Zaragoza - Coosur Betis | La previa

Zaragoza, partido de hombres para el Coosur Betis

Una imagen de la plantilla bética en un acto promocional el viernes. Una imagen de la plantilla bética en un acto promocional el viernes.

Una imagen de la plantilla bética en un acto promocional el viernes. / Betis Baloncesto

Ganó al Fuenlabrada, tomó el Carpena a base de canastas, cuando parecía que lo que mejor le iba era un partido a un tanteo bajo, y ahora el Coosur Betis estrena el año 2021 afrontando un test de esos que puede marcar el curso, un partido para hombres ante un rival directo como el Casademont Zaragoza (20:45) que, sin ser aún a cara o cruz, puede ser el golpe definitivo sobre la mesa de un equipo que parece resucitado en los últimos choques. Un rival directo ante el que habrá que atender también el average y que ahora cuenta con los mismos triunfos que los béticos: cuatro.

Para un equipo que apenas rondaba los 70 puntos de promedio en la Liga, destaparse en Málaga con 114 fue un subidón. Los jugadores creen en lo que hacen en la pista y eso propicia que lanzamientos que iban al aro ahora entren. Ouattara se quitó la famosa mochila de la presión y la ansiedad ante el Fuenlabrada y en la Costa del Sol lo hicieron Borg, un jugador cuya actitud en la cancha lo hace clave en los planes de Joan Plaza, Feldeine y hasta Campbell, que ha cambiado el chip desde que entendió que a ese nivel su nombre estaba en la lista de las salidas.

El conjunto verdiblanco ha dado un paso adelante. Es evidente. Más activo en defensa, pese a los 111 puntos recibidos en un loco partido en Málaga, y acertado en ataque, donde el balón circula hasta encontrar al tirador liberado o a un Ndoye que se está haciendo gigante en las pinturas. El senegalés está en su mejor momento y sus compañeros lo buscan sin temor. Al contrario, con la máxima confianza. No es para menos, pues si ante el Fuenlabrada sumó 20 puntos ante el Unicaja se fue hasta los 25. Si no anota, saca falta y ha mejorado mucho en el tiro libre: 15-21 lleva en las dos últimas citas, con un efectivo 11/15 en Málaga, incluidos dos seguidos en la prórroga cuando su equipo estaba por detrás en el marcador.

Si el Betis llega con la moral reforzada su rival afronta el choque necesitado y con dudas tras sumar sólo un triunfo en los últimos siete duelos. Sin embargo, estará más descansado que el cuadro hispalense, después de jugar el pasado día 27 de diciembre en su cancha, mientras que su rival jugó el 27 y el 29 en Málaga.

Pero eso no será excusa para un Joan Plaza que parece que le empieza a meter el veneno de la competitividad a todos sus jugadores. Feldeine va entendiendo que puede hacer más daño entrando a canasta que dando dos pasos atrás y cascarse un triple desde ocho metros, Randle quiere demostrar que está recuperado de su lesión y es capaz de generar mucho para sus compañeros desde su manejo de la pelota, Jordan suma aun sin estar seguramente ni al 50% de lo que puede dar tras dos meses parado y Pablo Almazán va recuperando el ritmo de competición a medida que va acumulando minutos en los partidos.

El granadino tendrá que redoblar esfuerzos. No sólo le tocará bailar con Brussino y Barreiro, jugadores de esos guerreros con los que se tendrá que pegar como alero, sino que la lesión de Spires lo obligará a jugar minutos como ala-pívot y vérselas con Benzing, también cambiado de su posición natural por la carencia de cuatros en el cuadro maño. Ahí puede hacer daño Kay, el jugador de los intangibles para Plaza. No brilla especialmente en los partidos, al contrario, sus fallos lucen más, ni en las estadísticas, pero su trabajo lo hace indispensable y ya es el sexto mejor reboteador de la Liga con una media de 6,2, casi 9 de promedio en los tres últimos encuentros.

Su esfuerzo bajo los tableros será importante ante un Zaragoza que lo fía todo a anotar más que el contrario. Por ello es el cuarto equipo que más puntúa (86,7), lo que pondrá de nuevo a prueba la defensa de un Betis que se va convirtiendo en su caballo de batalla, pese al festival anotador de la pasada jornada. No puede fiarlo todo a ese acierto el cuadro verdiblanco y técnico y jugadores son conscientes de ello.

Precisamente la lesión de Spires debía haber hecho que Niang volviera a la convocatoria para cumplir con los cupos de formación, pero ni así siquiera. Obi debe repetir como descarte, pese a ser un ala-pívot, la posición en la que cojea la escuadra heliopolitana, pero su inclusión obligaría a dejar fuera a otro jugador y no parece hoy por hoy que Plaza pueda dejar a otro fuera de concurso.

Si el Betis cambió cromos en el banquillo, también el Zaragoza sacudió el árbol destituyendo al ex cajista Diego Ocampo, con un balance de 2-6, el mismo que acumula sus sustituto, el argentino Sergio Hernández, al que le han traído ya al base TJ Bray, Aleix Font y al escolta nigeriano Sulaimon para tratar de enderezar la nave maña. Sigue acusando este Zaragoza que aspiraba a estar más arriba la lesión de Rodrigo San Miguel, pero sigue contando con mucho potencial con Dylan Ennis, MVPdel mes de diciembre en la ACB al que habrá que atar en corto como equipo. Ayudas y actividad atrás en un partido de hombres que medirá la reacción bética.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios