante proyección. El internacional galo fue el último en reincorporarse a la disciplina sevillista debido a su exitosa participación, título incluido, en el Mundial sub 20, por lo que Emery sólo ha podido disponer de él en el amistoso del viernes pasado en Manchester. Aun así, su importancia en el equipo y la falta de efectivos actualmente en esa zona lo colocan el domingo como titular ante el Atlético de Madrid. Entre otras cosas porque Carriço, que se perdió la vuelta de la eliminatoria de Liga Europa y el amistoso con el United por una sobrecarga en el cuádriceps, aún no se ha ejercitado esta semana. Está previsto que hoy se una al grupo, en la última sesión a puerta abierta antes del partido frente al Atlético. De su estado dependerá la configuración final del centro del campo. Del trío que forman Kondogbia, Carriço y Rakitic debe salir el dúo definitivo.

El internacional Rakitic también sufre el inconveniente de tener que jugar hoy con su selección, en otro amistoso algo absurdo en Liechtenstein. El capitán y faro del Sevilla se unirá mañana al resto de compañeros junto con los otros internacionales que están fuera, Beto, Rabello, Cotán y Bacca. Para que todos lleguen a tiempo, Emery ha dispuesto que la sesión del jueves sea a las 19:30. Ésta será la primera de las tres sesiones a puerta cerrada con las que preparará la gran cita. En ellas irá solventando otras incógnitas, al margen de la medular. Las variantes en los tres cuartos son muchas y arriba Gameiro y Bacca se disputan un puesto, mientras que en la defensa la incógnita será si el lateral izquierdo es para Fernando Navarro o Alberto Moreno. Son cuestiones menores ante la versatilidad de ambos puestos. El eje es lo que preocupa ahora, aunque la respuesta del equipo esté solapando este inconveniente puntual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios