Atletismo

Insólito: El rastrillo borró un posible oro de María Vicente en longitud

  • Había hecho una marca con la que habría sido primera. El presidente de la Federación de Atletismo ha pedido disculpas públicamente por el inusual suceso.

María Vicente María Vicente

María Vicente / EFE

Un salto largo, cuya huella fue borrada por error antes de la medición en la final de longitud, marcó el desenlace del campeonato de España, que terminó en manos de Fátima Diame con una marca de 6,51 metros.

Dos días después de ganar el título en el pentatlón con nuevo récord de España (4.501 puntos), María Vicente, que llegaba con una marca de 6,55 (6,49 el viernes en el pentatlón), se disponía luchar por el doblete, pero el percance de la primera ronda la desconcentró. Su mejor marca fue de 6,24, con cuatro nulos.

La multifacética atleta barcelonesa disputaba el rango de favorita a la triple campeona y defensora del título Fátima Diame y pareció haberlo ratificado con su largo primer salto, en apariencia cercano a los 6,50, pero la precipitación en el uso del rastrillo dejó la marca en el limbo.

La joven Tessy Ebosele, que había ganado bronce en triple con 13,54, ascendió un grado al colgarse la plata en longitud con 6,31, el mejor salto de su carrera y cuarta mejor marca española sub-20 de todos los tiempos.

María Vicente: "Si me clasifico, en el Europeo ese salto lo meteré válido"

La barcelonesa María Vicente, vigente plusmarquista española en pentatlón, aparcó el "enfado" por el primer gran salto que le fue borrado en la prueba de longitud antes de su medición y se centró en los objetivos futuros: "si me clasifico, en el Europeo ese salto lo meteré válido".

María Vicente cerró este domingo su participación en los Campeonatos de España en pista cubierta, disputados en el polideportivo municipal de Gallur (Madrid), "contenta" por su récord de España y su título nacional de pentatlón y por su bronce en salto de longitud.

"Sí que es cierto que venía a buscar algo más que un 6.24 y una medalla de bronce. No pasa nada. Esta no es mi prueba. Venía con una venda en los ojos, podía salir bien y podía salir mal. Simplemente, no te voy a mentir, tengo rabia dentro. No es algo que haya dependido de mí. Había hecho un buen salto en el primer intento. Esto me deja con ganas para el 60 vallas de la semana que viene. Si me clasifico para el Europeo, ese salto lo meteré válido".

María Vicente reconoció que en el segundo y tercer intento, después de que el rastrillo borrase por error su primer salto -de unos 6.50 metros-, su cabeza le jugó "una mala pasada".

"Estaba enfadada. No he sabido manejar la situación. Después, lo he buscado y no ha salido. Las dos compañeras que han estado por delante de mí han estado muy bien, incluso con marca personal (Tessy Ebosele, segunda con 6.31 metros) y de la temporada (Fátima Diame, campeona con 6.51). Estoy contenta por ellas", comentó la atleta del CD Nike Running.

La barcelonesa dio por buena su medalla de bronce, porque "está muy bien", indicó. "Ahora a seguir luchando y mirando hacia delante. El miércoles vuelvo a salir a pista en Gallur, con las mejores del mundo, y voy a intentar dar mi mejor versión y a intentar rebajar cuanto pueda la marca de 60 vallas que hice el viernes y a disfrutar", sentenció.

Un salto largo, cuya huella fue borrada por error antes de la medición en la final de longitud, marcó el desenlace del campeonato de España, que terminó en manos de Fátima Diame con una marca de 6,51 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios