Coosur Betis Baloncesto Cuando el rebote marca el camino

  • El conjunto verdiblanco está a la cola de la ACB en esta faceta, producto de los errores en ambas canastas

Obi lucha con el jugador de la Penya Ventura en una acción bajo el aro. Obi lucha con el jugador de la Penya Ventura en una acción bajo el aro.

Obi lucha con el jugador de la Penya Ventura en una acción bajo el aro. / José Ángel García

Igual que un equipo, a menudo, ataca como defiende, todo en el baloncesto está relacionado y las bondades que se ofrecen en uno y otro aro tienen sus consecuencias. Y es que el Coosur Real Betis es el equipo que menos rebotea de la liga (igualado con un Barcelona cuyo poder ofensivo no le penaliza) consecuencia de sus errores en el tiro (es de los que menos anota en lanzamientos de dos puntos) y de lo que concede en su canasta: demasiados tiros fáciles que acaban en canastas del rival (sus rivales no han bajado del 44,4% de aciertos de dos puntos, con el 71% de efectividad del Valencia como ejemplo más clarificador) y capturas ofensivas concedidas al contrario que van desde las ocho del Zaragoza (el único en bajar de 12) en el último partido (con cuatro en un mismo ataque) hasta las 13 del cuadro taronja.

Le está costando al cuadro verdiblanco que todas sus piezas encajen en el engranaje de Curro Segura, algo que ya ocurrió la pasada campaña en un conjunto que acabó funcionando como un reloj. Con nueve caras nuevas (12 el curso anterior), son hasta cierto punto lógicos los errores que están lastrando al equipo en la clasificación, pero la ACB no espera a nadie –menos al Betis, con el calendario que tiene por delante, terrorífico en palabras de Juanma Rodríguez– y la mejora pasa, sin duda, por la defensa. Y la defensa, entre otras cosas, por cerrar un rebote que está costando muchos puntos a favor y en contra.

Para muestra, un botón: en el último choque en San Pablo, en plena remontada maña, los de Porfi Fisac firmaron cuatro capturas en ataque seguidas en una misma acción, lo que denota una falta de concentración e incluso una dejadez que pasa factura.

La media de rebotes por partido del Betis es de 32,4, por los 34 del Baskonia, por lo que será un factor clave

Cierto es que en la configuración de la plantilla también se presuponía esta situación, ya que Whittington es la única referencia interior clara, a expensas de que Niang se recupere y refuerce esta posición, mientras que los ala-pívots flojean ese apartado y Nacho Martín no está contando mucho para Curro Segura. Los exteriores que deberían ayudar en esta faceta aparecen poco y Pablo Almazán, seguramente el más activo en este apartado, se ha visto relegado por la capacidad anotadora de Rivers, que no de Conger.

No anda mucho mejor el Baskonia, rival el domingo (17:00) en este sentido, pues si los béticos caminan por la liga con 32,3 rebotes de media, los vitorianos, con el mismo balance de triunfos derrotas (1-3), los preceden con 34, aunque su 63,64% de acierto en tiros de dos puntos deben hacer que los de Segura anden atentos cerca del aro.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios