Diario de Sevilla Mantenemos la cita diaria en los quioscos como actividad esencial decretada por el Gobierno en la crisis del coronavirus

Maratón de Sevilla

Maratón de Sevilla: a los Juegos de Tokio se va esta vez por Sevilla

David Guevara, durante la presentación de la Maratón de Sevilla. David Guevara, durante la presentación de la Maratón de Sevilla.

David Guevara, durante la presentación de la Maratón de Sevilla. / Víctor Rodríguez

Las calles de la ciudad esperan ya a los casi 14.000 corredores que afrontarán, desde las 08:30, la XXXVI edición del Maratón de Sevilla, una prueba que repite este año el sello Gold Label de la World Athletics (la IAAF de toda la vida) con una de las carreras con mayor interés, en lo deportivo, de los últimos años, ya que la capital andaluza será la antesala para Tokio 2020 para muchos de los profesionales que se den cita. No en vano, en el caso de los españoles (también turcos, israelíes, brasileños y suecos), al contar la prueba con el rango de Nacional, tiene reservado un billete para los Juegos Olímpicos al primero que cruce la meta, objetivo al que aspiran Hamid Ben Daoud, Javi Guerra y Chiki Pérez. El primero, de origen marroquí aunque afincado en el País Vasco desde hace años –logró la nacionalidad el año pasado– tiene la intención de correr en el grupo cabecero, al ritmo que marque la legión africana, en la que será su segunda toma de contacto con los 42,195 kilómetros. La primera se saldó en Praga hace unos meses con la mejor marca española de los últimos 13 años: 2:08.14.

El recorrido por Sevilla. El recorrido por Sevilla.

El recorrido por Sevilla. / Infografía

Guerra, sin embargo, conoce bien los peligros del maratón. El muro a partir del kilómetro 30, el calor en Sevilla –se esperan temperaturas de entre 10 y 15 grados durante la carrera–... y no se obsesionará. La idea es ir en un segundo grupo cuando se rompa la carrera, junto a Chiki Pérez y otros atletas europeos que buscan igualmente la clasificación y mínima (2:11.30) para la cita olímpica, aunque con un reto en mente: batir su mejor marca en la especialidad que data, precisamente, de 2018, cuando cruzó la meta entonces situada en La Cartuja con 2:08.36 horas.

Por delante el triunfo debe ser cosa de algún atleta africano. Llegan corredores de nivel para atacar de nuevo el récord de la prueba que el año pasado logró el etíope Ayana Tseda, que ponía fin a un dominio keniano, que regía desde 2013, con 2:06.35 horas, lo que suponía un bocado de 55 segundos a la anterior marca que Titus Ekiru (2:07.41) firmó en 2017. Destacan este año los etíope Getu Feleke y Dino Sefir, que tienen la misma mejor marca personal de 2:04.50, aunque para ambos data de 2012. Un nombre al que seguir será el del también etíope Birhanu Bekele Berga, que repite en Sevilla tras ser tercero 2019 (2:06.41), edición en la que cinco atletas cruzaron la meta en un margen de 13 segundos. Otras figuras importantes son el etíope Bazu Worku Haila (2:05.25) y el keniano Barnabas Kiptum (2:06.33).

También se buscará el récord en la categoría femenina

En categoría femenina el reto para las españolas será doble, ya que la campeona de España logrará el título nacional, aunque el billete a Tokio dependerá de la marca, ya que ninguna de ellas cuenta ahora misma con la mínima (2:29.30). Es el reto de Marta Galimany, que no hace ni un mes corrió ya por las calles hispalenses en la Media Maratón, siendo segunda (1:11.13) y rebajando en 1.16 minutos su anterior marca. Sin duda llega en buena forma e intentará rebajar el registro que hizo en Rotterdam el pasado año (2:30.15) para alcanzar Tokio desde Sevilla y para ello contará con el atleta Pablo Villalobos para que le eche un cable.

Cara al triunfo, la nómina es amplia y la organización confía en seguir el ritmo de récord por año de las dos últimas carreras. Y es que el nuevo trazado (cambiando la parte final la Cartuja, desangelada y abierta al viento por el centro de la ciudad, con más público y resguardado) estrenado en la pasada edición se reveló más rápido, con sólo 33 curvas, y este año apenas cuenta con una mínima e inapreciable variación. El objetivo estará en rebajar los 2:24.29 que la etíope Gutemi Shone estableció, rebajando en casi un minuto la marca de 2018 (2:25.37).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios