Economía

Google alerta de que Andalucía y España se pueden quedar atrás en 4G

  • Avisa de que esta tecnología móvil sólo llega al 3% de la población frente al tirón de EEUU o Japón

Comentarios 2

Andalucía y España van rezagadas en el desarrollo de redes de internet móvil de cuarta generación. La tecnología 4G es la que ofrece mayor velocidad de navegación, pero su despliegue de momento "sólo llega al 3% del territorio, frente al 25% en EEUU o el mayor tirón de Japón y Corea del Sur". Así lo explicó ayer el responsable de Google Europa para Asuntos Comunitarios y de Estrategia, Adam Cohen, en un encuentro en Sevilla promovido por el Círculo de Empresarios del Sur de España (Cesur).

El directivo dejó claro que el territorio sí está bien cubierto en lo que a 3G se refiere, con el 90% de la población con acceso a esta tecnología móvil, pero incidió en que, si no se aceleran las inversiones en la red de banda ancha, "Andalucía y España se pueden quedar atrás en 4G". Cohen incidió en la importancia de desarrollar una infraestructura potente que soporte una demanda cada vez mayor. De hecho, desveló que el 75% de la población española ya tiene acceso a internet desde su dispositivo móvil, un porcentaje que se eleva al 95% en el caso de Andalucía. "Se trata de la penetración más alta de toda la Unión Europea", sentenció. De ahí que incidiera en la necesidad de contar con una red ultrarrápida capaz de satisfacer las exigencias de unos consumidores cada vez más conectados.

El responsable de Google se quejó de las tensiones que existen en el terreno de la inversión en infraestructuras entre las telecos y compañías como la suya (empresas Over The Top, OTT, que operan en internet y utilizan la red de los primeros). Los operadores de telecomunicaciones acusan a las OTT de saturar las redes y no invertir en su despliegue, mientras que aquéllas señalan que los primeros han dejado de innovar y buscan preservar modelos de negocios obsoletos. "Google también es una empresa de infraestructura, de hecho en los últimos cinco años hemos invertido 4.000 millones en Europa en centros de datos", argumentó. "No entiendo la tensión que hay entre OTT y operadores, puesto que a todos les conviene que haya un aumento de la demanda, estemos en el bando que estemos", sentenció.

En la cita celebrada en la Fundación Cajasol, el responsable de Google Europa dio a conocer los datos de un informe encargado a The Boston Consulting Group sobre La Economía del Internet Móvil en Europa. Las cifras ponen de manifiesto el crecimiento exponencial del sector. No en vano, en 2013 generó 625.000 millones de euros en los 13 países que aglutinan el 70% del Producto Interior Bruto (PIB) mundial, un negocio que, según el estudio, se duplicará en 2017. A nivel europeo, los ingresos fueron de 90.000 millones en 2013, que se transformarán en 230.000 dentro de dos años. Y con respecto a España las previsiones también son optimistas: el negocio se duplicará al pasar de los 11.000 millones a los 23.000. Eso sí, se espera que ese crecimiento no provenga de un aumento de precios sino de hacer más accesible y asequible el internet móvil por las aplicaciones, el contenido y los sistemas derivados de este ecosistema, así como por la expansión de las compras y la publicidad a través de los dispositivos móviles.

Para Cohen, el hecho de que ya se use más el teléfono inteligente para conectarse a internet que el propio ordenador ha impactado en la forma de operar de las empresas. "Ahora ya no crean páginas web sino aplicaciones para los móviles", indicó. De hecho, siete de cada ocho minutos ante un smartphone se emplean en utilizar algún tipo de app.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios