Deportes

"Ya no pienso en mi problema, sino en el equipo"

  • Maduro asegura que está "feliz" tras su regreso a la competición y agradece el apoyo de todo el Sevilla.

"Fue un día especial por una parte, pero normal, porque yo nunca había notado nada raro". Así describió Maduro su regreso a la competición oficial, 25 días después de que le diagnosticaran una anomalía cardíaca. El holandés está sorprendiendo por la rapidez con la que se ha comido literalmente los plazos previstos. La voluntad y la fuerza interior, después del gran susto y la buena noticia de que podía jugar al fútbol, palian su lógico déficit físico por no haber trabajado al ritmo de sus compañeros. "Estoy muy feliz. Ahora no pienso en mi problema sino en el equipo", reconoció en SFC Radio.

Por su cabeza pasó lo peor, lógicamente, la posibilidad de abandonar el fútbol: "Era un problema de corazón y eso te hace pensar diferente, porque lo importante es vivir. Fue todo muy raro porque nunca había tenido problemas, pero cuando un doctor te dice esto es una sorpresa". Pero todo eso quedó atrás, por fortuna. "Me encuentro muy bien físicamente y con mucha fuerza. Todo ha ido más rápido de lo normal, pero estoy perfecto y muy contento. Al principio fue un gran susto, porque llevo jugando varios años al fútbol y nunca había tenido ningún problema. Fue difícil para mí y para mi familia pero al final todo ha salido muy bien. Fue más duro mentalmente que físicamente".

Su alegría contagia al vestuario y al cuerpo técnico, a quienes se muestra agradecido: "Tengo la confianza del míster y ahora me queda trabajar con el equipo, entrenar bien y tener minutos para ser importante", dice, antes de añadir: "Gracias a todos, porque recibí muchísimo apoyo de la gente mediante mensajes y cartas. Estoy seguro de que, si estamos todos unidos, vamos a triunfar esta temporada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios