Sevilla FC Sampaoli se estrenará como 'streamer' en Twitch este jueves

XX Congreso de Directivos de CEDE

Garamendi pide en Córdoba "normas adecuadas" al Gobierno para poder relanzar la economía

  • El presidente del CEOE pronostica que España "no crecerá por encima del 5%" como apunta el FMI

  • Bonet pide aprovechar "la oportunidad" que supondrá la importante inyección de fondos europeos

José Luis Bonet, Antonio Garamendi e Hilario Albarracín, durante su ponencia.

José Luis Bonet, Antonio Garamendi e Hilario Albarracín, durante su ponencia. / Miguel Ángel Salas

El foro de debate y reflexión que es el XX Congreso de Directivos de CEDE (Confederación Española de Directivos y Ejecutivos), que se celebra este jueves en Córdoba bajo el lema Nuevos tiempos, nuevas oportunidades, se ha dibujado sin duda como un escenario perfecto para poner sobre la mesa cómo irá la economía española, con el papel clave de las empresas, en el presente y en el futuro próximo. Y ha servido también para mostrar el lado crítico del sector contra las políticas de reforma laboral que negocia el Ejecutivo.

Con una mesa de debate integrada por José Luis Bonet, presidente de la Cámara de Comercio de España, y Antonio Garamendi, presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), el expresidente de KPMG, Hilario Albarracín, se ha encargado de poner en juego, en su papel de moderador, algunos aspectos básicos. De un lado, el crecimiento del PIB, que el Fondo Monetario Internacional (FMI) ha rebajado al 5,7% para 2021 y el 6,4% para 2022, sobre todo tras los problemas con la energía y la carrera de suministros; de otro, el rol de los fondos europeos y la manida colaboración público-privada.

Antonio Garamendi ha sido tajante al respecto y ha lanzado un aviso: "Nosotros estamos diciendo que no vamos a crecer por encima del 5%". Con todo, el presidente de la CEOE ha recordado que "hay un problema global con la energía, los materiales y ahí los directivos tendremos que gestionar", aunque tal vez "lo primero es fomentar el optimismo, algo a lo que estamos acostumbrados". Luego entrarán en juego las normas que imponen los gobiernos, que pasan por la seguridad jurídica, la estabilidad regulatoria y la calidad normativa, y que son fundamentales: "El panorama es bueno, la marca España la tenemos que vender más en casa que fuera, pero haremos bien nuestro trabajo cuando tengamos las normas adecuadas".

Algo más optimista en su discurso se ha mostrado José Luis Bonet, que ha admitido que "hay peros, los precios al alza de la energía, problemas de suministros de materias primas y componentes... Los peros se han ido acentuando", destacando pese a todo que "hay un optimismo, aunque hay que ser prudentes". "España ha dado un salto en 45 años, y los responsables son primero los españoles, porque cuando nos ponemos, nos ponemos; y luego los motores, que son las empresas, que han funcionado". Es por eso que, siguiendo la tesis de su compañero de debate, ha insistido en que "toda política tiene que ser en coherencia con la empresa, y poner trabas y dificultades, más aún en una situación no consolidada, no hace bien".

El presidente de la Cámara de Comercio de España tiene claro que "hay que reinventarse, transformarse tras la pandemia, y vale para las personas, las empresas y el país". Con el punto clave de que "los recursos los pone Europa y ahora hay que aplicarlos bien", Bonet ha puesto también énfasis en la colaboración público-privada, las reformas y el consenso, principalmente para dar valor al papel de las pymes en la economía nacional, que está ante una oportunidad excepcional porque recibirá 140 mil millones de euros de la Unión Europea, una cifra superior a la que ha percibido el país en el conjunto de los años anteriores.

Ante este panorama, el directivo considera que es básico que esos fondos lleguen a las pequeñas empresas, que suponen el 99,8% del tejido empresarial. "Las pymes tienen que transformarse, hacer el esfuerzo que haga falta, y cualquier empresa debe ser ayudada", ha apuntado Bonet, que ha puesto en valor que "España tiene una extraordinaria cantidad de medianas empresas con grandes posibilidades, y lo que vamos a hacer en los próximos años es dar un salto tras el primero que frenaron las dos crisis de 2008 y 2012.

Por su parte, Antonio Garamendi, negociador con el Gobierno por parte de la empresa, ha puesto voz a las preocupaciones del tejido empresarial, más centrado "en las reformas y los problemas que generen esas contrarreformas que en los fondos", principalmente porque "Europa nos está pidiendo reformas que no son las que nos venden aquí". Además, el presidente de la CEOE ha apuntado que "el crecimiento de las pymes debe venir de la mano de una responsabilidad social, con formación y aprovechando esa capilaridad de las empresas tractoras", que tienen un valor fundamental, tanto como el sector financiero, por lo que es "muy importante la implicación" entre grandes, medianas y pequeñas empresas.

Ya por último, ambos han dado relieve al talento porque "hay que potenciar la educación en valores, la educación para la ciudadanía, en competencias digitales o en idiomas", según ha señalado José Luis Bonet, que ha encontrado una vez más la complicidad de Antonio Garamendi: "Hay un problema de aptitud, si bien se está trabajando bien ahora en la formación dual, y también de actitud", si bien ha finalizado pidiendo unidad porque "es un momento muy importante para España".

La innovación como reto de futuro

Antes de la mesa redonda de Bonet, Garamendi y Albarracín, el Congreso de Directivos de CEDE ha abordado La innovación como reto de futuro con la participación de la consejera delegada de Eurosemillas Ana Cano y la moderación del patrono de la Fundación CEDE César Arranz.

Cano ha explicado que la innovación es la base de la compañía, “está en nuestro ADN y es el motor de la empresa, y para ello miramos hacia dentro de la empresa y hacia afuera". "La empresa necesita de personas que desarrollen la cultura innovadora porque sin ese perfil es imposible. La cultura de la empresa debe desarrollarse desde la innovación y es obligación de la compañía poner las herramientas necesarias para poder llevarla a cabo. Después, mirando para afuera, hay que identificar las tecnologías potenciales y las posibilidades de mejora que nos proporciona el entorno”.

La consejera delegada de Eurosemillas lo tiene claro: “La innovación genera beneficio económico, y éste hay que volver a invertirlo en innovación para seguir creciendo”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios