Sentencia Llegar tarde al trabajo no es motivo para despedir

Economía

El Banco de España admite que la crisis puede generar fusiones financieras

  • La CNMV cree que lo peor de los efectos del 'shock' hipotecario ya ha pasado, pero reconoce que se notarán durante un tiempo

La crisis financiera y económica puede propiciar movimientos en el sector bancario. Así lo apuntó ayer el subgobernador del Banco de España, José Viñals, quien explicó que, si las entidades consideran que es la mejor opción para afrontar la actual coyuntura, podrían darse operaciones de compra o fusión. "Es posible que puedan suceder procesos de consolidación en la banca española, pero son las entidades las que tienen que valorar en qué medida es necesario y cómo lo tienen que acometer", puntualizó al respecto.

Precisamente, atendiendo a esa coyuntura, hizo un llamamiento al sector para que actualice sus planes de negocio, sobre todo en aquellos casos en los que se hubiera optado por una mayor especialización en financiación residencial. En este sentido, Viñals advirtió a bancos y cajas que la presión sobre sus beneficios se acentuará como consecuencia de la ralentización del negocio, un mayor coste de la financiación y el incremento de la morosidad. Asimismo, subrayó que el sistema financiero español "no es inmune", pese a sus elevadas provisiones, por lo que no se puede "bajar la vigilancia".

Para el responsable del supervisor, en esta nueva etapa la banca deberá buscar un reequilibrio entre sus fuentes de financiación y sus activos, además de encontrar "nuevos caminos de eficiencia" mediante el control del gasto y la racionalización de estructuras, como las redes de sucursales.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) también se refirió ayer a la coyuntura, aunque desde una perspectiva algo más positiva. Y es que, el vicepresidente de este organismo, Carlos Arenillas, indicó que "lo peor" de la crisis propiciada por las hipotecas basura "ha podido quedar atrás". Arenillas se mostró "moderadamente optimista" en este sentido, aunque puntualizó que los efectos adversos de ese pinchazo hipotecario todavía podrían notarse durante cierto tiempo. Asimismo, señaló que para afrontar esta situación, las entidades son las primeras que tienen que asumir responsabilidades y que muchas ya lo han hecho, tanto desde el punto de vista económico como reputacional.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios