Economía

El futuro del agua pasa por la regeneración y la reutilización

  • Actualmente existen cerca de 700 depuradoras de agua en Andalucía, que abarcan el 90% de la población

  • La asignatura pendiente radica en la distribución de esa agua regenerada para usos variados y en cambiar la filosofía actual que existe en materia hídrica

Los participantes en el desayuno organizado por el Grupo Joly. Los participantes en el desayuno organizado por el Grupo Joly.

Los participantes en el desayuno organizado por el Grupo Joly. / reportaje gráfico: josé ángel garcía

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 2.100 millones de personas no tienen acceso a agua potable y disponible en el hogar. Y unos 4.500 millones, más del doble, carecen de un saneamiento seguro. En España y en Andalucía, a pesar de nuestro clima, no solo no existe esa problemática, si no que contamos con una red de abastecimiento que abarca al 100% de los ciudadanos, con un producto de calidad y a un precio bajo. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer y el futuro pasa por conseguir una eficiencia en el uso de este bien provindencial, con el objetivo de asegurar su existencia futura. Para tratar este tema, el Grupo Joly realizó ayer uno de sus Desayunos de Redacción en el que varios expertos en la materia, moderados por el redactor jefe de Economía del Grupo, Alberto Grimaldi, dieron su versión sobre la mejora de la eficiencia de la red de abastecimiento a través de la regeneración y uso de aguas residuales.

Antonio Galán Pedregosa, director gerente de la Agencia de Medio Ambiente y Agua de la Junta de Andalucía, aportó los datos de infraestructuras en los que el ente público ha volcado sus esfuerzos en los últimos años, pasándose en Andalucía de 55 plantas depuradoras en el año 1984 hasta las cerca de 700 que existen actualmente. "¿Es suficiente?, Pues no. De hecho, la Unión Europea sigue dándonos toques de atención para que el mapa de la depuración se complete. Y es ahí donde la Junta está poniendo el acento en las políticas de infraestructuras hidráulicas. Hoy en día, alrededor del 90% de la población andaluza ya depura sus aguas. Hay que poner el celo en ese 10% restante".

Además, en la zona en la que la Junta tiene competencias, son 480 hectómetros cúbicos los que se depuran y 120 los que se utilizan, un 27%. Por lo que hay todavía mucho trabajo por delante para que las infraestructuras y la normativa permitan un mayor uso de agua regenerada, a juicio de Galán.

Para ello, el representante de la Junta explicó que, además de los fondos europeos, se cuenta actualmente con el canon que se cobra en la factura, que va destinado a políticas de infraestructura. "Ahora mismo se están ejecutando 274 millones de euros en las plantas de depuración. El año pasado, la Consejería de Medio Ambiente fue una de las mayores inversoras de obra civil, precisamente por estas políticas de regeneración del agua", afirmó Galán.

A este respecto, Jaime Palop, consejero delegado de Emasesa, confirmó la inversión importante de la comunidad autónoma en este terreno y recalcó la "estupenda red de abastecimiento con la que cuenta Andalucía, con un precio además, bastante asequible, que supone el 0,91% de la renta familiar al mes en la región", precisó. "Pero ahora mismo lo que nos estamos jugando es si somos sostenibles. Para ello, hay que plantearse si nuestros hijos o nietos van a tener un sistema de saneamiento, depuración y reutilización de aguas universal o no. La crisis ha cambiado algunos conceptos. El dinero que venía de Europa, autonomías o ayuntamientos para las infraestructuras ha disminuido y el ciudadano tendrá que colaborar más para poder mantenerlas en el tiempo. Con una tarifa de 2 euros el metro cúbico que se paga ahora en España, tendremos problemas para financiar las infraestructuras y, sobre todo, para mantenerlas. Por lo tanto, habrá que poner sobre la mesa, cómo se van a financiar esas infraestructuras", señaló el consejero delegado de Emasesa.

Asimismo, lanzó la reflexión de hasta dónde estamos dispuestos a llegar en cuanto al marco regulatorio del tratamiento de aguas y su utilización. Palop indicó que en California, donde llevan muchos años reflexionando sobre este tema, han llegado a la conclusión de que, si hiciera falta, tendrán que beberse el agua regenerada. "En la medida en que seamos conscientes de que vivimos en una zona con escasos recursos y cambiemos la filosofía, normalizaremos el uso de aguas regeneradas y ampliaremos sus aplicaciones", indicó.

Por su parte, Pedro Rodríguez Delgado, director gerente de Aljarafesa, incidió en que era necesario cubrir el 100% de la depuración de las aguas andaluzas, como un primer paso para la reutilización de las aguas residuales y destacó que la tarifa actual no es sostenible. Por otro lado, se refirió a un nuevo reglamento en el que está trabajando la Junta de Andalucía para integrar en la normativa del agua no solo el abastecimiento, si no el ciclo completo. "En esa normativa estamos participando tanto entes públicos como empresas privadas, así como los ciudadanos, representados por asociaciones de consumidores, por lo que están todos los agentes representados, algo muy positivo", opinó Pedro Rodríguez.

Manuel Cardeña, consejero delegado de Acosol, puso el énfasis en la necesidad de la reutilización de las aguas depuradas para completar el ciclo. Así, mencionó los 35 kilómetros de tuberías existentes en la Costa del Sol destinados al riego de medio centenar de campos de golf con agua depurada. "Consolidado ya el tema de riego con aguas regeneradas en zonas públicas, debemos extender el sistema a las áreas privadas y a que se baldeen las calles", señaló el responsable de Acosol. Por otro lado, destacó las "especiales" características de la zona de la Costa del Sol, que cuenta con pantanos de pequeño tamaño y con pocas precipitaciones, y señaló las soluciones para paliar esta carencia: "O interconectamos la zona de Cádiz y la provincia de Málaga o ahorramos consumo con el uso de agua regenerada. Por aquí va el futuro. Actualmente generamos 20 hectómetros de agua saneada y solo destinamos seis a los campos de golf, por lo que tenemos ahí muchas posibilidades si pudiéramos diversificar su utilización. Para ello será necesario dotar de redes de distribución a esa agua regenerada en las depuradoras, lo cual hoy en día, salvo los 35 kilómetros mencionados, no existe en toda Andalucía", señaló Cardeña.

Otra de las problemáticas sobre el uso de aguas regeneradas en la actualidad, a juicio de Javier Gutiérrez del Álamo, director de Parques y Jardines de Málaga, es la política restrictiva de la utilización para el riego y el alto coste de las infraestructuras necesarias para ello. "Ahora mismo en Málaga no se usa agua regenerada. Por normativa sanitaria, solo es posible su uso en parques alejados de viviendas y con unas características especiales y además con un alto coste de inversión en infraestructuras. Nosotros nos surtimos fundamentalmente de aguas freáticas en un 96% y el resto es agua de la red de abastecimiento", señaló el responsable malagueño. "Por tanto, es evidente que para que podamos hacer mayor uso de las aguas regeneradas, es necesario que cambien muchas cosas", concluyó.

A este respecto, su homólogo en Sevilla, el director de Parques y Jardines del Ayuntamiento hispalense, Adolfo Fernández Palomares, hizo hincapié en la heterogeneidad del territorio. "En Sevilla, por ejemplo, tenemos agua de muy fácil acceso y muy barata, lo que quiere decir que cubrir las necesidades de riego puede ser asumible, por lo que las soluciones generales hay que examinarlas después según cada caso", indicó. En cuanto al uso de aguas regeneradas para el riego, el responsable del Ayuntamiento sevillano indicó que, aunque tecnológicamente se podría hacer, económicamente todavía habría que mejorar. "Aún así, parece obligatorio realizar una planificación para dar respuesta a posibles cambios climáticos que obliguen a utilizar aguas regeneradas y hacerlo viable tanto tecnológicamente como económicamente, además de cumplir con la normativa sanitaria", precisó Fernández Palomares.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios