Diario de Sevilla En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Economía

BBVA alerta del retraso de la empresa andaluza en la transformación digital

  • El banco explica a unas 200 firmas que ésta es la vía para reducir el paro y elevar la productividad

Juan Carlos Plaza (BBVA Data & Analitics); José Ballester, director Territorial Sur de BBVA; Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, y Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research. Juan Carlos Plaza (BBVA Data & Analitics); José Ballester, director Territorial Sur de BBVA; Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, y Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research.

Juan Carlos Plaza (BBVA Data & Analitics); José Ballester, director Territorial Sur de BBVA; Francisco Herrero, presidente de la Cámara de Comercio de Sevilla, y Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research. / belén vargas

La transformación digital de las empresa es indispensable, no sólo para impulsar su competividad sino también para reducir el paro y elevar la productividad, según afirma Miguel Cardoso, economista jefe para España de BBVA Research, que ayer participó en la jornada Big Day, Digital Data, organizada en Sevilla por el banco y la Cámara de Sevilla. A este evento asistieron unos 200 empresarios, en la que es la segunda cita de una iniciativa de BBVA y Cámara de España para explicar el impacto de la digitalización a las compañías españolas.

Cardoso explicó que el país está retrasado en este punto con respecto a Europa y, a su vez, Andalucía respecto a España. Sólo dos de cada diez empresas ofrece pedidos o reservas on line, la mitad no cuenta con catálogo en la red, sólo una de cada diez hace seguimiento de sus productos, menos del 30% hace compras a través del comercio electrónico y sólo el 13% acepta los pagos vía internet, según consta en un informe de BBVA.

Cardoso apunta, entre otras cosas, a una falta de conciencia por parte del empresariado. "Muchos perciben que lo que les ha servido en el pasado les va seguir sirviendo en el futuro, pero las nuevas tecnologías suponen una disrupción total. Nuestro competidor ya no es el negocio de la acera de enfrente, sino que puede ser uno que esté a 5.000 kilómetros y que es un campeón mundial", señala. Aparte, hay dos carencias que lastran el despegue español y andaluz. Por un lado, la formación que se imparte no es la demandada por el mercado, y en este sentido Cardoso pide un esfuerzo para adaptar el sistema educativo, la FP y los servicios de empleo al reto digital. Y por otro, España necesita un mayor desarrollo de sistemas financieros alternativos como por ejemplo el capital riesgo, "que toman riesgos que un banco ni puede ni debe tomar". Aunque el economista jefe para España de BBVA Research precisa que en muchas ocasiones el acceso a las nuevas tecnologías requiere de una inversión mucho menor de lo que se piensa.

En la jornada intervino también Juan Carlos Plaza, responsable de Producto Big Data en BBVA Data & Analitics. Plaza se muestra convencido de que los negocios mejor adaptados serán aquellos que implementen motores de datos, con algoritmos de recomendación como los que ya usan Amazon, Spotify, Facebook o la misma Uber, "que ya indica a sus conductores dónde hay más posibilidades de que se necesite un coche". El propio Cardoso explica que el Big Data va a permitir desterrar el "yo pienso que o a mí me parece que" a la hora de tomar decisiones empresariales porque "ahora van a tenerse todos los datos a disposición y además procesados". BBVA, de hecho, ya dispone de una radiografía del uso de las tarjetas de crédito en el país: 710 millones de tarjetas, usadas por 53 millones de personas y con un movimiento de 43.000 millones de euros. Eso permite al banco acompañar al cliente con productos como Commerce 360, que, según explicó Plaza, ofrece al comerciante todo lo que quiere saber sobre su propio negocio, el entorno y sus clientes. El uso del Big Data es extensible a administraciones públicas -para saber, por ejemplo, el efecto de la peatonalización de una calle se mide la actividad mediante el uso de tarjetas- o para conceder créditos: si se implanta un negocio en algún lugar el banco puede saber si la zona está incrementando su actividad económica o no.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios