Economía

Abengoa busca una tercera reestructuración al pedir 250 millones con garantía ICO para tener viabilidad

Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Gonzalo Urquijo, presidente de Abengoa

Los resultados de 2019 de Abengoa, con pérdidas de 519 millones, se presentaron junto a un nuevo Plan de Negocio Actualizado, tras declararse la pandemia de Covid-19, en el que pide al ICO liquidez por 250 millones para poder asegurar su viabilidad. En la práctica, este plan supone ejecutar una tercera reestructuración financiera desde que presentase preconcurso de acreedores en noviembre de 2015.

El citado plan de negocio, que fue también remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), intenta adaptar la marcha de la multinacional andaluza a la nueva realidad económica creada por el coronavirus y en él se han revisado las proyecciones financieras incluidas en el Plan de Viabilidad publicado en 2019.

Las proyecciones financieras del Plan de Negocio Actualizado, con un horizonte de 10 años, hasta 2029, han sido creadas de abajo a arriba (enfoque bottom-up, en argot financiero) consolidando los planes de las filiales de los diferentes verticales (Energía, Agua, T&I y Servicios) y geografías (Brasil, Chile, Estados Unidos, Sudáfrica, Argentina, México, Perú y Uruguay. La compañía sostiene en el plan que sigue enfocada en proyectos de EPC para terceros.

Abengoa admite la necesidad de reestablecer el equilibrio patrimonial y para ello necesita asegurar el cumplimiento del Plan de Negocio Actualizado, y por eso detalla una serie de medidas que ha tomado para lograrlo.

En primer lugar, Abengoa ha presentado una solicitud de una nueva línea de liquidez con entidades financieras por importe de 250 millones de euros a reintegrar en un plazo de cinco años, con garantía del ICO.

Además, en segundo lugar, también solicita nuevas líneas de avales revolving por un importe de 300 millones de euros para cubrir las necesidades del negocio hasta finales de 2021, y pide la extensión de vencimiento de las líneas actuales New Bonding hasta 2025 y bajar el coste de las mismas. 

En tercer lugar quiere cerrar un acuerdo con proveedores y otros acreedores con deuda vencida que permitan la desconsolidación de esa deuda del perímetro de Abengoa Abenewco 1 para obtener a cambio un derecho preferente al cobro contra la realización de determinados activos.

Por último, en cuarto lugar, prevé modificar determinadas condiciones de la deuda con los acreedores financieros del New Money II, Reinstated Debt, Bono Convertible A3T y deuda Old Money (SOM y JOM), "que pueden implicar quitas y capitalizaciones de deuda".

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios