Economía

Airtificial respira con una ampliación de capital de 15 millones

El prototipo del tren supersónico fabricado por Airtificial en El Puerto de Santa María. El prototipo del tren supersónico fabricado por Airtificial  en El Puerto de Santa María.

El prototipo del tren supersónico fabricado por Airtificial en El Puerto de Santa María. / M. G.

Airtificial, la compañía resultante de la unión de la andaluza Carbures e Inypsa, finalmente ha procedido a culminar una operación de ampliación de capital que permita la garantizar el futuro de la empresa a corto y medio plazo tras los varios varapalos sufridos el pasado año.

De este modo, el consejo de administración de la compañía tecnológica, con varias instalaciones en la provincia de Cádiz, ha aprobado esta mañana la esperada ampliación de capital "por un valor no inferior a 15 millones de euros". 

La ampliación de capital está garantizada en su totalidad por Black Toro Capital y los accionistas principales "con el objetivo de no frenar el ritmo del crecimiento de la compañía fundamentalmente en la unidad de negocio de Intelligent Robots, incluida recientemente en el índice Cepyme 500".

Método

Según comunicó la propia compañía, la operación se realizará mediante la emisión de nuevas acciones, con un valor nominal de 0,09 euros por acción, para lo que se reducirá el capital social y se restablecerá el equilibrio con el patrimonio de la sociedad. 

"Con esta ampliación de capital, la compañía cumple así uno de los tres objetivos principales que se marcaron en el inicio de la nueva etapa: sentar las bases para el proceso de recapitalización para continuar el impulsando el crecimiento. El segundo es la desinversión de activos no estratégicos que permitan sanear la compañía desde un punto de vista tanto operativo como financiero. Y el último, cierre de contratos relevantes que sigue su curso", explicaron desde Airtificial.

Menos consejeros

Además, en línea con la estrategia inicial diseñada en el momento de la fusión que dio origen a Airtificial, el consejo de administración ha acordado reducir el número de consejeros. Así, el consejo ha admitido la dimisión de tres de sus miembros y se han nombrado a otros dos: Eduardo Montes (independiente) y Enrique Sanz Herrero (dominical por Black Toro Capital).

Año complicado

Las últimas cifras oficiales que se conocen de la compañía son los 32 millones de euros de pérdidas  registradas hasta el 30 de septiembre, tras realizar provisiones por 25 millones de euros y amortizaciones por otros siete millones de euros.

En los primeros nueve meses del pasado año, Airtificial facturó 63,5 millones de euros. La citada división de Intelligent Robots fue la que aportó más ingresos, con 32,2 millones de euros.

Los trabajos en cartera ascendían a 155,5 millones de euros hasta 2023.

Cambios en la cúpula

Airtificial también vivió unos ajetreados últimos meses de 2019 en puestos directivos. Javier Martín, nombrado consejero delegado en verano, abandonó la empresa presidida por Rafael Contreras tan sólo tres meses después. 

Javier Martín había reemplazado a Borja Martínez-Laredo, quien presentó su renuncia "por motivos personales" tras recalar en la empresa en mayo de 2017.

Su sustituto fue el experimentado directivo Rafael Suñol, que ya había formado parte de los consejos de administración tanto de Carbures como de Inypsa. Precisamente, uno de sus tres máximos objetivos era "concluir el estudio del proceso de recapitalización para seguir impulsando su crecimiento de la compañía".

Primeras reacciones

La Bolsa no se tomó muy bien la ampliación de capital, ya que las acciones de Airtificial caían más de un 8% a media sesión. En concreto, los títulos de la compañía se intercambiaban a un precio de 0,094 euros a las 12:55, con un retroceso del 8,38%.

Un ligera recuperación respecto al inicio de la sesión, cuya caída se marcaba en un 10,23%.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios