Bádminton El Rinconada bate al Pitiús y mira a las semifinales (5-2)

La plantilla del Rinconada posa con el marcador del encuentro.

La plantilla del Rinconada posa con el marcador del encuentro. / M.G.

El Bádminton Rinconada consiguió una victoria muy importante en su pugna por meterse en las semifinales imponiéndose por 5-2 al Pitiús, segundo clasificado, y poniendo tierra de por medio respecto a la quinta plaza.

El encuentro volvió a poner de manifiesto una de las grandes bazas cañameras, el apartado de dobles. El Rinconada cuenta con algunos de los mejores doblistas del ránking nacional, y siempre son puntos clave del partido que los rinconeros suelen llevarse al marcador. En esta ocasión, no fue menos gracias a las victorias de Laura Molina y Jaume Pérez en el mixto (21-11 y 21-17), Jaume Pérez y Fran Olivares (21-18, 16-21 y 21-11) y las hermanas Molina frente a las hermanas Munar (21-14 y 21-16).

Tras estos tres encuentros, los rinconeros conseguían los primeros tres puntos ante el segundo clasificado de la competición, a falta de un solo punto que le dé una victoria más que importante. El partido parecía contener tintes de épica, puesto que los siguientes dos puntos cayeron del lado ibicenco. Primero, Ricardo Rettig batía a Juan Manuel Fernández Quiles, que se retiraba al término del primer set por una lesión en la espalda (7-21, retirado en el segundo set) para que más tarde Sara Peñalver batiera en dos sets a Nerea Díaz (17-21 y 21-23) poniendo el 3-2 en el marcador.

Todo quedaba en manos de Marta Calleja y Fran Olivares. Y ambos fueron héroes. Los jugadores rinconeros ganaron sus encuentros para cerrar una épica victoria. Marta Calleja batía a Fernanda Munar (21-19 y 21-19) y Fran Olivares doblegaba en tres sets a Carlos Iglesias, remontando el primer set en contra (18-21, 21-7 y 21-14).

Tras el encuentro, un satisfecho Antonio Molina, técnico rinconero, afirmaba que "ha sido un triunfo muy luchado, a pesar de los tres puntos iniciales". Respecto a los dobles, duelos claves para la victoria, el preparador destacó: "Para nosotros es un lujazo tener a los doblistas que tenemos en nuestras filas. Siempre intentamos salir victoriosos al menos en dos de los tres puntos. Eso siempre nos da una moral tremenda para afrontar los demás duelos", indicó Molina, que añadió: "Nos quedan dos finales por delante, de las cuales una de ellas, la de la próxima jornada frente al Arjonilla, será más que clave, por la situación de ambos en la tabla. Vamos a intentar contar con nuestros jugadores ingleses para los dos últimos envites ligueros, y cerrar así la clasificación para las semifinales que, después de como nos ha ido la liga, sería un logro increíble”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios