CONCIERTO Concierto de AC/DC en Sevilla, todos los detalles

Economía

El BCE sube los tipos al 2% y endurece las inyecciones de liquidez a la banca

  • "Tenemos una misión que es luchar contra la inflación", dice Lagarde

Christine Lagarde, en rueda de prensa, en la sede del BCE.

Christine Lagarde, en rueda de prensa, en la sede del BCE. / RONALD WITTEK · EFE

El Banco Central Europeo (BCE) ha cumplido con los pronósticos y ha subido los tipos hasta el 2%, con la voluntad de continuar con los incrementos para luchar contra la inflación, la principal misión de la entidad en este momento en palabras de su presidenta, Christine Lagarde.

Además, ha endurecido las condiciones de las inyecciones de liquidez que hizo durante la pandemia a los bancos, para garantizar que el crédito llegara hacia los consumidores y las empresas, y ofrecerá a las entidades fechas adicionales para que puedan reembolsar el dinero de forma anticipada.

El Consejo de Gobierno de la entidad ha decidió este jueves subir los tipos de interés en tres cuartos de punto, hasta el 2%, una cota no vista desde enero de 2009, para frenar la inflación de la zona del euro, que roza el 10%.

Se trata de la tercera subida de este año (la primera fue en el mes de julio) y segunda consecutiva del 0,75%, un giro de política monetaria sin precedentes desde que se creó el eurosistema tanto por su cuantía como por el corto periodo de tiempo en el que se ha producido.

El BCE también incrementa en 75 puntos básicos la facilidad de crédito, a la que presta a los bancos a un día, hasta el 2,25%, y la facilidad de depósito, a la que remunera el exceso de reservas a un día, hasta el 1,5%.

La entidad considera que la inflación sigue siendo excesivamente elevada y se mantendrá por encima del objetivo durante un período prolongado.

El BCE prevé "seguir incrementando los tipos de interés para asegurar el retorno oportuno de la inflación a su objetivo del 2% a medio plazo".

Y este mensaje es el que Lagarde reiteró en la rueda de prensa en la que explicó las decisiones del Consejo de Gobierno y al ser preguntada por los comentarios de algunos mandatarios europeos.

Riesgo de Recesión

La primera ministra italiana, la ultraderechista Giorgia Meloni, el presidente francés, Emmanuel Macron, y la primera ministra de Finlandia, Sanna Marin, han criticado recientemente que los bancos centrales, entre ellos el BCE, vayan a llevar a las economías a la recesión para frenar la inflación.

Lagarde no quiso comentar discursos políticos pero ha sido clara y ha dicho: "Tenemos que hacer lo que tenemos que hacer". "Nosotros como banco central tenemos una misión que es luchar contra la inflación", la subida del coste de la vida y proporcionar estabilidad de precios.

Para ello van a ser necesarias más subidas de los tipos de interés. Lagarde no dice cuántas más, pero reconoce que podría llevarlos por encima de la normalización, hasta un nivel en el que restringen el crecimiento económico.

Aunque también ha reconocido que existe un riesgo de que la economía entre en recesión que no se puede ignorar.

El BCE tomará las decisiones sobre los tipos de interés oficiales según "la evolución de las perspectivas de inflación y de la economía" y lo hará en cada reunión.

Incentivos a la banca para devolver préstamos baratos

Con el alza de tipos descontada por los analistas y expertos, la atención se ha centrado en la otra gran decisión del día: los cambios en la tercera serie de las operaciones de financiación a largo plazo con objetivo específico (TLTRO) mediante la que el BCE prestó dinero a los bancos en condiciones preferentes para que el crédito llegara a los consumidores y empresas.

Ahora el BCE les va a cobrar más mediante un ajuste al alza de los tipos de interés que aplica a estas operaciones de liquidez a partir del 23 de noviembre de 2022 y les ofrece fechas adicionales para los reembolsos anticipados voluntarios de esas operaciones.

La entidad prestó dinero a tipos de interés muy bajos, incluso negativos, para que los bancos a su vez lo inyectaran rápidamente a la economía real, a las empresas y hogares, y así impulsaran el crecimiento económico, especialmente en la fase aguda de la pandemia.

Pero ahora que el BCE sube los intereses y la tasa de depósito ya no es negativa, el tipo de interés que las entidades financieras pagan mediante este mecanismo es inferior al que reciben al depositar el exceso de reservas en el BCE.

En vista del inesperado y extraordinario aumento de la inflación, es necesario recalibrar estas operaciones de liquidez a muy largo plazo para que sea coherente con la normalización de la política monetaria, considera el BCE.

Tags

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios