EPA | Segundo trimestre El paro sube en Andalucía en 6.000 personas mientras baja en el resto de España

  • La comunidad cierra el segundo trimestre con un total de 835.500 personas sin trabajo. Entre abril y junio se crearon 29.700 empleos

  • El paro bajó en España en 123.600 personas y alcanza los 19,8 millones de empleos al subir en 333.800

Acceso a una oficina del SAE en Andalucía. Acceso a una oficina del SAE en Andalucía.

Acceso a una oficina del SAE en Andalucía. / Carlos Gil

El paro ha subido en 6.000 personas en el segundo trimestre, lo que supone un 0,73% más que en el trimestre anterior, hasta situarse el total de desempleados en 835.500 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre abril y junio de este año se han creado en Andalucía 29.700 empleos, un 0,96% respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 3.135.900 personas.

En términos anuales, el paro bajó en Andalucía en 74.800 desempleados, la mayor reducción del país, por delante de la Comunidad de Madrid (–45.800) y Galicia (–34.700).

Andalucía, con un 21,04%, ocupa en el segundo trimestre la tercera posición en tasa de paro, superada por Melilla (26,21%) y Ceuta (24,61%). Igualmente, es la tercera comunidad con un mayor incremento del número de parados en relación con el trimestre anterior, por detrás de Comunidad Valenciana (10.700 parados más) y Castilla la Mancha (6.300 parados más).

La comunidad andaluza ocupa el décimotercer puesto respecto a la tasa de actividad, con una tasa del 57,04 por ciento, por detrás de Baleares (65,83%), Madrid (62,86%), Melilla (62,05%), Cataluña (61,55%), La Rioja (60,24%), Canarias (60,21%), Navarra (59,28%), Aragón (59,17%), Murcia (59,09%), Comunidad Valenciana (58,41%), Castilla la Mancha (58,34%) y Ceuta (57,52%).

De los 835.500 parados que recoge la EPA al cierre del segundo trimestre, un total de 383.100 son varones y 452.400 mujeres. En cuanto al total de ocupados, de los 3.135.900 ocupados andaluces, 1.784.400 son hombres y 1.351.500 son mujeres. Por lo que respecta a la tasa de actividad quedó establecida en el 57,04%, 1,7 puntos por debajo de la media nacional, que es del 58,74 por ciento. 

Jaén y Cádiz, con las tasas más altas de paro

Jaén y Cádiz han sido las provincias con mayor tasa de desempleo en el segundo trimestre, con un 24,44 y un 24,34 por ciento, respectivamente. En el resto de provincias, en Granada ha sido del 24,00%; en Córdoba, del 22,21%; en Sevilla ha sido del 21,83%; en Huelva, del 18,41%; en Málaga, del 17,27%, y en Almería, del 16,12%.

En cuanto a tasa de actividad, la provincia andaluza que registra la más elevada es Almería, con un 49,11%. Por detrás se sitúan, por este orden, Huelva (47,79%), Málaga (47,04%), Sevilla (46,13%), Córdoba (44,16%), Granada (43,44%), Cádiz (41,86%) y Jaén (39,45%).

En números absolutos, en la comunidad han sido Sevilla, Cádiz y Málaga las que ocuparon las tres primeras posiciones en la comunidad en número absoluto de parados, con 205.300, 138.400 y 135.700 parados, respectivamente.

123.600 parados menos en España y 333.800 nuevos empleos

A nivel nacional, en cambio, el paro bajó en 123.600 personas en el segundo trimestre del año, lo que supone un 3,7% menos que en el trimestre anterior, hasta situarse el total de desempleados en 3.230.600 personas.

Este descenso del desempleo es inferior a los registrados en todos los segundos trimestres de los últimos seis años, de forma que hay que remontarse hasta el segundo trimestre de 2012 para encontrar un dato peor: el que arrojó un aumento del paro de 63.100 personas.

Entre abril y junio de este año se crearon 333.800 empleos, un 1,7& más que en el trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 19.804.900 personas, su mayor nivel en diez años. Sin embargo, este aumento de puestos de trabajo es inferior a los que se lograron en los segundos trimestres de 2017 y 2018, cuando la ocupación se incrementó en 375.000 y 469.900 personas, respectivamente.

En términos interanuales, el empleo ha aumentado en 460.800 personas (2,38% más), en tanto que el paro disminuyó en 259.500 personas (7,43% menos) en los últimos doce meses.

La creación de empleo del segundo trimestre se centró en el sector servicios, con 313.200 ocupados más y, en menor medida, en la industria (56.000), en tanto que disminuyó en la agricultura (30.400) y la construcción (5.000).

El empleo a tiempo completo aumentó en 283.000 personas, mientras que el de tiempo parcial lo hizo en 50.800, de forma que se mantiene el porcentaje de personas que trabajan por debajo de la jornada habitual (al 14,9%).

El número de autónomos creció en 2.100 personas, debido al aumento de las ayudas familiares y miembros de cooperativas, que compensaron el descenso de 11.000 empleadores y empresarios independientes.

Mientras, el número de asalariados creció en 330.500 personas, debido al alza tanto de los contratados temporales (166.100 personas) como de los indefinidos (164.500), lo que eleva medio punto la tasa de temporalidad (al 26,36 %).

El empleo en el sector privado subió en 352.900 personas, hasta los 16,6 millones de ocupados, y el empleo público disminuyó en 19.100 personas, hasta 3,19 millones.

El empleo crece este trimestre prácticamente en todos las edades, pero con más fuerza entre los mayores de 55 años (92.200) alcanzando con 3,5 millones el máximo histórico en esa edad, en tanto que sólo se reduce, en 2.200 personas, entre aquellos de 35 a 39 años.

Baleares (62.600 trabajadores más), Madrid (61.100) y Cataluña (40.200) son las regiones que registraron el mayor aumento del empleo en el segundo trimestre del año, en tanto que el único descenso reseñable se dio en Castilla-La Mancha (9.000).

Respecto al desempleo, el descenso se registró principalmente en los servicios (84.800 desempleados menos), aunque también en la industria (14.300), en tanto que aumentó en la agricultura (9.600) y la construcción (3.000).

El paro disminuyó en 49.100 parados de larga duración (personas que perdieron su empleo hace más de un año) y aumentó en 12.000 que buscan su primera oportunidad laboral.

En función del sexo, el descenso del paro fue mayor entre las mujeres (87.300 menos) que entre los hombres (36.300 menos), lo que dejó un mayor número de féminas desempleadas (162.000 más) con una tasa de desempleo (15,78 %) superior a la masculina (12,49 %).

Por edad, el mayor descenso del paro se observó entre las personas de 25 a 54 años y el mayor aumento se dio entre las de 16 a 19 años, en tanto que, por nacionalidad, la caída del paro se concentró en los nacionales y se mantuvo sin variaciones entre los extranjeros.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios