Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Deportes

A por el futbolista total

  • Marcelino da un giro al área médica, física y nutricional con la llegada de Nicolás Terrados · El fisiólogo jiennense, ex del equipo ciclista ONCE, tendrá como aliado en la parcela de la alimentación a Felipe del Valle.

Las necesidades físicas del fútbol moderno obligan a los clubes a reciclarse y profesionalizar al máximo todas sus áreas con la llegada de especialistas, cada uno con un método. Se ha ido viendo en estos primeros días de entrenamiento en el Sevilla y se va a seguir apreciando. Marcelino ha animado al club a buscar su idea de futbolista total: muy físico, muy resistente, muy rápido, muy fino... para lo que cuenta con un nuevo aliado que va a provocar un giro radical en su área con respecto a lo que había antes.

Las salidas de los doctores Juan Ribas y Antonio Escribano, que llegaron al club en 2004, habían dejado dos huecos en el organigrama médico de la entidad que estaban pendientes de reemplazar. Ayer se hizo oficial el fichaje de Nicolás Terrados, un hombre que llega ante la petición de Marcelino y su cuerpo técnico (fundamentalmente Ismael Fernández) y que por su condición de fisiólogo, como Ribas, pudiera parecer que cubre la vacante del jefe de los servicios médicos, pero no. Este puesto, de momento, va a quedar vacío, al margen de que Juan José Jiménez seguirá siendo el médico de campo del primer equipo. En cambio, la función de Terrados en el Sevilla, al que llega como colaborador, está más cerca de lo que ha hecho Escribano en los últimos siete años, aunque abriendo más las áreas de actuación. Cuando Marcelino cerró su fichaje por el Sevilla se señalaban como bases de su método varias cosas y entre ellas estaba su especial cuidado con el control del peso de los jugadores, algo que combinado con la preparación física resulta fundamental en el fútbol moderno. Del técnico asturiano en este apartado se ha llegado a decir que sus futbolistas pasaban hambre en las concentraciones, aunque hasta el momento en el Sevilla nadie se ha quejado.

La diferencia es que la metodología aplicada en el club hasta la pasada campaña en esta faceta va a dar un giro radical con la llegada de Terrados, un profesional de la medicina que utiliza unas pautas diferentes, algunas inspiradas más en el mundo del ciclismo -que tocó en otra etapa de su carrera- que en el del fútbol sin que deba tener ello un componente peyorativo, pues todas las pautas están dentro de la legalidad y además el ciclismo ha sido históricamente la actividad en la que más ha avanzado en cuanto a su conexión con la medicina deportiva. En ellas entran la alimentación, donde también trabajará con el primer equipo otro profesional en nutrición, Felipe del Valle, pero entran más cosas que recuerdan al mundo de las dos ruedas. Terrados ha sido pionero en España de la puesta en práctica del entrenamiento en altitud y es, en ese campo, una de las eminencias europeas. Ha estudiado en Kenia la fisiología de los mediofondistas africanos y en Escandinavia los métodos de entrenamiento de los esquiadores de fondo. Ha publicado libros sobre medicina y entrenamiento de baloncesto y ha sido el primero en el uso de poleas cónicas, que ya se trabajan en el Sevilla, donde ya se nota su mano.

De hecho, el primer entrenamiento en Rota se llevaba a cabo con los tubos que los jugadores lucían en la boca para aumentar la capacidad ventilatoria e incrementar la presencia de glóbulos rojos en la sangre. Y ya ayer, primer día en que se podía ver a Terrados con la camiseta del Sevilla, se extraían muestras a los jugadores con un pinchazo en la oreja. Con ello el cuerpo médico obtendrá información para crear un banco de datos y mejorar el rendimiento físico.

El Sevilla hacía oficial la incorporación de Terrados destacando que ha colaborado en los últimos cinco años con Marcelino. Es especialista en Medicina Deportiva, director del centro regional de esta disciplina en el Principado de Asturias, profesor de la Universidad de Oviedo y miembro asesor del COE. Su nombre traspasó las fronteras cuando, siendo médico del equipo ONCE, fue uno de los grandes perjudicados de las manipuladas informaciones que publicó L'Equipe sobre los equipos españoles en el Tour del 98, pues fue retenido en Francia en la llamada operación Festina contra el dopaje, aunque el tema no pasó a mayores.

Marcelino e Ismael Fernández han recomendado su fichaje tras trabajar en varios clubes junto a él (Sporting, Zaragoza, Racing...), amén de que ha asesorado a los médicos del Barcelona, aunque hace ya bastante tiempo, en 2000.

Junto a Terrados trabajará más en el día a día con el primer equipo Felipe del Valle, un nutricionista que ya trabajaba en el club llevando esta parcela en los escalafones inferiores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios