Crisis del coronavirus

Bruselas no pedirá ajustes a los países hasta al menos final de año

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Valdis Dombrovskis. / Jhon Thys / Efe

La Comisión Europea (CE) no pedirá a los países miembros ajustes para reducir sus niveles de deuda al menos hasta finales 2020, ya que será en noviembre cuando evalúe si vuelve a aplicar las normas de disciplina fiscal que se relajaron para permitir a los Estados aumentar el gasto para luchar contra la pandemia.

La UE afronta ahora mismo una "recesión económica grave" por lo que los Estados "son invitados a dar la respuesta política necesaria en términos sanitarios, de liquidez para las empresas y apoyo a los ingresos", explicó el vicepresidente del Ejecutivo, Valdis Dombrovskis.

"Estos son los temas principales de nuestras recomendaciones de política económica en la mayoría de Estados, incluida España, pero está claro que tenemos que mirar más allá de la crisis inmediata y tener en cuenta la sostenibilidad fiscal a medio plazo", añadió.

Nuevas recomendaciones

Dombrovskis se pronunció así tras presentar el miércoles las recomendaciones del Ejecutivo para los Estados miembros, que este año se centran en dar orientaciones sobre cómo afrontar la pandemia en lugar de vigilar el cumplimiento de las metas de déficit y deuda.

La Comisión activó en marzo por primera vez la cláusula de salvaguarda del Pacto de Estabilidad y Crecimiento, que permite desviarse temporalmente de estos objetivos en caso de una crisis grave, precisamente para que los países pudiesen acometer el gasto público necesario inmediatamente sin temer un expediente de Bruselas.

Aún cuando en otoño se decidiese volver a aplicar las normas, Bruselas podría no pedir ajustes hasta la primavera de 2021.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios