SUCESO Un abuelo mata a sus dos nietos en Granada y se suicida

MARÍA DEL MONTE Antonio Tejado sale de la cárcel

Economía

La provincia de Málaga gana en 20 años 400.000 habitantes pero 42 pueblos pierden población

Gente en las calles de Málaga durante las fiestas navideñas

Gente en las calles de Málaga durante las fiestas navideñas / Javier Albiñana

Málaga ha ganado desde 2001 casi 400.000 habitantes (393.411 en concreto) y desde entonces solo en un año, 2014, perdió población. Se trata de un proceso imparable que habla muy bien del atractivo de la provincia y que no se ha detenido ni siquiera en el año de la pandemia, 2020, cuando Málaga lideró el crecimiento poblacional de toda España con 9.731 residentes más, según la estadística del Padrón que todos los años publica el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Pero este crecimiento –que en el largo plazo ha sido exponencial sobre todo en los municipios costeros y en menor medida en la capital– también ha tenido una cara b. Más de 40 de los 103 municipios de la provincia (42 en concreto) han perdido habitantes en estas dos décadas, la mayoría de de interior y de menos de 4.000 habitantes, aunque también los hay que han ganado peso.

Entre los municipios del interior con mayor población, Ronda ha sufrido una merma, de 590 habitantes y Archidona de 92, mientras que Antequera gana 532. Suban o bajen en habitantes, son variaciones leves que indican un claro estancamiento poblacional en estos municipios. En el interior, entre los pueblos de cierto tamaño Campillos (8.301 habitantes) muestra una cierta pujanza con 620 habitantes más, que en términos absolutos puede no parecer mucho pero en porcentaje es hasta un 8% más. Y también crece Álora (13.336 habitantes), un 6,94% en concreto, o lo que es lo mismo, 865 habitantes En el interior, únicamente Frigiliana, con un incremento del 46%, ve incrementando de forma muy sustancial el número de personas residentes en el municipio. Pasa de 2.182 a 3.198.

Los pueblos de la costa, por su parte, ha multiplicado sus habitantes. Y no es exageración. Benalmádena ha más que doblado su población (de 33.557 a 70.204); Mijas ha elevado sus habitantes un 93% (de 44.741 a 86.744); Estepona un 65,2% (de 43.527 a 71.925); Fuengirola un 64,3% (de 50.263 a 82.585); Torremolinos un 55,9% (de 43.613 a 68.056); Marbella un 33,1% (de 110.847 a 147.958) y Nerja un 28% (16.464 a 21.018). El que más crece es uno casi fronterizo con Cádiz, Manilva, que casi triplica sus habitantes, de 5.986 a 16.849.

La Costa del Sol se convierte, así, en el motor sin duda del aumento poblacional de Málaga, aunque también influye el crecimiento no tanto de la capital (un 8%, hasta 577.405 habitantes, aunque en términos absolutos es la que más sube, en 43.198) como de su área metropolitana. Alhaurín de la Torre tiene un 84% más de residentes que hace 20 años, Alhaurín el Grande un 49% más; Cártama un 104,48% más; Coín un 30,1% más; y Rincón de la Victoria un 105% más. Caso aparte es Vélez-Málaga, la principal ciudad de la Axarquía. Gracias a la explosión en los últimos años del cultivo de los subtropicales, su población se ha elevado un 47,5% en dos décadas, de 56.233 a 82.967.

La estadística deja otros datos curiosos. Por ejemplo, no son los municipios muy muy pequeños los que más disminuyen su población sino los de entre 1.000 y 5.000 habitantes. El 70% de los malagueños vive ya en municipios de más de 50.000 habitantes (1,1 millones) frente al 56,6% de hace 20 años (750.000). En 14 municipios de la provincia, además, más del 30% de la población es extranjera. En total, hay 271.625 foráneos, el 16% de la población total.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios