Dos Hermanas

Dispara con una escopeta a su mujer y a los policías que fueron a detenerlo

  • El juez envía a prisión al agresor, que descerrajó dos tiros a su pareja por la espalda y uno en el hombro a uno de los agentes que lo arrestó

Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas

Un furgón policial entra en los juzgados de Dos Hermanas / José Ángel García

Comentarios 2

La juez de Instrucción número 3 de Dos Hermanas ha enviado este jueves a prisión a un hombre que disparó dos tiros a su mujer con una escopeta y luego abrió fuego contra los policías nacionales y guardias civiles que fueron a detenerlo. Uno de los funcionarios resultó herido en un hombro, mientras que el resto de agentes también sufrieron lesiones por la violencia empleada por el presunto agresor, que opuso una fuerte resistencia a su detención.

Los hechos ocurrieron a mediodía del 4 de diciembre en un poblado llamado Adriano, ubicado entre Dos Hermanas y Los Palacios. Tanto la Guardia Civil de Los Palacios como la Policía Nacional de Dos Hermanas fueron alertadas de un episodio de violencia de género en esta pedanía, donde, según la primera información, un individuo había disparado plomillos contra su pareja y ésta estaba sangrando abundantemente.

Tres guardias civiles y dos policías nacionales acudieron a la zona y encontraron la casa en la que habían ocurrido los hechos, que tenía la puerta abierta. A través de una ventana vieron un primer momento fue un gran desorden y una cama bloqueando una puerta que había al fondo. Los agentes, todavía sin ver a nadie, se identificaron y preguntaron si había alguien.

Desde detrás de la puerta contestó una voz que preguntaba asimismo quiénes eran a los policías y guardias civiles. El hombre salió y se acercó a la ventana con las manos en alto. Los agentes pudieron ver que llevaba una pistola y un machete en la cintura. Los policías y guardias civiles le ordenaron que se colocara junto a la ventana para que ellos pudieran intervenirle las armas, algo a lo que en un principio accedió. Incluso él mismo cogió el arma de fuego y se la entregó a un guardia civil, haciendo lo mismo justo después con el machete.

Los policías le ordenaron que se tirara al suelo, momento en que el sospechoso retrocedió hacia el interior de la habitación y se ocultó en una esquina que no podía verse desde las ventanas donde estaban los agentes. Éstos entraron en la casa y encontraron al individuo en cuclillas en una esquina y con una escopeta en la mano, con el cañón orientado hacia donde estaban los funcionarios.

El sospechoso abrió fuego varias veces contra los agentes. Uno de ellos logró esquivar los disparos y se abalanzó sobre el agresor, mientras que otro recibió un disparo en el hombro. Luego, los policías y guardias civiles entablaron un violento forcejeo con el sospechoso, al que lograron reducir pese a que no paraba de propinar todo tipo de golpes y patadas y seguía sin soltar el arma.

El agresor quedó por fin detenido. Los agentes encontraron un pequeño arsenal en la habitación, en la que había varias armas de fuego, todas ellas con su munición y preparadas para disparar. Había una carabina, dos subfusiles, un arma corta, una mira telescópica y varios machetes.

Durante toda la intervención no fue localizada la víctima de la agresión machista. Los policías y guardias civiles comprobaron después que estaba siendo atendida en un centro sanitario de Los Palacios. El detenido fue trasladado también a un centro médico, ya que sufría ciertas lesiones, mientras que el policía herido por el disparo fue atendido por una ambulancia del 061.

Después fue trasladado al Hospital de Valme. Además del tiro, este policía sufre una luxación en un dedo. El resto de agentes también presenta distintas lesiones sufridas durante la detención del agresor.

El detenido ha sido puesto este jueves a disposición judicial en los juzgados de Dos Hermanas. La juez ha decretado el ingreso en prisión del hombre por los delitos de tentativa de homicidio, lesiones agravadas, amenazas y atentado a agente de la autoridad.

En el auto de prisión, la juez destaca que el sospechoso disparó cuando la mujer estaba de espaldas, "lo cual le supuso una clara situación de prevalimiento". Además, expone que el detenido carece de arraigo laboral y familiar, lo que le facilitaría la huida en caso de quedar libre.

Los policías nacionales que resultaron heridos han estado asistidos jurídicamente por el abogado David Pareja, del sindicato Jupol, una entidad que surgió del movimiento Jusapol por la equiparación salarial de policías y guardias civiles.

Este es el tercer delincuente que ataca a policías nacionales en Dos Hermanas en sólo once días. Los tres han ingresado en prisión. En los dos anteriores casos, los agentes también estuvieron representados por el mismo letrado del sindicato Jupol.

¿Te interesaría recibir en tu correo las claves del día? Suscríbete a nuestra 'newsletter' y empezarás a recibirla cada mañana a primera hora

* indicates required

Privacidad *

Al suscribirme a la Newsletter confirmo que he leído la Política de Privacidad y la Política de Cookies y doy mi consentimiento para el tratamiento de mis datos personales con fines informativos y comerciales

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios