Sostenibilidad

El banco líder de las renovables pone el punto de mira en Portugal

  • Banco Sabadell ha apostado desde 1992 por la financiación de proyectos de energías renovables y hoy ejerce el liderazgo del sector bancario en un negocio que une rentabilidad y sostenibilidad

En el primer semestre de 2019, el banco ha participado en 25 proyectos. En el primer semestre de 2019, el banco ha participado en 25 proyectos.

En el primer semestre de 2019, el banco ha participado en 25 proyectos.

Las renovables viven una segunda y floreciente segunda juventud. Después de la frenada en seco de los proyectos a raíz del recortes de los gobiernos de Zapatero y Rajoy, la vuelta a la normalidad ha propiciado, especialmente a lo largo del pasado año, el nuevo impulso de un sector que se apoya esencialmente en la banca. La seguridad de estar apoyando un negocio rentable se une a la certeza de participar activamente en iniciativas empresariales sostenibles, acercando así el negocio bancario a las líneas marcadas por la ONU en los ODS. Precisamente hace unos meses, el Banco de España dejaba claro que la banca y los inversores están llamados a ser ”actores esenciales” con un papel “muy importante” en la transición hacia un modelo económico más sostenible, como decía la subgobernadora, Margarita Delgado, para quien ”además de medir y controlar los riesgos”, tanto la banca como los inversores “pueden y deben jugar un papel activo en el proceso de transición hacia un modelo económico más sostenible”.

En los primeros seis meses de 2019 se financiaron con créditos multitud de proyectos de renovables en España, y la mayor parte de ellos provinieron de la misma entidad, el Banco Sabadell, que ha participado en 25 operaciones, financiando más de 1.500 MW y prestando más de 1.000 millones de euros. El Sabadell es un pionero del sector que lleva desde 1992 (nada menos que 28 años) financiando iniciativas renovables en el país y que lidera, con significativa diferencia, el negocio bancario en este tipo de proyectos, al frente incluso de las grandes corporaciones financieras nacionales.

Solo en España, el Sabadell ha liderado ya la financiación en casi 6.500 MW de renovables y ha estado involucrado en otros casi 15.000 MW, la mayoría de ellos de energía eólica. También en América, donde ha prestado dinero para más de 12 GW de renovables en Estados Unidos y México. Ahora le toca el turno a Portugal, donde la entidad se ha instalado para trabajar sobre el terreno en un mercado incipiente con enormes posibilidades. Roger Font, director de Project Finance y de Negocios Especializados de la entidad, asegura que existe un “interés creciente de los inversores en las renovables en Portugal”, hasta el punto de que “todos los fondos que miraban España ahora están viendo la península como un único mercado”. Esta situación, unida a la condición de liderazgo de Banco Sabadell, ofrecerá a la entidad la oportunidad de entrar con promotores consolidados en el país vecino.

El elemento diferenciador de Banco Sabadell con respecto a otras entidades es ser pionero en la financiación de proyectos merchant (sin ayudas reguladoras). En el primer semestre de 2009 se han firmado más de diez proyectos de estas características, que representan más de 300 megavatios de potencia y un volumen de préstamos de más de 190 millones de euros. “Esperamos superar así los 200 millones en financiación de proyectos merchant en el 2019, un volumen muy superior a otras entidades”, anuncia Roger Font. La filial Sinia Renovables, que inició en el 2016 un nuevo ciclo inversor de 150 millones de euros en capital para este tipo de activos, ejerce el liderazgo tanto en España como en mercados latinoamericanos maduros.

La energía eléctrica renovable producida por activos de Sínia Renovables en España para 2018 fue de 133 GWh, una energía que supera, por ejemplo, el total del consumo eléctrico del banco en sus oficinas y centros corporativos en España (86 GWh) y que evita la emisión anual de unos 51.000 toneladas de CO2.

Fernando Rojas, director sectorial de Energía en Banco Sabadell, muestra con cifras la decidida apuesta de la entidad por el negocio de las renovables: en 2015, sobre una cartera de inversión de 2.500 millones, el 40% inversión directa de Sabadell se iba a renovables. Cuatro años después, de los 2.700 millones de la cartera en 2019, el 80% ha ido a parar al sector: “Hemos dado un salto grande. Si lo comparas con lo que se está exigiendo por parte de Europa en este sentido”, el Banco Sabadell está claramente “en el camino”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios