Economía

Jordi Sarrias dimite como consejero de Abengoa a los 13 días de ser elegido

Jordi Sarrias, en la imagen difundida por los minoritarios cuando presentó el consejo. Jordi Sarrias, en la imagen difundida por los minoritarios cuando presentó el consejo.

Jordi Sarrias, en la imagen difundida por los minoritarios cuando presentó el consejo.

Abengoa informó en la tarde de este lunes que uno de los tres miembros del nuevo consejo de administración elegido hace sólo 13 días, Jordi Sarrias, ha dimitido como miembro del órgano de gogiberno de la matriz del grupo fundado justamente hoy hace 80 años, el 4 de enero de 1941. La dimisión fue comunicada por la sociedad en una información relevante remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La renuncia se produce después de que los accionistas minoritarios de la sociedad, agrupados en la sindicatura Abengoashares, también comunicasen al regulador de los mercados que vuelven a forzar la convocatoria de una junta general extraordinaria para destituir al consejo por haber traicionado a los accionistas que les habían elegido y alinearse con la dirección destituida en noviembre, que pretendía ejecutar antes del 31 de diciembre el rescate anunciado en agosto y que habría ejecutado una ruptura societaria del grupo y llevado la matriz a liquidación. El año terminó sin que ese salvamento se ejecutara. Abengoasahres, además, comunicó también a la CNMV este lunes que la sindicatura ha aglutinado el 11,55% de los derechos de voto del capital de Abengoa.

La dimisión de Sarrias supone también la pérdida de sus cargos tanto en la comisión de auditoría como en la comisión de nombramientos y retribuciones.

La comunicación de la renuncia fue hecha efectiva mediante una carta al presidente, Juan Pablo López-Bravo, emitida este lunes, que ha sido comunicada inmediatamente al consejo de administración, y aduce como motivo la "prevención de posibles conflictos de interés entre la actividad de la sociedad y la actividad de una de las compañías de la que es administrador".

Pese a este motivo oficial, Sarrias mantenía diferencias con la mayoría del consejo, formado también por el presidente y Margarida De la Riva Smtih, ambos personas de confianza de Marcos de Quinto (la consejera es su cuñada). Sarrias había expresado a representantes de los minoritarios que le habían elegido sus dudas sobre la situación creada en la sociedad a raíz de su elección, al no seguir los mandatos de la junta de accionistas del 17 de noviembre y mantener los planes del consejo destituido en esa fecha.

Los estatutos de Abengoa exigen que para nombrar a un tercer consejero por cooptación, lo haga la mitad más uno de los miembros del consejo. Existen dudas sobre si posible hacerlo en las circunstancias actuales, puesto que la mitad más uno de tres son 2,5 consejeros. Esto es, más de dos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios