Los nuestros | Marta García

Los sueños hay que perseguirlos hasta muy lejos

  • Marta García, natural de Marchena, dejó su casa a la edad de 14 años para formarse como baloncestista en el Siglo XXI barcelonés

  • A día de hoy no se arrepiente de haber tomado esa decisión

Marta García ha militado en categorías inferiores de la selección española. Marta García ha militado en categorías inferiores de la selección española.

Marta García ha militado en categorías inferiores de la selección española. / M.G.

En la vida hay momentos en los que uno no sabe muy bien en qué casilla poner las fichas. A los 14 años, Marta García (Marchena, 2002) hizo una apuesta fuerte por el baloncesto. Pese a su juventud, tuvo la determinación de marcharse a Cataluña para formarse en el Siglo XXI barcelonés, aunque ello significase alejarse de su familia. “Lo primero que les dije a mis padres es: no me quitéis esta oportunidad”, recuerda ella, que hoy está segura de que no se equivocó. Piensa en hacer carrera en el deporte de la canasta y fantasea con la idea de jugar algún día en la selección española absoluta.

“Yo empecé jugando con nueve años o así, en Marchena, pero allí no estábamos federados ni siquiera y yo jugaba con niñas que tenían cuatro años más que yo, porque no había equipo de mi edad”, cuenta. Algo después se marchó al Utrera, donde jugó entre los 11 y los 14. “Allí ya era un equipo de mi edad”, prosigue. Ya entonces la altura de Marta, pívot, y sus movimientos en la pintura empezaron a llamar atenciones externas. De hecho, en esos años recibió la llamada de la selección sub 13 y fue por primera vez internacional.

El Siglo XXI no iba a tardar en cruzarse en su camino. “Ellos tienen ojeadores y supongo que me vieron en algún campeonato con la selección sevillana, o quizás con la andaluza”, explica. Una vez recibió la propuesta, Marta no tuvo dudas. “Mi madre era a la que más cosa le daba que yo me viniera aquí sola y me ponía todo lo malo: ‘Marta, vas a tener que estudiar en catalán. Marta, aquello va a ser muy duro para ti, tú no estás acostumbrada a entrenar cuatro horas todos los días’”, comenta con gracia. Sin embargo, reconoce que a la hora de la verdad, sus padres le dieron una “completa libertad para elegir”. Hoy por hoy no se arrepiente de aquella decisión, pese a admitir que el estar tan lejos de casa “es duro”.

“Al final te vas sola a vivir allí, sin tus padres, y a lo mejor los ves cada tres o cuatro meses”, dice. No obstante, resalta que en la residencia del club, que está en Espluges de Llobregat, en la periferia de Barcelona, ha hecho grandes amistades. Entre otras cosas, por la convivencia con sus compañeras. “Todas estamos en la misma situación, todas estamos lejos de casa. Bueno, muchas de ellas son catalanas y el fin de semana se van a casa, pero al final de lunes a viernes están viviendo la misma película que yo”.

En lo deportivo, todo parece ir viento en popa, pues se sigue teniendo muy en cuenta en las categorías inferiores de la selección española. Hace poco más de un año logró la medalla el bronce en el Europeo sub 17 de Lituania. No era el primer torneo internacional que disputaba, pues en ocasiones anteriores había estado en Grecia o Eslovenia. Este verano acudió a un Europeo de formato 3x3 celebrado en Georgia. Y además de conseguir el primer puesto junto a sus compañeras, se llevó el galardón de MVP.

Ella se define como una jugadora “bastante fuerte cerca del aro”, con “habilidad en la pintura”. Además, resalta que desde que milita en el Siglo XXI ha mejorado mucho el tiro exterior. “No tengo problema en abrirme y tirar de tres”. Si pudiese mejorar algo, sería “ser más atlética”. Si tiene que hablar de técnicos, pone en relieve el nombre de Javi Torralba. “Ha sido un entrenador que me ha marcado muchísimo. Porque te aprieta y sabe dónde darte, pero también te cuida muchísimo. Como persona te aporta mucho”.

Marta cree que ha crecido en líneas generales desde que se fue a Barcelona. “Si yo hubiera seguido en mi pueblo no hubiera tenido el grado de madurez que tengo ahora, porque al final te estás casi independizando. Tienes que ser totalmente autónoma y hacerlo todo por tu cuenta”, comenta. Asimismo, tiene claro si dio el paso de despegarse de los suyos hace unos años es para llegar “lo más lejos posible” en el baloncesto.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios