Coosur Real Betis

Juanma Rodríguez: "El Unicaja puede ser un buen espejo para el Betis"

  • El malagueño regresa al Martín Carpena al frente de la dirección deportiva Betis, con el que ascendió a la ACB y ahora pelea por consolidarlo en la élite del nacional

Juanma Rodríguez posa en la pista principal de San Pablo. Juanma Rodríguez posa en la pista principal de San Pablo.

Juanma Rodríguez posa en la pista principal de San Pablo. / José Ángel García

Después de un largo periodo alejado de la ACB, a Juan Manuel Rodríguez Marín (Málaga, 1963) le llegó en 2018 un reto que lo sedujo: ponerse al frente del Betis, descendido a la LEB. Tras un año de registros históricos, la pelea por mantenerse en la Liga Endesa es el siguiente paso y este domingo (12:30) aparece con el equipo verdiblanco por el Martín Carpena en la recuperación de un derbi necesario para el baloncesto andaluz.

–¿Qué tal por Sevilla?

–Estoy muy contento. Después de un año impresionante a todos los niveles en la LEB, llegó un reto nuevo, súper exigente, con una ACB que es la más dura de los últimos años, con equipos con más presupuesto y recursos y mucha competitividad.

–No dudó en mantener la apuesta por Curro Segura.

–Aparte de hacer una temporada impresionante con una gestión de grupo espectacular, hicimos un baloncesto de mucha anotación y gran defensa. No había dudas sobre él. A nivel de entrenador, había demostrado años atrás que si se le presentaba una oportunidad la cogería y no la desaprovecharía. Es mucho mejor técnico ahora que hace unos años y tiene el respeto total del club.

–¿Cómo cambia la percepción del Unicaja salido de Málaga?

–En el sentido de lo que es el baloncesto, en Málaga se lleva compitiendo muchos años al máximo nivel. Se ganó la Copa y la Liga, se jugó Euroliga muchos años, conquistó la Eurocup... Es otro nivel. Para una ciudad como Sevilla y un club como el Betis, el Unicaja debe ser un buen espejo para intentar llegar en un futuro a estar a su altura. Es difícil, pero no imposible.

–Pasaron ocho años desde que dejó el Unicaja hasta que volvió al Betis. ¿Cambió el mercado?

–En algunas cosas, sí, aunque en líneas generales, no demasiado. Hay un mejor seguimiento de scouting. Hemos coincidido varios clubes detrás de un jugador cuando entendías que venía de una liga muy, muy menor y pensabas que nadie se fijaría en él. Todo cambió con los ascensos. Hace unos años no subía nadie por el tema del canon y los equipos de ACB vivían muy cómodos. No cambiaban de entrenador, no fichaban, no gastaban más de lo necesario. Ahora todos se ponen las pilas. Hablaba con agentes estos días y hay 4 ó 5 equipos mirando jugadores. La gente está con las orejas tiesas.

–¿Hay cantera en Sevilla para producir jugadores?

–Dentro de las limitaciones, aquí se trabaja muy bien. Lo sabía antes de venir. Hay proyectos muy interesantes. Intentamos incorporar chicos de otros países y estamos haciendo buen trabajo en nuestras posibilidades. Los equipos júnior, cadete e infantil seguro que van a competir a gran nivel en el Campeonato de España. Para un equipo modesto como el Betis, el trabajo de cantera es bueno.

–En Málaga se le recuerda alguna apuesta por jugadores de la NCAA tipo Darren Phillip. Ahora con Izundu pasó algo similar. ¿Es un riesgo que hay que tomar?

–Depende del presupuesto de cada equipo. Obi también vino de Temple directamente. Hicimos la apuesta y salió bien, porque tiene potencial para más de lo que muestra ahora. Repetimos con Izundu, pues el mercado de hombres grandes está complicado y a veces hay que arriesgar. Pero lo hacemos después de un gran seguimiento de NCAA o G-League. No tenemos miedo en hacer apuestas. Mira los casos de Ferrari en Manresa o Magee en Obradoiro. No tienen experiencia fuera de EEUU, pero con un poco de confianza pueden rendir.

–Parece una apuesta interesante Sipahi. ¿Cómo lo convenció?

–Fue una oportunidad que llegó ya bien avanzado el mercado. Lo conocía de verlo jugando con Turquía, de ser MVP en un Europeo sub 18 que vi en directo en Letonia. Tiene 24 años, pero lleva seis años jugando como profesional en su país. Gracias a una persona cercana a él que conocíamos hablamos varias veces. Le dije que pensaba que tenía que salir de Turquía, que era un jugador de otro nivel y que le iba la ACB mejor para sus cualidades. Tiene una ética de trabajo impresionante y va mejorando su tiro, que es uno de los defectos de su juego, viniendo antes a entrenar y yéndose después. Puedo equivocarme, pero en dos o tres años volverá a jugar en Euroliga.

–¿Qué le parece el Unicaja?

–Ha realizado muchos cambios, ha habido un cambio a buscar más perfiles físicos y mejorar el nivel defensivo. Es normal esa cierta irregularidad y ha tenido lesiones de hombres importantes, así que necesita ajustarse. Para competir contra ellos tienes que igualar su nivel físico, dar el 200% de esfuerzo y pedir que no estén acertados. Ahí puedes tener opciones de ganar. Se puede echar en falta jugadores de más talento en el exterior, pero igual los había años atrás que jugaban un partido bien y cuatro mal. Estos jugadores de otro perfil son más regulares.

–Hay dos tercios de la ACB que compite en Europa. ¿Es el siguiente reto del Betis?

–En el mercado lo notas. Todos los jugadores quieren jugar en Europa. Cada club tendrá que analizar si le merece la pena y si económicamente puede, qué competición elegir, si Eurocup, Champions... Es un salto cualitativo y supone un crecimiento. Nos hemos propuesto a medio plazo estabilizarnos en ACB y llegar a ese punto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios