Economía

Bankia gana un 22,6% menos hasta septiembre por las provisiones

José Sevilla, consejero delegado de Bankia, en rueda de prensa José Sevilla, consejero delegado de Bankia, en rueda de prensa

José Sevilla, consejero delegado de Bankia, en rueda de prensa / Paco Campos / Efe

Bankia registró un beneficio neto atribuido de 575 millones de euros en los nueve primeros meses de este año, lo que supone un descenso del 22,6% respecto al mismo periodo de 2018, debido al menor resultado en la venta de las carteras de renta fija (ROF) y al repunte de las provisiones asociadas a la aceleración del ritmo en la reducción de activos dudosos.

La dotación a provisiones y otros resultados totalizaron un gasto de 384 millones de euros acumulado hasta septiembre (+14,5%), asociado al coste de las ventas de carteras de crédito y al deterioro de activos no financieros, según ha informado este lunes la entidad.

Por el lado del negocio puramente bancario o 'core' (margen de intereses más comisiones menos gastos), el resultado alcanzó los 946 millones de euros entre enero y septiembre, con un avance del 0,7% respecto al mismo periodo del año pasado gracias "a la buena evolución de la actividad comercial y al impacto positivo de la contención de costes, en un contexto de mercado marcado por nuevas rebajas de los tipos de interés".

Bankia ya cobra a todas las empresas por los depósitos, sea cual sea su tamaño

En la rueda de prensa de presentación de resultados, el consejero delegado de la entidad, José Sevilla, negó que la entidad vaya a cobrar a los clientes particulares por los depósitos, pero confirmó que a las empresas sí que se les está repercutiendo, sea cual sea su tamaño. "Nuestra intención es no repercutir el tipo de depósito a los particulares", subrayó el consejero delegado de Bankia,

Según ha explicado el banquero, Bankia comenzó cobrando por lo depósitos a las grandes empresas de tipo multinacional o a las vinculadas al mundo financiero, como las gestoras de activos o aseguradoras.

No obstante, a medida que el escenario de tipos negativos ha continuado acelerándose y las perspectivas de su mantenimiendo en el tiempo se han prolongado, la entidad "ha ido bajando al ámbito de las empresas en sentido amplio".

También afirmó que una posible fusión entre la entidad parcialmente nacionalizada y Banco Sabadell o ING, o cualquier otro emparejamiento (BBVA, Caixabank) "no está ni encima ni debajo de la mesa".

"Una posible fusión no está ni encima ni debajo de la mesa", dice el consejero delegado, José Sevilla

La semana pasada, la firma de inversión Artisan Partners trasladó al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (Frob), organismo a través del cual el Estado posee el 61,78% de Bankia, su oposición a una eventual operación de fusión entre la entidad parcialmente nacionalizada y Banco Sabadell, asegurando que se sentiría más cómodo con ING, entidad en la que el fondo mantiene una posición del 5%.

"Hay algunos que piensan que una fusión con Caixabank puede ser mejor, hay distintas opciones, yo lo dejaría ahí. Todo son pensamientos, interesantes y útiles, pero no dejan de ser ideas", precisó Sevilla

Los bajos tipos tienen un impacto de 500 millones en el resultado

Por último, el directivo descartó que la baja cotización de la entidad en Bolsa sea consecuencia de la inestabilidad política, y ha apuntado directamente al efecto de los bajos tipos de interés, que tiene un impacto en cuenta de resultados del orden de unos 500 millones de euros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios