Economía

Ingravitto abre oficina en Málaga para consolidarse como referente de la arquitectura sostenible

  • El estudio de arquitectura sevillano ha ganado varios concursos vinculados al consumo energético casi nulo en los últimos años

  • Ahora ejecuta la rehabilitación de la sede de Endesa en Sevilla para convertirla en un lugar de trabajo más moderno

  • Aspira a dar el salto a Europa en uno o dos años

Raul Tinoco, CEO de Ingravitto

Raul Tinoco, CEO de Ingravitto

El estudio de arquitectura sevillano Ingravitto se ha convertido en los últimos años en un referente de arquitectura sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Con Endesa como cliente principal -para quien ha diseñado su nuevo edificio de oficinas en Huelva y está rehabilitando su sede en Sevilla-, ha logrado contratos con la Junta de Andalucía -para la climatización de centros educativos-, con Ayuntamiento de Sevilla y Diputación provincial -para la rehabilitación energética de edificios-, con empresas privadas como la joyería Abrines -para diseñar la joyería más grande de Andalucía en Sevilla- y el último con la Agencia Tributaria para la nueva sede de este organismo en Málaga.

Ingravitto tiene su sede principal en Sevilla y cuenta con una delegación secundaria en Madrid y ahora apuesta por Málaga porque su filosofía como ciudad conecta con el estudio. "Está muy interrelacionada con nuestra forma de actuar y pensar", afirma Raúl Tinoco, CEO de la firma, quien menciona la candidatura a la Exposición Universal del 27 (con el lema 'La era urbana hacia una ciudad sostenible') como palanca que puede dar un impulso a Ingravitto.

Servicio Extremeño de Empleo en Cáceres Servicio Extremeño de Empleo en Cáceres

Servicio Extremeño de Empleo en Cáceres

La compañía basa sus proyectos en reducir al mínimo las emisiones contaminantes, en un consumo energético casi nulo y en el uso de materiales de construcción que puedan ser reciclados en una segunda vida, "cosas que otros equipos no hacen y que nosotros consideramos necesarias y obligatorias", afirma Tinoco. 

No solo incorpora placas solares a los edificios sino que profundiza en el llamado 'passive house', "un diseño de construcción en el cual se intenta mitigar la demanda energética mediante la actuación en la envolvente térmica del edificio, en detalles constructivos, en sistemas de carpintería y puertas exteriores".

Centro de innovación CIU3A en el Puerto de Sevilla Centro de innovación CIU3A en el Puerto de Sevilla

Centro de innovación CIU3A en el Puerto de Sevilla

Eso "mejora la ventilación y crea sombras naturales", lo que se conoce como arquitectura bioclimática. Dos ejemplos: en el proyecto del Centro de Innovación Universitaria Algarve Andalucía CIU3A, promovido por la Universidad de Sevilla, se usan marquesinas horizontales y verticales en las ventanas que dan al sur para que "el sol no irradie sobre el vidrio en verano y si en invierno", dice Tinoco; en el edificio de Endesa de Huelva se ha optado por un diseño tipo colmena con "hexágonos irregulares" distribuidos pensando en la protección solar.

Otra pata de Ingravitto es la rehabilitación energética de edificios ya existentes, a través de la figura del agente rehabilitador, muy vinculada a los fondos europeos Next Generation. Y también es especialista en el diseño de 'workplaces', lugares de trabajo adaptados a los nuevos tiempos, más flexibles, con "puntos ágiles" de reuniones y donde nadie tiene un sitio fijo. Es algo que se está generalizando entre las grandes compañías y ese es el objetivo de la rehabilitación -recién empezada- de su sede en Sevilla, situada en la Avenida de la Borbolla y Premio Nacional de Arquitectura.

Sede de Endesa en Huelva Sede de Endesa en Huelva

Sede de Endesa en Huelva

Ingravitto no quiere quedarse solo en Málaga y aspira a "en uno o dos años" saltar fuera de España, a algún país europeo, "mediante concursos o con un socio local", afirma Tinoco. En los últimos años ha más que doblado su facturación, hasta el entorno de 700.000-1.000.000 de euros y ha hecho su plantilla más multidisciplinar, con la incorporación de ingenieros, especialistas en diseño gráfico o asesores jurídicos. En total 20 personas y otras entre cinco y diez externas trabajan en un proyecto que, seguro, va a crecer en los próximos años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios