Baloncesto l Cajasol

La puerta del posible fichaje, entreabierta

  • Chaves dice que a día de hoy la plantilla está cerrada, aunque reconoce que se están haciendo los últimos movimientos

Comentarios 6

Desde todos los estamentos del organigrama técnico del Cajasol se viene afirmando que, a día de hoy, la plantilla para la temporada 2009-2010 está cerrada, aunque es una información que, al menos, despierta un puñado de dudas. El propio Leo Chaves, director general de la entidad cajista, dijo con boca pequeña ayer que "haya lo que haya no diremos nada hasta que esté todo cerrado. Aunque está complicado, se están haciendo los últimos movimientos para la incorporación de un nuevo jugador".

La posibilidad de contratar a San Emeterio en la posición de alero parece esfumarse. Las negociaciones con el jugador llegaron a buen puerto, pero las pretensiones del Tau -ahora Caja Laboral- no eran las ofrecidas por el club de San Pablo. Además, los vitorianos se empeñan ahora en decir que Ivanovic cuenta con el jugador cántabro, cuando desde un principio el club decidió prescindir de sus servicios.

En referencia al alero, el director general cajista aclaró que "es una opción que teníamos. Hemos hecho un trabajo muy fuerte, teníamos muchas esperanzas en este jugador, podía ser un baluarte importante".

Si se confirma la idea de Chaves de no incorporar a ningún jugador más, el Caja tendría un grave problema en la posición de tres, ya que Ellis no se adecua exactamente a ese lugar y es demasiado bajo para defender a aleros de una altura superior a los dos metros.

A esto hay que sumar que el cupo de jugadores está completo. El Cajasol ya cuenta con 10 efectivos, más Satoransky, Sastre y Aguilar, que alternarán encuentros con el equipo de la LEB Plata y el de ACB.

La llave que podría abrir la puerta a un último refuerzo sería Branko Milisavljevic. Las cosas continúan paradas, ya que el serbio se agarra a la cláusula firmada a mediados de enero en la que se le aseguraba una temporada y media en Sevilla. Su alta ficha impide que su salida sea un trámite rodado, aunque de no producirse, a pesar de que Joan Plaza no cuenta con él, formará parte del equipo. Seguro.

"Es un jugador que tiene contrato en vigor, por lo que permanecerá en el club si no llega una oferta interesante", afirmó Chaves.

Con este panorama, el mercado de entradas-salidas en el club sevillano tuvo ayer un nuevo capítulo. A la espera de las llegadas de Ager y Asselin, ayer fueron presentados Mario Cabanas y Joan Sastre. Cabanas, de 24 años de edad y 2,07 de altura, se mostró feliz por esta andadura profesional que se presenta ante él en la Liga ACB, tras jugar el pasado año en la Adecco Plata con el CB L'Hospitalet. "Estoy muy contento con esta nueva etapa y también con mucha ilusión. Espero estar al nivel, lucharé para sacar minutos y dar el nivel", dijo.

Por su parte, el mallorquín Joan Sastre, de 17 años y 2,01 de altura, y que está considerado como uno de los jugadores con más proyección del panorama nacional, explicó por qué se decidió por la oferta del conjunto hispalense. "El Cajasol es un club que me gustaba mucho y veía que tenían interés por mí, cosa que los otros no tanto. Por eso vengo, porque es un gran club y espero conseguir grandes cosas", señaló Sastre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios