Coosur Real Betis Otra vez con los nervios a flor de piel

  • La imagen ante el Barcelona y las derrotas obligan al Betis a reaccionar en otro vital encuentro el sábado ante el Bilbao Básket

Campbell bota el balón en el Palau Blaugrana defendido por Bolmaro. Campbell bota el balón en el Palau Blaugrana defendido por Bolmaro.

Campbell bota el balón en el Palau Blaugrana defendido por Bolmaro. / V. Salgado (ACB Photo)

El triunfo ante el Gipuzkoa trajo algo de tranquilidad al Coosur Real Betis, pero tras dos tropiezos en las salidas a Tenerife y Barcelona y, especialmente, la triste imagen dada en el Palau Blaugrana, han vuelto a rodear de incógnitas un proyecto que por una circunstancia u otra no arranca esta temporada. La mala gestión de los finales, unas veces, la escasa aportación de la segunda unidad, una corta rotación y el bajo rendimiento de algunos hombres importantes marcan el casi primer tercio liguero en el que los verdibancos no despejan las dudas y los nervios vuelven a asentarse en el club.

Nervios que llegan con las derrotas y que se irán con victorias. Por lo que el encuentro ante el Bilbao Básket del sábado (18:00), un rival que acude con urgencias igualmente al llegar a San Pablo con un solo triunfo, aunque con un partido menos que los verdiblancos.

El arranque liguero del conjunto heliopolitano ha tenido de todo pero, curiosamente, ha sido uno de los pocos que no se ha visto afectado por algún aplazamiento liguero por motivo del Covid-19. Y es que el Betis se vio afectado antes, en pretemporada, retrasando la preparación de los hispalenses por los problemas para entrenar juntos y el retraso en la llegada de jugadores.

Aun así, el cuadro sevillano ha competido a buen nivel en muchos partidos, aunque no los 40 minutos. Además de las victorias ante el Valencia y el Gipuzkoa, pudieron (debieron) llegar al menos a estas alturas dos más. Pudo ganar en Murcia al UCAM en un duelo que se le escapó de las manos en los últimos dos minutos, en los que Segura no pudo contar con Feldeine, lesionado. Y se le escapó sacar algo positivo de su encuentro ante Estudiantes, cuando tras varios amagos de abrir brecha se atascó contra una zona que no supo atacar. Reaccionó al final, tarde, pero pudo incluso ganar, pero Borg falló aquel alley oop con Pablo Almazán.

Tuvo también sus opciones en Tenerife, pero la (mala) defensa del bloqueo directo de Campbell dio alas a Marcelinho y al Iberostar. Y es que el base es de los jugadores que más están defraudando por las expectativas que había puestas en él. El estadounidense sufre en defensa, y no sólo por su altura, y en ataque no es el jugador decisivo que debía ser. Le cuesta llevar el peso del equipo y no supone un peligro real para el rival. Incluso Harrow, que ataca más el uno contra uno para generar ventajas, produce más en pista, pese a contar con muchos menos minutos.

Cierto es que el jugador de pasaporte jamaicano ha estado lesionado, como Ouattara, lo que ha reducido mucho la rotación de un equipo en el que la segunda unidad baja mucho el nivel del equipo. Mike Torres, Spires, Obi, Borg y Niang deben aportar mucho más en un conjunto en el que cualquier cambio se estudia al detalle ante la falta de dinero en caja. Se es consciente en el club de que hacen falta movimientos para despertar al equipo, con problemas evidentes en la dirección y un suplente de Kay (un cuatro que sea una amenaza desde el triple), pero se apurará al máximo ante la falta de recursos económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios