Betis Energía Plus

Nada es definitivo, pero el margen es un plus

  • La ventaja de tres triunfos del Betis Energía Plus sobre sus perseguidores a la conclusión de la primera vuelta es la mayor en la historia de la era LEB

Pablo Almazán trata de dejar atrás a Kyei en el partido ante el Lleida. Pablo Almazán trata de dejar atrás a Kyei en el partido ante el Lleida.

Pablo Almazán trata de dejar atrás a Kyei en el partido ante el Lleida. / Víctor Rodríguez

El Betis Energía Plus va cumpliendo, finalizada la primera vuelta, con su condición de favorito en la LEB Oro y mediado el curso se está mostrando como un sólido líder con recursos en todas las facetas, tanto en defensa como en ataque, además de mostrar una capacidad de reacción que gana partidos como el del viernes ante el Força Lleida, en el que levantó una desventaja de 17 puntos en el primer tiempo.

El conjunto de Curro Segura logró frente al cuadro ilerdense su decimoquinto triunfo, decimocuarto consecutivo, para llegar al ecuador del curso con tres victorias sobre el Bilbao Básket, con el que disputará la Copa Princesa el 8 o el 9 de febrero, está por ver aún, y el Peñas Huesca, y cuatro sobre el Palencia.

"Un buen colchón, pero no definitivo", dijo tras el choque el técnico bético. No le falta razón, pues aún quedan otras 17 jornadas por delante, aunque visto lo visto hasta ahora y echando una mirada a la historia, parece una garantía para alcanzar el objetivo del ascenso. Ese margen de tres triunfos es el mayor de la competición que se pueden consultar (desde la 1996-97, año de creación de la LEB) en la web de la Federación Española (FEB) a estas alturas del ejercicio.

La pasada campaña el Breogán llegó a la jornada 17 también con un balance de 15-2, pero el Manresa era segundo a dos victorias (13-4). También disfrutó de una renta de dos partidos el Palencia en la 2015-16, pero en una liga de 16 equipos, por lo que su balance era de 13-2 (dos encuentros menos jugados) por el 11-4 del Melilla, segundo. En una liga de 18 conjuntos también el CB Canarias acabó la primera vuelta con dos triunfos de ventaja (con 14-3) sobre el Burgos en la 2011-12, pero ninguno logró en las ligas LEB llegar al ecuador con tres triunfos. A todos los mencionados, eso sí, les bastó para acabar primeros a la conclusión de la temporada, aunque llegar a estas alturas como primero no siempre es una garantía.

En la campaña 2010-11 (18 conjuntos) el Obradoiro finalizó la primera vuelta como líder –acabó subiendo en los play off–, pero sólo con una victoria de ventaja sobre el CB Murcia, que a esas alturas acumulaba cinco triunfos seguidos. Sumó 11 más de forma consecutiva hasta los 16, con los que se puso con una victoria más por delante de los gallegos antes de perder en la jornada 29, cuando cayó por 90-80 precisamente frente al Obradoiro. Fue su única derrota en toda la segunda vuelta (balance de 16-1) y ahora el Betis Energía Plus mira a esa marca de 16 victorias seguidas como una motivación más en su camino hacia el objetivo final del ascenso.

Los verdiblancos llevan 14 y esta semana reciben a un rival directo como el Huesca, que llegará tras perder en el Pisuerga de manera rotunda por 84-50. Seguir sumando en pos de ese récord, alejar aún más al cuadro oscense y tomarse cumplida venganza de la derrota en tierras aragonesas en la primera jornada serán las motivaciones del Betis el próximo viernes (20:30) en San Pablo, donde los locales siguen imbatidos en lo que va de temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios