Rafael Alcaide | Director territorial de Andalucía y Extremadura de Vodafone “Queremos conseguir que Andalucía sea un referente mundial en 5G”

Rafael Alcaide en la sede del Smart Center 5G de Vodafone. Rafael Alcaide en la sede del Smart Center 5G de Vodafone.

Rafael Alcaide en la sede del Smart Center 5G de Vodafone. / M. G.

Rafael Alcaide Castilla (Córdoba, 1976) lleva casi 11 meses al frente de la Dirección Territorial de Vodafone en Andalucía, tiempo en el que a hecho frente a desafíos tan grandes como la crisis sanitaria y económica del Covid-19.

–La pandemia ha situado a las telecomunicaciones como necesidad básica, porque estando confinados era la única puerta al exterior y los operadores han afrontado un gran desafío. ¿Cómo lo ha vivido Vodafone en su territorial?

–Hemos tenido una respuesta ejemplar del colectivo de empleados de Vodafone, al margen de la relación con nuestros clientes, desde el punto de vista de adaptación a las circunstancias, porque aunque somos una compañía que fomenta el teletrabajo y el acceso remoto a herramientas corporativas esto ha supuesto un reto para nosotros. Fue importante que justo una semana antes pusimos en marcha un simulacro de lo que posteriormente ocurrió. Lo que hicimos fue mandar a todos nuestros trabajadores en nuestra sede en Madrid, Vodafone Plaza, una 2.000 personas a teletrabajar desde casa.

–¿Todos a la vez?

–Sí. Fue el viernes 6 de marzo y el estado de alarma se declaró el 14.

“Una semana antes del estado de alarma ya hicimos un ensayo con la plantilla trabajando desde casa”

–¿Una especie de ensayo general?

–Sí, ese simulacro era un ensayo general para que, en caso de que ocurriera, estuviéramos preparados. También a los empleados que estábamos fuera de la sede de Madrid nos recomendaron trabajar desde casa. También ha sido ejemplar la colaboración de los empleados de Vodafone con la sociedad. Hemos puesto en marcha una iniciativa de acompañamiento remoto a personas ancianas mediante videollamadas. 200 personas de Vodafone han estado haciéndolo.

–¿Con el objetivo de paliar el aislamiento de esas persona?

–Efectivamente. Personas ancianas que o no podían tener contacto con su familias o que ya no la tienen. Son muchas iniciativas. Hemos puesto en marcha un bono social, hemos entregado tarjetas sim principalmente para estudiantes universitarios y de educación básica que tuviesen un contexto de brecha digital para permitirles que continuaran con su formación en remoto. Hemos donado todos los empleados de Vodafone 600 menús diarios... El sentimiento de orgullo de cómo hemos respondido, tanto desde el punto de vista operativo como con lo que hemos hecho para ayudar a la sociedad ha sido muy  relevante.

“En Andalucía tenemos la suerte de contar con grandísimas infraestructuras, de todo el sector”

–¿Y en la parte de funcionamiento del negocio?

–Yo destacaría los incrementos de tráfico y cómo se ha comportado nuestra red. Nos hemos dado cuenta con esta crisis que las infraestructuras de telecomunicaciones son esenciales. Efectivamente ha venido escrito un decreto-ley, si bien creo que no hacía falta para ser consciente de ello. Desde el punto de vista de la infraestructura, en España, y en concreto en Andalucía, tenemos la suerte de contar con grandísimas infraestructuras, no sólo de Vodafone, de todo el sector. Son un ejemplo claro de colaboración público-privada. Destacaría dos ejemplos de ello. En 2010, de acuerdo con la Consejería de Economía de la_Junta de Andalucía, pusimos en marcha una iniciativa para dotar a la comunidad de cobertura 3G en municipios de menos de 10.000 habitantes. Eso permitió en aquel momento que se acortase la brecha digital. Recientemente también hemos puesto en marcha la iniciativa 5G para dinamizar el tejido productivo andaluz y conseguir que Andalucía sea un referente mundial en 5G. La colaboración público-privada ha permitido que en concreto Andalucía, y toda España, afronte esta crisis inesperada y pueda superarla de la mejor forma posible.

–El plus de infraestructura de Andalucía no sólo ha roto el aislamiento sino que ha permitido a muchos negocios funcionar, ¿no?

–Efectivamente. No sólo desde el punto de vista de la empresa, sino también en el nivel particular, hemos sobrellevado la crisis de manera excepcional. Hablo con compañeros de otros países europeos y en esos territorios no están en infraestructura a la altura que está España. El 98% de la población española tiene acceso a la red 4G, por ejemplo. La red de fibra óptica llega a 61 millones de unidades inmobiliarias, de domicilios, una cifra que sería suficiente para dar servicio a todas las viviendas de Alemania e Italia. España es el tercer país del mundo en fibra óptica, sólo superado por Japón y Corea del Sur. Eso ha permitido que tanto las empresas como, sobre todo, los particulares, sobrellevemos mejor la crisis. En concreto, el cliente particular ha disparado el ocio digital, sobre todo el que tiene que ver con contenidos de televisión y plataformas de series y películas. Un dato interesante es que el uso de la aplicación Mi Vodafone, que sirve para controlar los servicios contratados, se ha duplicado durante la crisis. Las empresas, gracias a estas magníficas infraestructuras que tenemos en Andalucía han podido sobrellevar la crisis de la mejor forma posible, no sólo desde las comunicaciones fijas, sino también las de voz.

–¿Puede explicar eso?

–Una de las mayores solicitudes que hemos tenido desde el principio del estado de alarma es que las empresas no sólo pidieron aumentar el caudal de datos fijos que tenían contratado sino que también  poder movilizar sus comunicaciones de voz. Nosotros desde hace mucho tiempo consideramos la voz como un producto móvil, para poder mandar a sus trabajadores a trabajar desde casa con plenas garantías. También se ha multiplicado las solicitudes de herramientas tipo Office 365 o GSuite.

“Llevamos un año ofreciendo 5G y creemos que fue un acierto por la respuesta de los clientes”

–¿Ese crecimiento exponencial del uso de la infraestructura ha tenido correlación en las incidencias o la red ha funcionado bien?

–La red se ha comportado muy bien, aunque lógicamente hemos tenido que hacer ampliaciones. En esta crisis nuestra arquitectura redundada de red  y pensada para dar continuidad al servicio ha ayudado mucho. Siempre se había puesto en cuestión si era idóneo que en un sector tan afectado por la competencia y donde los costes se miran al milímetro tuviésemos esa estructura de red. Y esta crisis ha demostrado que teníamos un diseño de red óptimo para una situación como la que hemos afrontado.

Alcaide interviene en un acto sobre 5G junto aFelipe Granados y Manuel Ortigosa, en la Fundación Cajasol. Alcaide interviene en un acto sobre 5G junto aFelipe Granados y Manuel Ortigosa, en la Fundación Cajasol.

Alcaide interviene en un acto sobre 5G junto aFelipe Granados y Manuel Ortigosa, en la Fundación Cajasol. / Belén Vargas

–¿Lo dice porque una estructura de red redundada es más cara?

–Efectivamente. La inversión para tener una red redundada y diversificada para darle continuidad en situaciones de posibles averías o de un consumo y un número de conexiones exponencialmente alto es mayor. Pero sin ella, no habríamos estado preparados para estas circunstancias. Nuestra red ha vivido una situación como si de golpe duplicásemos el número de clientes. Y la red ha respondido excepcionalmente bien. Y no todos los operadores pueden decir eso.

–¿Cuántos clientes tienen ahora en Andalucía?

–Tenemos 2,3 millones clientes de móviles y 500.000 clientes de banda ancha, de los cuales el 96% son de fibra. Es importante decir que a_Vodafone esta crisis le ha cogido en un buen momento como empresa y desde el punto de vista operativo. Nuestra red como decía estaba preparada para un reto de esta envergadura. Nuestra red móvil ha vuelto a ser declarada como la mejor en España por quinto año consecutivo, según el informe de Umlaut. En la propuesta de valor también nos ha cogido muy bien preparados.

–¿Por qué?

–Un ejemplo claro son nuestras tarifas de voz y datos ilimitadas. Esa fue una proposición de valor que lanzamos al mercado hace poco más de un año. Y a diferencia de lo que muchos pensaban, que era un movimiento de marketing, esta crisis ha demostrado que ése fue un movimiento que hizo Vodafone que respondía a una demanda de los clientes. Hace un año se empezaba a solicitar. Pero ahora se ha disparado. En estos momentos tenemos 2,4 millones de líneas móviles con tarifa ilimitada y el número crece exponencialmente.

“El fútbol ya no es el ‘driver’ que decide el cambio de operador, seguir con él no tenía sentido financiero”

–También en lo estratégico, ¿no? Lo pregunto por la discutida decisión de abandonar el fútbol y centrarse en el entretenimiento digital de ficción, que ahora ha sido demandado más que nunca.

–En general, en Vodafone planificó desde finales de 2018 una nueva estrategia para los próximos años. Tomamos decisiones valientes y arriesgadas. Y, efectivamente, se han demostrado correctas. En junio de 2018 ya anunciamos nuestra intención de dejar de ofrecer contenido de fútbol a nuestros clientes residenciales. Es importante resaltar que Vodafone sí sigue ofreciendo fútbol, pero en el segmento de Horeca. La fórmula que marca la CNMC para el reparto de lo costes del fútbol nos desfavorecía bastante. Para que se haga una idea, para Vodafone el costes anuales por cliente por tener los contenidos del fútbol suponían 980 euros, mientras para nuestros competidores estaba en unos 420 o 430  euros. Desde el punto de vista financiero comprar esos derechos no tenía sentido porque la rentabilidad no se justificaba. Vodafone apostó por lo que la sociedad española demanda: cine y serie. Nos hemos convertido en el mayor agregador de plataformas de este tipo de servicios en España, y uno de lo más importantes del mundo, al hacer confluir las ofertas de Netflix, HBO, Amazon Prime, Filmin, etcétera. Hace poco se han presentado los resultados del ejercicio fiscal anterior y terminamos ese año con 93.000 clientes más de televisión. Y es paradójico que ahora tenemos más clientes de televisión que cuando teníamos el fútbol, que ha dejado de ser el driver en la decisión de cambiar de operador. Esa apuesta, más las tarifas ilimitadas y el despliegue pionero en las redes 5G, que lleva ya un año es una estrategia arriesgadas que ahora se ven acertadas.

“Que la competencia nos siga en las tarifas ilimitadas demuestra que era estratégico y no marketing”

–Y acaban de anunciar nuevas ciudades.

–Efectivamente. Lanzamos hace un año en 15 ciudades, a finales de 2019 lanzamos dos más y ahora se unen otras seis más. Vodafone se caracteriza por el atributo de innovación. La mejor prueba del acierto es que nuestros competidores nos siguen y recientemente han lanzado tarifas ilimitadas de datos y voz.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios