Betis Energía Plus Dani Rodríguez, un adiós sin fisuras

  • El base catalán se marcha de San Pablo "orgulloso" por cumplir con los objetivos marcados por el club y sin rencor alguno

Dani Rodríguez, durante un entrenamiento en San Pablo. Dani Rodríguez, durante un entrenamiento en San Pablo.

Dani Rodríguez, durante un entrenamiento en San Pablo. / Salomón Rodríguez

Una vez asimilada la noticia de su no continuidad en el Betis la próxima temporada, Dani Rodríguez intenta desconectar desde Barcelona durante sus primeros días de vacaciones. El base, de 35 años, fue uno de los pilares del equipo liderado desde el banquillo por Curro Segura, que arrolló en la LEB Oro, triturando récords y logrando los dos primeros títulos de la entidad hispalense en su historia. Motivos de peso que le había hecho "tener ilusión de continuar en Sevilla", a pesar de confirmar que se marcha sin rencor por no seguir en la plantilla que competirá en la ACB.

"Hablé con el club y ellos me comunicaron su idea. Tenía ilusión por seguir, sobre todo por la temporada que hicimos, pero bueno. Son cosas en las que el jugador no puede decir nada. El club decide el tipo de plantilla que quiere", explicó el catalán, sabedor de la parte de negocio que existe en este deporte. "Mi idea era continuar y me estaba preparando para ello, pero no puede ser", continuó.

De su etapa en Sevilla se queda con "los dos títulos". "Cuando fiché, me dijeron que era para eso. Uno está orgulloso de saber que ha cumplido con el objetivo que tenía, que se ha conseguido. Me voy con los deberes hechos, mejor así que de cualquier otra forma", aseguró el base, que sabe que contará con ofertas para seguir su prolífica carrera: "Aunque todo se mirará después de desconectar un poco".

Quizás entre las propuestas que le lleguen al jugador se encuentre alguna de la Liga Endesa, una espinita que le queda a Dani Rodríguez tras prácticamente toda una vida en la LEB Oro como uno de los mejores organizadores de la categoría. "¿Si se escapa el tren de la ACB? Puede ser, no lo sé. Físicamente estoy bastante bien, y nunca se sabe. Ésta era una buena oportunidad, no sé si habrá otra. Sólo el tiempo lo dirá. Ahora mismo estoy bastante bien y espero jugar bastantes años más", señaló el jugador de Esplugas de Llobregat, conocido en el mundo de la canasta como Pope.

Con 735 minutos disputados la pasada temporada, Dani Rodríguez fue el tercer jugador que más tiempo estuvo en la pista durante. Sólo dos jugadores de la plantilla (Jonhny Dee, con 751, y Tobias Borg, con 741), tuvieron más protagonismo en los planes de Curro Segura.

A pesar de todo lo vivido por este obrero del baloncesto, Sevilla se ha ganado un hueco en su memoria, y se llevará un grandísimo recuerdo de la grada. "La afición ha estado de diez durante la temporada, con muchas muestras de cariño a través de las redes sociales cuando se dio la noticia de que no iba a seguir. Recibí muchísimos mensajes. Tanto mi familia como yo estamos enormementes agradecidos por el trato que nos han brindado allí", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios